Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

0

Los Land Rover Defender más raros

Publicado el jueves 12 de septiembre de 2019
Los Land Rover Defender más raros

Desde que el primer vehículo salió de la factoría de Solihull muchos ya vieron el potencial del Land Rover como base para desarrollar los más dispares artefactos. Vehículos capaces de surcar la tierra, el mar y... casi el aire.

Uno de los primeros en ver las posibilidades que ofrecían los Land Rover fue el escocés James A. Cuthbertson, que en 1936 había fundado una empresa dedicada a la fabricación de orugas de automoción para la nieve. Desde el nacimiento del Serie I, la empresa radicada en Biggar incorporó sus cadenas a los Land Rover, optimizando las capacidades todoterreno de estos vehículos sobre superficies blandas, como barro o nieve.

A lo largo de varias décadas, Cuthbertson equipó hasta 15 unidades de Land Rover Serie I, II y III, hasta el cese de su colaboración con la marca en 1972. Mecánicamente los vehículos no presentaban cambios sustanciales respecto a los de serie, salvo por una nueva bomba hidráulica para la servodirección, que se ubicaba delante del cigüeñal.



Los Land Rover con orugas fueron resucitados por la marca a principios de los 80, cuando se construyeron las dos unidades que fueron utilizadas por Sir Ranulph Fiennes en su expedición Transglobe.

En 1952 subía al trono Isabel II de Inglaterra y, para darse a conocer ante sus súbditos, comenzó una serie de viajes por el Reino Unido y el resto de países de la Commonwealth. Para tal fin, Land Rover ofreció un Serie I de 86" –en 1958 aparecería una segunda versión de 88", denominada State II– adaptando un espacio en la parte trasera, tapizado en cuero azul, en el que se ubicaban los monarcas.

Este vehículo, que recibió la denominación de 'State IV', dio origen a la estrecha relación que, desde entonces, ha mantenido la firma de Solihull con la Casa Real británica de la que es proveedora; siendo, además, el único fabricante que cuenta con cuatro certificados de garantía reales. El State IV estuvo en servicio hasta 1974, cuando fue sustituido por otro más confortable elaborado a partir del recién llegado Range Rover de dos puertas.



Mucho menos glamur –pero más adrenalina– destilaba el Forest Rover, un desarrollo de 1961 que pretendía crear un vehículo que sirviera para tareas forestales. Para ello se partió de un Serie II de batalla corta al que se instalaron –después de modificar la carrocería– unas ruedas de tractor de 28" y unos nuevos ejes dimensionados para tal calzado.

Este todoterreno disponía de una impresionante altura libre de 432 mm, lo que le permitía circular entre los troncos caídos sin mayores problemas. La cabina y resto de los componentes mecánicos —motor, árbol de transmisión, dirección e incluso frenos— se mantenían de serie. Su comportamiento distaba de poder calificarse de ágil: su velocidad máxima era de 45 km/h y su diámetro de giro, superior a 12 metros.

Forest Rover, 1961.


Hoy resulta un vehículo bastante raro porque se conservan muy pocas unidades de las 20 que se llegaron a producir, la mayoría de ellas para enviar fuera del Reino Unido.

Los Land Rover también flotan

Los intentos de lanzarse al agua (y flotar) a bordo de un Land Rover han sido numerosos en los 68 años de historia del modelo. El más pintoresco fue el que llevó a la marca a desarrollar en 1965 el OTAL –One Ton Amphibious Land Rover–, prototipo de un vehículo destinado al ejército australiano, cuya flotabilidad venía dada por la inyección de espuma sólida en los paneles de de la carrocería. Aunque el proyecto fue pronto desestimado.



Dos años antes se habían incorporado unos voluminosos flotadores laterales a un Serie II con el que se realizaron varias exhibiciones. Una idea que ha sido retomada en varias ocasiones por Land Rover con fines promocionales y que en 2011 fue adaptada al Land Rover Defender 110 por los miembros de la Expedición "Cape To Cape" para cruzar el estrecho de Bering. Y lo consiguieron.

Otros vehículos que permiten circular sobre distintas superficies son los hovercrafts y, por supuesto, los Land Rover han conocido transformaciones de este tipo. La más importante fue la llevada a cabo por el especialista Vickers Armstrong en 1962. Consistía en un bastidor construido alrededor de un Serie II, sobre el que se colocaba la parte textil del hovercraft.

El motor de serie servía para propulsar las ruedas del vehículo, mientras que en la parte trasera se ubicaba un motor auxiliar que movía dos enormes ventiladores. Vickers diseñó este vehículo con fines agrícolas, aunque pronto se exploraron sus capacidades como vehículo militar. Su movilidad sobre terrenos blandos era extraordinaria, pero su capacidad de carga, nula, por lo que pronto se desestimó la viabilidad de su fabricación.



Con fines militares fue también concebido en 1978 el Centaur; un híbrido entre todoterreno y tanque. La parte de todoterreno era la reconocible cabina de un Land Rover V8, mientras que las cadenas motrices eran tomadas de un Alvis Scorpion.

El objetivo era desarrollar una base que admitiera después diferentes carrocerías —ambulancia, plataforma lanzamisiles, etc.—, pero el proyecto no tuvo mucho futuro por lo ruidoso del vehículo —108 dB en el interior—, su poca manejabilidad al tomar curvas ¡y sus siete toneladas de peso! Más éxitos tuvieron las transformaciones de la empresa Shorland dedicada durante décadas a proporcionar unidades blindadas del Defender al Ejército británico.

Land Rover Centaur, 1978.


Creaciones inverosímiles han sido llevadas a cabo también para el celuloide, como las 31 unidades del "City Cab" que aparece monográficamente en la película Juez Dredd, de 1995. Después de realizar el primer prototipo sobre un 101 militar, Land Rover delegó la fabricación de los 30 restantes en la empresa Dunsfold que, después de las labores de promoción de la película, recuperó un buen número de unidades para devolverlas a su forma original como camionetas 101 de cabina avanzada.

De todas las transformaciones realizadas sobre Land Rover, una de las más funcionales es la realizada en Sudáfrica para transformar los Defender en los denominados "Game Viewer"; los 4x4 utilizados para llevar "de safari" a los turistas en reservas de animales.

Disponen de 11 plazas colocadas en forma de grada para garantizar la mejor visibilidad; hay cargadores para móvil y cámara de fotos en cada asiento; la parrilla frontal se abate y hace las veces de mesa para tomar un refrigerio y en la parte delantera izquierda, sobre la aleta, se ubica una silla abatible en la que se sienta el guía.



Una alternativa que garantiza mejor visibilidad que los 147 Station Wagon de siete puertas, también desarrollados por la filial sudafricana de Land Rover, siempre bajo la supervisión del hiperactivo Departamento de Vehículos Especiales de Solihull, encargado de desarrollar, durante décadas, cientos de vehículos para la propia compañía o para satisfacer las peticiones de empresas, instituciones e, incluso, clientes particulares.

Por último, si quieres conocer toda la información del Land Rover Defender, puedes encontrarla en nuestro libro titulado Land Rover Defender: el señor de la Tierra, que conmemora los 68 años que se mantuvo en el mercado este formidable TT clásico.



 

 
 
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Land Rover.
Precios del Land Rover Defender Diesel, gasolina, híbridos, eléctricos...

Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Luike
Otros medios del grupo: logo Luike | logo formulamoto

Síguenos en

  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • RSS