Mini Electric Pacesetter, desvelado el nuevo safety car de la Fórmula E

mini electric pacesetter
Mini Electric Pacesetter, desvelado el nuevo safety car de la Fórmula E
Javier Jimenez
Javier Jimenez

El Mini Electric Pacesetter es el nuevo coche de seguridad del Campeonato Mundial de Fórmula E. Inspirado en la versión John Cooper Works, el eléctrico debutará el próximo 20 de abril en Roma durante el segundo evento de la temporada.


El nuevo Mini Electric Pacesetter reemplaza al BMW i8 Coupé y estará presente en las pruebas de la temporada 2020-21. Esta unidad abre las puertas a una posible versión 100% eléctrica del John Cooper Works que podría ser presentada antes de que termine el ciclo comercial de la actual generación.

Mini Electric Pacesetter

El coche está desarrollado sobre la base del Mini Cooper SE. Su carrocería presenta algunos de los rasgos característicos que forman parte del ADN de la marca como los faros circulares y la parrilla hexagonal del radiador. Por lo demás, estamos ante un coche adaptado al mundo de la competición que toma elementos del John Cooper Works para mostrar su cara más deportiva. Hablamos de soluciones como los pasos de rueda adaptados al ancho de vía del coche y el paragolpes delantero específico con divisores adicionales a ambos lados. Equipa llantas forjadas de 18 pulgadas que combinan los colores negro y naranja.

Mini Electric Pacesetter

Tanto los faldones como el gigantesco alerón trasero -idéntico al del Mini GP- están fabricados en polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP), un elemento liviano que ayuda a reducir el peso del conjunto. Y es que, según afirma Mini, el Pacestter pesa alrededor de 130 kg menos que un Mini Cooper SE convencional. Esto se ha conseguido gracias a una dieta basada en la sustitución de diferentes elementos del habitáculo como los asientos traseros y los paneles de insonorización.

Mini Electric Pacesetter

Gracias al trabajo de los ingenieros de la división deportiva BMW Motorsport, su sistema de propulsión, basado en el Mini Cooper SE, produce 135 kW (180 CV) y 280 Nm de par máximo. Con todo ello, el Mini Electric Pacesetter es capaz de completar el 0 a 100 km/h en 6,7 segundos (0,6 segundos menos que la versión de producción).

El chasis ha sido optimizado e incluye varios componentes del último Mini GP como el sistema de frenos delantero de cuatro pistones y un juego de neumáticos Michelin Pilot Sport 4S. También monta una suspensión adaptativa de nueva factura que permite ser ajustado en tres posiciones distintas. Sobre la carrocería encontramos varios elementos aerodinámicos impresos con tecnología 3D que favorecen la canalización del flujo de aire.

El puesto de conducción se compone de un asiento homologado con cinturón de seis puntos de anclaje aprobado tanto para competición como para carretera, un volante con amortiguador de fibra de carbono y un cuadro de instrumentos digital. Además, se ha instalado una jaula antivuelco y la pantalla multimedia se ha reemplazado por una moldura de fibra de carbono.

Mini Electric Pacesetter

Si bien el Pacesetter probablemente seguirá siendo un coche único, se espera que llegue un Mini John Cooper Works completamente eléctrico a finales de 2021. Bernd Körber, Director de Mini, ha señalado lo siguiente: «Esta versión extrema del Mini Electric se ha desarrollado como coche de seguridad para la Fórmula E, por lo que claramente no está pensado para su uso en carreteras públicas. Pero revela una de las direcciones que podríamos tomar con la electrificación de la marca JCW. Para mí, el mensaje es claro: la electrificación y John Cooper Works encajan bien».