Vídeo: review y prueba a fondo de la Mercedes-Benz Sprinter Tourer 319 CDI

Vídeo: review y prueba a fondo de la Mercedes-Benz Sprinter Tourer 319 CDI
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz


Hemos probado al detalle la Mercedes-Benz Sprinter Tourer 319 CDI, la variante para pasajeros del modelo industrial alemán, en este caso equipado con un motor turbodiésel de seis cilindros y 190 CV asociado a una transmisión automática.

Después de una segunda generación que permaneció 12 años en el mercado, la Mercedes-Benz Sprinter se renovó por completo a finales del año pasado. En sus 22 años de vida, la marca alemana ha vendido 3,5 millones de unidades de esta furgoneta en prácticamente todo el mundo. En nuestro país se matricularon en 2017 un total de 4.230 unidades, una cifra cuanto menos llamativa si tenemos en cuenta que en 2018 se pondría a la venta la nueva generación. La tercera entrega sigue el mismo camino que los modelos anteriores y ya se fabrica a pleno rendimiento en plantas de Alemania, Argentina, China, Estados Unidos y Rusia.

Mercedes Sprinter gama

En esta ocasión, la gama es más amplia que nunca y se puede elegir entre cuatro longitudes y tres alturas de techo, mientras que las carrocerías pueden ser de tipo Furgón, Combi, plataforma abierta, chasis cabina, cabeza tractora o minibús. Esta última se denomina Tourer y es la que hemos probado a fondo para contarte todos los detalles del nuevo modelo de la marca de la estrella.

Diésel V6 de 190 CV

De los dos motores diésel que están disponibles, un 2.2 de cuatro cilindros con 114, 143 y 163 CV, y un 3.0 con seis cilindros en V de 190 CV, la unidad que hemos probado equipa el más potente. Este bloque desarrolla 440 Nm de par y es el único seis cilindros disponible en un modelo de este segmento, en el que también militan el Iveco Daily y el Volkswagen Crafter.

Mercedes Sprinter interior

Por otro lado, también destacan elementos como la dirección, que es nueva y resulta mucho más cómoda que la del modelo anterior, así como el cambio 7G-Tronic de siete velocidades, que es el único automático que se puede asociar a los modelos de tracción trasera o total, mientras que las versiones con tracción delantera incorporan una transmisión automática 9G-Tronic con nueve marchas; todos las motorizaciones, eso sí, se asocian de serie a un cambio manual de seis velocidades.