Sprinter 'Grazia' de Lexani Motorcars

Un furgón Mercedes que parece un jet privado

grazia tallerator
Un furgón Mercedes que parece un jet privado
Autofácil
Autofácil
Imagina una furgoneta con todo el equipamiento de una oficina móvil, lo último en tecnología en entretenimiento y que puede convertirse en dormitorio? ¡y hasta baños! Aquí tienen lo último en personalización, con la base de la gran furgoneta Sprinter de Mercedes.


Esta increíble personalización se llama «Grazia» y es el último trabajo de Lexani Motorcars, reconocida empresa de accesorios para el automóvil que se ha especializado en reconvertir cualquier espacio sobre ruedas en un lugar lleno de lujo y glamour. Y en esta ocasión nos propone una preparación realmente llamativa, un interior exclusivo con todo lo necesario para el trabajo, el ocio y el descanso sin «moverse» del furgón Sprinter de Mercedes-Benz.

Comodidad a raudales: el último modelo de la marca, que acaba de desvelarse, lleva dos asientos a cada lado, más uno de tipo banco para tres personas en el fondo. Estos asientos se convierten en una minicama con solo pulsar un botón. Es como cambiar las ruedas del coche por las alas de un avión personal de lujo.

Mercedes-Benz Grazia, de Lexani MotorcarsMercedes-Benz Grazia, de Lexani MotorcarsMercedes-Benz Grazia, de Lexani Motorcars

Para pasar el rato disfrutando al máximo de su comodidad, tenemos lo último en tecnología, como un televisor de 50 pulgadas Samsung 4K, iPad Air II, sistema de gestión de pantalla táctil “Control4”, Televisión por Satélite, cámaras y monitores de seguridad, un ordenador Mac Mini, servicio de videoconferencia… Todo esto completado con mesas basadas en las que equipan los aviones, iluminación LED de ambiente, un ordenador Mac Mini y asientos tapizados en piel europea de gran calidad.

El resultado es un espacio de estilo clásico en el que no falta de nada para que nuestro viaje en la Mercedes Sprinter sea casi como viajar en un jet privado. Lexani Motorcars, con sede en Los Ángeles, permite a sus afortunados –y en muchos casos famosos– clientes disfrutar de un ambiente de elegancia clásica con total discreción externa.