Cambio manual o automático

Mazda CX-5 Sportive 2021: un acabado deportivo ¡que desafía al Audi Q3 S line!

8 Mazda CX-5 Sportive 2021: un acabado deportivo ¡que desafía al Audi Q3 S line!
Fotos: Mazda CX-5 Sportive 2021
Pablo Gutiérrez
Pablo Gutiérrez

El Mazda CX-5 es uno de los SUV con más personalidad del mercado y cada día se sitúa más cerca de sus rivales premium. Es el caso del acabado Sportive, que mezcla deportividad y elegancia a partes iguales.


El Mazda CX-5 se sitúa como uno de los SUV más recomendables de la categoría, y sobresale por su diseño, calidad de acabados y su magnífico tacto de conducción. Pero en la marca japonesa no se conforman con todos estos argumentos y estrenan un acabado deportivo para restar protagonismo a los rivales premium, como el Audi Q3 S line, BMW X1 M Sport o el Mercedes-Benz GLA AMG Line, sin olvidarse del DS7 Crossback Performance Line + que te presentamos recientemente.

El Mazda CX-5 Sportive ha iniciado su comercialización en determinados países europeos. Exteriormente se distingue por los detalles cromados, las llantas de aleación de 19″ en tonos oscuros, el pilar B y los retrovisores en color negro o la antena de techo en forma de aleta de tiburón. También ofrece los cristales oscurecidos, faros LED adaptativos ALH y una terminación especial para la parrilla frontal.

Mazda CX-5 2021

Por su parte, el interior recibe el equipo de audio BOSE con diez altavoces, instrumentación proyectada Head Up Display, navegador Mazda Connect con pantalla de 10,25″ y un tapizado de cuero negro con costuras rojas que se extiende por todo el habitáculo.

¿Peugeot 3008, Mitsubishi Eclipse Cross, Seat Ateca o Mazda CX-5?

Pero aquí no acaba todo, ya que el equipamiento de serie del Mazda CX-5 Sportive resulta abundante. En su dotación encontramos seis airbags, ESP con Hill Holder, alerta de tráfico cruzado, apertura y arranque sin llave, cámara 360º, climatizador bizona con salidas de aire traseras, control de ángulo muerto, detector de fatiga, faros y limpiaparabrisas automáticos, frenado autónomo de emergencia, iluminación interior LED, inserciones metalizadas, lector de señales de tráfico, portón trasero automático, regulador de velocidad adaptativo, retrovisores plegables eléctricamente y volante multifunción de cuero.

Mazda CX-5

Sabemos que el Mazda CX-5 Sportive se puede vincular con el propulsor gasolina 2.0 SKYACTIV-G de 165 CV con tracción delantera y cambio manual o automático. Con el primero, acelera de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos, llega hasta 201 km/h y consume 6,8 litros/100 km.

Como tope de gama ofrece el 2.5 SKYACTIV-G de 194 CV, con tracción 2WD y cambio automático. En este caso, la aceleración de 0 a 100 km/h se efectúa en 8,9 segundos, alcanza 195 km/h y declara un gasto medio de 7,6 litros/100 km por el ciclo WLTP.

No descartaríamos la presencia de las versiones diésel o la tracción total algo más adelante. Mientras tanto, el Mazda CX-5 Sportive ya acepta pedidos en ciertos países de nuestro entorno.

 

 

Mazda CX-5