Peajes gratuitos

El Gobierno eliminará los peajes de las autopistas al término de su concesión

peaje1 3
El Gobierno eliminará los peajes de las autopistas al término de su concesión
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
El ministro de Fomento José Luis Ábalos, ha señalado que el ejecutivo liberará los peajes de las autopistas cuando acabe su concesión. Esta decisión afecta a tramos de las autopistas AP-1, AP-7 Y AP-4 que, entre este año y 2019, pasarán a ser gratuitos.


El ministro de Fomento José Luis Ábalos ha reconocido, en una entrevista al diario El País, que el Gobierno liberará los peajes de las autopistas cuando termine su concesión. Esta decisión afecta a varios tramos de autopistas que finalizan su concesión durante el mandato del actual Ejecutivo, es decir, entre este año y 2019. Al término de la legislatura, terminará la concesión de otras vías de peaje, como la AP-2 entre Zaragoza y el Mediterráneo y algunos tramos de la AP-7, pero la decisión sobre lo que pasará con estas carreteras quedará en manos del próximo Gobierno.

Por ahora, los tramos que pasarán a ser gratuitos son los siguientes:

  • Autopista AP-1 entre Burgos y Armiñón (Álava), a partir del 30 de noviembre de 2018
  • Autopista AP-7 entre Alicante y Tarragona, a partir del 31 de diciembre de 2019
  • Autopista AP-4 entre Sevilla y Cádiz, a partir del 31 de diciembre de 2019

Decisión sobre las autopistas que han quebrado

PeajeEn la misma entrevista a El País, el ministro de Fomento se ha pronunciado las nueve autopistas de peaje rescatadas por el Estado tras su quiebra. El concurso para adjudicar estas carreteras tendrá lugar a lo largo de este año y Ávalos ha señalado que el Gobierno tendrá que estudiar su decisión, puesto que la información que dispone el Ejecutivo no aporta datos concisos sobre las cuentas y, en cualquier caso, se deben evaluar los costes en caso de que el Estado asuma su explotación, tanto por lo que habría que pagar a las actuales empresas concesionarias como por el coste para el Estado derivado de su explotación, así como por los ingresos que se dejarían de percibir al convertir estos tramos de peaje en gratuitos.