Consejos para comprar un patinete eléctrico de segunda mano

patinetes electricos multas
Consejos para comprar un patinete eléctrico de segunda mano
Nicolás Merino
Nicolás Merino
El menor precio es uno de los principales atractivos, aunque hay que vigilar que elementos como el motor o la batería funcionen correctamente.

Los patinetes eléctricos están de moda, es un hecho. Tanto es así, que la venta de segunda mano de este tipo de vehículos se ha disparado. Se trata de una alternativa real al transporte tradicional, sobre todo en las ciudades. Por eso, para aquellos que no pueden permitirse un patinete eléctrico nuevo, aquí van una serie de consejos para comprar uno de segunda mano con las máximas garantías.

El precio es el principal atractivo por el que decantarse por un patinete eléctrico. Los nuevos pueden sobrepasar holgadamente los 500 euros, mientras que los de segunda mano se pueden encontrar por muchísimo menos que la mitad. A veces la diferencia de precio puede ser poca, contempla hacer un desembolso mayor para llevarte un modelo completamente nuevo. Ojo, hay que tener en cuenta una serie de consideraciones, ya que la oferta es muy amplia y siempre habrá alguien que quiera sacar rédito de aquellos que no controlen en la materia.

patinete

Antes de nada, debes saber que los elementos principales del patinete eléctrico son la propia unidad eléctrica y sus baterías. Si alguno de estos elementos está deteriorado, o simplemente no te convence su estado, ni te molestes en seguir mirando ese modelo; busca otro. Preguntar al propietario también es altamente recomendable: por qué se quiere deshacer del patinete, si ha tenido algún tipo de reparación…

Un vistazo al patinete también nos revelará su estado. Elementos como el piso o los mangos desgastados podrán indicar que el patinete eléctrico ha tenido mucho uso. Preguntar por los ciclos de la batería, esto es, el proceso desde que se descarga hasta que se carga al completo, también es importante. Las baterías tienen un máximo de ciclos hasta que dejan de funcionar bien.

Ten en cuenta que, al ser de segunda mano, la única garantía es aquella que queda reflejada tras la firma de contrato de compraventa, pero, lo cierto es que el patinete eléctrico y sus elementos no tendrán ninguna. Revisa exhaustivamente el modelo, pruébalo el suficiente tiempo para poder comprobar que todo funciona correctamente.

 

0 Comentarios