Todos fueron desarrollados localmente

El Papa Francisco usó siete papamóviles en su gira sudamericana

papamovil1
El Papa Francisco usó siete papamóviles en su gira sudamericana
Victor Delgado
Victor Delgado
En su recorrido por Sudamérica de hace dos semanas, el Papa Francisco ha utilizado hasta siete vehículos distintos, pertenecientes a cinco marcas diferentes y a tres grupos automotrices. Personalizaciones extremas y añadidos lujosos fueron llevados a cabo en todos ellos, hecho cada uno en el país visitado.


Un Jeep Wrangler, dos Toyota Land Cruiser, un Chevrolet D-Max y un Isuzu D-Max, esos fueron los coches que el Papa escogió para sus desplazamientos públicos en su visita a Sudamérica hace casi dos semanas. Para los privados, los elegidos fueron dos Fiat Idea. En el 100% de los casos fueron de fabricación local.

Por países, la distribución fue variando según la nación en la que estuviese. Por ejemplo, en Ecuador usó una pick-up Chevrolet D-Max que necesitó 6 semanas para pintarse de blanco y añadirle tapicería de cuero, una cúpula de cristal y un asiento regulable eléctricamente en el interior.

El Papa Francisco usó siete papa móviles en su gira sudamericanaReconocido hincha del San Lorenzo de Almagro, de la primera división de fútbol argentino, el Sumo Pontífice hizo bordar su escudo en el asiento. Y también en Ecuador seleccionó un Jeep Wrangler Unlimited en acabado Sport.

En Bolivia utilizó dos unidades de Toyota Land Cruiser, una para La Paz y otra para la ciudad de Santa Cruz, con inscripciones de la marca a pesar de la prohibición del Vaticano. En Paraguay, hizo lo propio un Isuzu D-Max, mientras que para sus viajes privados recibió desde Brasil dos unidades de Fiat Idea.

Las modificaciones fueron prácticamente iguales en todos ellos, con motores de gasolina para reducir ruido y emisiones, y que salvo los dos Fiat, acabaron en organizaciones eclesiásticas de los países visitados.