Kia Sportage 1.6 T-GDI MHEV, o cómo tener un SUV con etiqueta ECO a buen precio - Autofácil
Connect with us

Buscar

Kia Sportage GT Line T-GDi 150 MHEV

Sportage

Kia Sportage 1.6 T-GDI MHEV, o cómo tener un SUV con etiqueta ECO a buen precio

De todos los tipos de electrificación que hay, la microhibridación es la forma sencilla y asequible. Este Kia Sportage es un ejemplo.

Lo primero. ¿Qué es la microhibridación, como la que lleva el Kia Sportage 1.6 T-GDi MHEV de esta prueba? Sencillo. Digamos que, básicamente, hay tres tipos de hibridación: la microhibridación (también conocida como Mild Hybrid o hibridación ligera), la hibridación ligera y los híbridos enchufables.

Los dos primeros tipos permiten que un vehículo obtenga la etiqueta ECO de la DGT, mientras que el tercero le da derecho a llevar la etiqueta CERO siempre que homologue más de 42 km de autonomía eléctrica. Y, en todos los casos, da igual que el vehículo sea diésel o gasolina.

Kia Sportage GT Line T-GDi 150 MHEV
Kia Sportage GT Line T-GDi 150 MHEV

Una microhibridación consiste, básicamente, en un pequeño motor eléctrico que es capaz de asistir al motor de combustión pero que no es capaz de moverlo por sí solo, salvo en determinadas condiciones, como cuando vamos llaneando por autopista a 120 km/h sin apenas acelerar. Esa asistencia reduce levemente el consumo y las emisiones.

La hibridación, en cambio, sí es capaz de mover al vehículo por sí solo en torno a 3-4 kilómetros cuando tiene batería, y su nivel de asistencia es muy superior, de manera que la reducción de consumo es muy notable.

Por último, un híbrido enchufable cuenta con una batería mucho más grande, de entre 10 y 15 kWh de capacidad normalmente, que se recarga en un enchufe y le permite rodar solo con electricidad, si así lo deseamos, unos 40-50 kilómetros reales. Cuando no se va en modo 100 % eléctrico y se emplea el modo híbrido, la reducción de consumo también es notable.

En el caso del Kia Sportage, se ofrece con los tres tipos de hibridación. En este caso, nos vamos a centrar en la microhibridación de la versión 1.6 T-GDi de gasolina y 150 CV, un sistema que también se ofrece con el motor 1.6 CRDi diésel de 136 CV, más indicado que el gasolina para quienes vayan a realizar más de 15.000 kilómetros al año y, principalmente, por carretera y evitando trayectos cortos.

Así es el Kia Sportage

El Kia Sportage es un SUV de 4,51 metros que se presenta como rival directo del Hyundai Tucson, el Peugeot 3008, el Renault Austral o el Volkswagen Tiguan, entre otros. La gama está configurada de la siguiente forma:

  • Kia Sportage 1.6 CRDi 115: Diésel, etiqueta C, 115 CV, cambio manual, tracción 4×2, acabados Concept y Drive; desde 32.002 euros.
  • Kia Sportage 1.6 CRDi 136 MHEV 48V: Diésel, etiqueta ECO, 136 CV, cambio manual o automático, tracción 4×2, acabados Drive, Tech y GT-Line; desde 36.002 euros.
  • Kia Sportage 1.6 T-GDi: Gasolina, etiqueta C, 150 CV, cambio manual, tracción 4×2, acabados Concept y Drive; desde 29.250 euros.
  • Kia Sportage 1.6 T-GDi MHEV 48V: Gasolina, etiqueta ECO, 150 CV, cambio manual o automático, tracción 4×2, acabados Drive, Tech, 30 Aniversario, GT-Line; desde 32.602 euros.
  • Kia Sportage 1.6 T-GDi MHEV 48V 4×4: Gasolina, etiqueta ECO, 180 CV, cambio automático, tracción 4×4, acabado GT-Line; desde 49.830 euros.
  • Kia Sportage HEV: Gasolina/híbrido, etiqueta ECO, 230 CV, cambio automático, tracción 4×2 ó 4×4, acabados Drive, Tech y GT-Line; desde 38.450 euros.
  • Kia Sportage PHEV: Gasolina/híbrido enchufable, etiqueta CERO, 265 CV, cambio automático, tracción 4×4, acabados Drive, Tech y GT-Line; desde 43.000 euros.

Si nos centramos en la versión de esta prueba, se trata de un Kia Sportage GT-Line 1.6 T-GDi MHEV. Lleva un motor de gasolina de cuatro cilindros de 1.6 litros turbo con 150 CV. Equipa un sistema de microhibridación con un sistema de 48 voltios y etiqueta ECO de la DGT. Tiene tracción delantera (también puede ser 4×4) y monta un cambio automático de siete velocidades (hay otras versiones que también pueden ser manuales). Estos son sus principales datos técnicos:

Precio 43.080 euros
Motor1.6 Turbo, cuatro cilindros,
gasolina, michohibridación de 48V
Potencia150 CV a 5.500 rpm
Par250 Nm de 1.500 a 4.000 rpm
TransmisiónAut. de 7 velocidades, tracción delantera
Dimensiones4,51 / 1,86 / 1,64 metros
Peso1.580 kilos
Maletero562 litros
Aceleración 0-100 km/h9,6 segundos
Consumo l/100 km6,6 l/100 km

Así es por dentro el Kia Sportage

El interior del Kia Sportage tiene un diseño moderno, destacando esa gran pantalla que une la instrumentación con lo que sería la clásica pantalla central de otros modelos. Justo en el medio de la consola central encontramos una fila de botones táctiles que tienen doble función, según lo que necesitemos: o bien permiten manejar la climatización, o bien son un menú de accesos directos para la pantalla central. Basta con tocar un botón para que esa fila sirva para uno u otro cometido.

