Hacienda ha intensificado los controles

Ojo si pones un coche particular a nombre de tu empresa

Ojo si pones un coche particular a nombre de tu empresa
Autofacil
Autofacil


Es cierto que si compras un coche y lo pones a nombre de tu empresa, podrías desgravarte dinero tanto por su compra -el 100% del IVA si lo empleas únicamente para trabajar o el 50% si le das un uso profesional y particular-, como por su uso -el 100% del gasto de combustible, revisiones… si lo utilizas para trabajar y el 50% si le das un uso mixto- e, incluso, por amortización: cada año, podrás desgravarte el porcentaje en el que disminuye el valor del vehículo según pasan los años -lo determinan las tablas de amortización de Hacienda-. Eso sí, para desgravarte el IVA deberás guardar los recibos relacionados con el coche y apuntar sus gastos en los libros de contabilidad de la empresa.

Ahora bien, en los últimos años, Hacienda ha extremado los controles en estos casos y, si la Agencia Tributaria te pilla -recuerda que las irregularidades de tu declaración son sancionables hasta pasados cuatro años- pueden imponerte una multa de hasta el 150% de lo que te tocaba pagar y no abonaste -o bien si, por incluir el coche a nombre de la empresa, la declaración te salió a devolver, podrían obligarte a abonar el 200% de lo que te ingresaron en su momento-.