Kia Sportage GT Line T-GDi 150 MHEV

Es un interior también agradable, tanto por el tacto de los mandos o de los materiales, como por la iluminación interior, el trabajo de las propias pantallas o el puesto de conducción, con un asiento cómodo y unas posibilidades de reglaje amplias para que cualquier persona, sea cual sea su complexión, no tarde en dar con su posición ideal. Se va sentado en una posición elevada, como es habitual en los SUV’s, algo que favorece el acceso y la visibilidad pero que limita levemente la sujeción del cuerpo en curvas.

Si hablamos de espacio, nos encontramos con uno de los SUV’s más amplios en sus plazas traseras, sobre todo por espacio para las piernas. Además, encontramos salidas de aire independientes detrás, dos tomas USB-C en los respaldos de los asientos y la parte posterior de los reposacabezas delanteros están diseñadas para utilizarlas a modo de perchero para chaquetas, por ejemplo.

Kia Sportage GT Line T-GDi 150 MHEV
Kia Sportage GT Line T-GDi 150 MHEV

Esta versión del Kia Sportage tiene un maletero de 562 litros, que está muy bien. Recordemos que el Kia Sportage, en función del tipo de motor y versión, ofrece entre 526 y 591 litros. Es un buen maletero en todos los casos, pues la media en este segmento supera por poco los 500 litros.

Así va el Kia Sportage

Como hemos visto, esta versión emplea un motor de gasolina 1.6 turbo de 150 CV. Tiene una respuesta progresiva y contundente, de manera que mueve al Kia Sportage con soltura. Es un motor poco ruidoso y que transmite pocas vibraciones y, en esta versión, es posible modular a través del equipo de audio el sonido que llega desde el motor para que sea más deportivo o menos. Sinceramente, nos gusta cómo está de serie.

Kia Sportage GT Line T-GDi 150 MHEV
Kia Sportage GT Line T-GDi 150 MHEV

El cambio automático de siete velocidades es un buen aliado del motor, tanto por suavidad en los cambios como por rapidez. El Sportage tiene tres modos de conducción: Tecno, Normal y Sport; en todos se puede utilizar el cambio de forma manual a través de las levas, pero sólo en el modo Sport es posible que se quede de manera permanente en manual; en los otros dos, al poco tiempo, vuelve a cambiar de forma automática.

El consumo es razonable para un motor de gasolina de su peso y potencia, pero debemos recordar que el sistema de microhibridación es una pequeña asistencia para el motor de combustión y que su resultado no es especialmente notable. Lo normal es moverse entre los 7,5 y los 8 litros/100 km en carretera a velocidad sostenida, mientras que en ciudad es fácil situarse por encima de esos 8 litros/100 km de media.

Kia Sportage GT Line T-GDi 150 MHEV
Kia Sportage GT Line T-GDi 150 MHEV

Si hablamos de chasis, el Kia Sportage apuesta claramente por la comodidad, gracias a una suspensión poco seca que cuida bastante de los ocupantes. El comportamiento es bueno porque es un coche preciso y de reacciones muy nobles, destacando más por su aplomo y sensación de control en vías rápidas que por agilidad en carreteras de curvas. Es lo suyo es un SUV de este tipo.

¿Y en campo? La versión de esta prueba tenía sólo tracción delantera, de manera que sus ventajas frente a un turismo normal son las que le aportan su mayor altura libre. Para esos menesteres, es mejor optar por una versión de tracción total y equiparla con neumáticos M+S; así tendremos un coche muy interesante para movernos por caminos o por carreteras nevadas.

Galerías de fotos

Vídeos

Radar Velocidad radares térmicosRadar Velocidad radares térmicos

Radares y multas

Existen algunos trucos para evitar las multas por exceso de velocidad de los radares de la DGT. Hemos reunido 5 consejos fáciles de seguir.

Apertura ojo 400 voltiosApertura ojo 400 voltios

Técnica

Muchos cargadores para coches eléctricos anuncian potencias de hasta 360 kW... pero la velocidad real de carga puede estar limitada por la tensión a...

Apertura como funciona práctico fácilApertura como funciona práctico fácil

Técnica

En esta entrega de la saga de vídeos "Cómo Funciona" de Autofácil nos centramos en cinco sistemas o equipamientos que simplifican la experiencia al...

Te puede interesar

Dacia

¿Te imaginas una furgoneta camper por menos de 20.000 euros? Su nombre sería Dacia Sandman y podría ser una realidad en 2025.

Coches Eléctricos

Con la expansión de la movilidad eléctrica y las restricciones a la circulación de los vehículos más contaminantes, la compra de un híbrido se...

Carnet por Puntos

En caso de pérdida, robo o deterioro del carnet de conducir ya puedes pedir un duplicado de manera online con duplicadocarnetconducir.com. Se puede hacer...

Lada

El Lada Niva todavía se vende en muchos países y se puede comprar por un precio inferior a 8.500 euros, pero ¿es una buena...