Leerla bien puede evitarte grandes problemas

Qué esconde la letra pequeña de tu garantía

34252vau
Qué esconde la letra pequeña de tu garantía
Autofacil
Autofacil


Pero, ojo, porque «mientras que la garantía legal es un conjunto de derechos irrenunciables que la Ley concede al consumidor, la comercial es un conjunto de beneficios que el vendedor concede de manera adicional-, explica Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de Ganvam -Asoc. de vendedores- y sus condiciones no son las mismas.

-Así, si un vehículo tiene dos años de garantía legal y uno o más años de garantía comercial, los dos primeros se regirán por lo que diga la Ley y los restantes, por las condiciones de la empresa-, añade Rocío Algeciras, del gabinete jurídico de FACUA.

Y es que la letra pequeña es el principal problema de las garantía comerciales, ya que suele delimitar su cobertura a averías que no superen cierto coste, a veces no incluye el precio de la mano de obra ni las piezas de desgaste,y durante su vigencia, te obligan a pasar todas las revisiones en talleres oficiales…

Por ej., Kia ofrece, gratis, siete años de garantía: durante los tres primeros, no tendrás límite de kilometraje… pero ojo, porque la garantía sólo continuará durante otros cuatro mientras el coche no supere los 150.000 km.

Además, durante esos últimos cuatro años, la garantía sólo cubre -piezas de la cadena cinemática»: esto es, motor, transmisión y caja de cambios.

¿Existe garantía entre particulares?

Según el Código Civil, cualquier producto que se compre a un particular… tiene seis meses de garantía contra ‘vicios ocultos’ -aquellos que, por desconocimiento o conscientemente, no comunicó el vendedor en el momento de la transacción-.

Los expertos jurídicos advierten de que en estos casos es complicado reclamar: si no alcanzas una solución amistosa con el vendedor, tendrás que demostrar -mediante el informe de un perito, desde 300 – que la avería ya existía antes de la venta, y acudir a los tribunales: el proceso te costará desde 1.000e.

2 ¿Todas las garantías cubren
lo mismo?

No. La Ley obliga a cubrir unos mínimos -los defectos de fabricación- pero, a partir de ahí, cada marca, según su filosofía comercial, ofrece en su garantía más o menos ‘coberturas’ -como préstamo de coche de sustitución, noches de hotel en caso de avería en carretera, asistencia si te quedas sin gasolina o pierdes las llaves del coche…- a las que no obliga la garantía legal.

¡Cuidado si vendes el coche! Cualquier coche nuevo tiene dos años de garantía… independientemente de quién sea su propietario -si compraste un vehículo a un compraventa y te dio un año de garantía, ocurre lo mismo-; sin embargo; las garantías comerciales no siempre aplican este principio: algunas prescriben cuando el propietario vende su coche -lee muy bien el contrato que has firmado-.

3 Las reparaciones… ¿también tienen garantía?

Sí. Todas las reparaciones -en taller o en servicio oficial- tienen una garantía de mano de obra y piezas de tres meses o 2.000 kilómetros.

Además, se dan casos en que el fabricante de la pieza ofrece más garantía -hasta dos años-.

¿Y si me arreglan mal el coche justo antes de que se acabe la garantía? –Si ha vencido la garantía, pero no han pasado seis meses desde que el coche se reparó -en garantía-, el vendedor debe repararlo de nuevo sin coste… siempre que se trate del mismo componente-, afirman desde Ganvam.

4 En garantía, ¿cuándo tienes derecho a que te cambien el coche?

La Ley establece que, en caso de avería con el coche en garantía, un consumidor tiene derecho a exigir al vendedor del vehículo su reparación o su sustitución gratuitas… -salvo que una de estas dos opciones resulte imposible o desproporcionada- .

También puede solicitar su sustitución si una vez reparada la avería, el coche no queda bien. ¿El problema? Que, normalmente, es el propio taller que ha reparado quien certifica si la reparación es correcta o no. .

De cualquier forma, que te devuelvan lo pagado o te cambien tu coche por otro es… muy raro: ten en cuenta que, sólo para matricular otro coche a tu nombre, el concesionario tendría que volver a pagar hasta un 25% de impuestos.

Por ello, las sustituciones sólo tienen lugar si acudes a los tribunales y estos consideran que sufriste un -perjuicio grave-; e incluso en estos casos, lo más habitual es que el juez sólo otorgue al propietario una compensación económica por ‘los perjuicios’.

5 La garantía -legal o comercial- no te cubrirá una avería si…

Se debe a un uso indebido del coche… como ‘errores’ de conducción, no pasar las revisiones oficiales, equivocarse de carburante al repostar, llevar el coche excesivamente cargado…

Se trata de elementos de desgaste… como neumáticos, pastillas de freno… aunque algunas piezas son polémicas ya que, según la antigüedad con la que se han roto, pueden considerarse avería por desgaste… o no.

¿La más habitual? La del embrague, que puede romperse debido a una mala conducción.

Alteras el kilometraje del vehículo por razón no justificada. Modificas un sistema del coche Si, por ej., cambias el equipo de audio original por otro, perderás la garantía sobre ese sistema y el resto de dispositivos relacionados... pero no sobre otras piezas -en este caso, la garantía seguiría cubriendo la avería de elementos mecánicos-.
Participas con tu coche en un evento deportivo.

Si tu coche sufre un accidente y es declarado siniestro total, pero lo arreglas y continúas circulando con él, habrás perdido la garantía de la marca -aunque esté en el periodo legal de dos años-. Sufres averías por daños medioambientales como, por ej., riadas, terremotos, granizo…

6 Atento, porque cada pieza puede tener una garantía…

Para ciertas partes de un vehículo las marcas pueden ofrecer de una garantía incluso superior que la del modelo en sí.

Es el caso de los componentes del sistema híbrido del Toyota Prius –con cinco años de garantía; por tres del coche en general-; las garantías anticorrosión -contra la oxidación de la carrocería- de cada marca que, en Mercedes, Mini, Mitsubishi, Nissan, Peugeot o Seat alcanzan hasta los 12 años -en Porsche y Kia, los 10-; o la pintura de los vehículos de Mini, Porsche o Renault, que llega hasta los tres años… cuando la garantía mecánica en estas marcas es de dos.

Eso sí, para que estas dos últimas garantías -la de anticorrosión y la de pintura- sean válidas en caso de sufrir cualquier problema de chapa o pintura siempre habrás tenido que efectuar la reparación en servicios oficiales de la marca o en talleres que sigan las normas de calidad del fabricante -por ej., si te diste un golpe y tuvieron que cambiar piezas del vehículo-…

Por eso, si tu seguro paga los arreglos, acude siempre a los servicios oficiales: si tienes que reclamar, te pondrán menos problemas.

7 ¿Qué averías te arreglarán siempre,incluso fuera de garantía?

Una vez hayan pasado los dos años de garantía de un coche, si se produce cualquier avería, la marca no está obligada a repararla a su cargo… salvo que suponga un problema de seguridad: en ese caso, la Ley de Responsabilidad Civil de productos defectuosos fija una responsabilidad durante diez años por los daños y perjuicios que pueda ocasionar ese producto.

Por eso, si una marca detecta -en pruebas internas o a través de clientes- que uno de sus modelos puede presentar un fallo de seguridad -suelen estar relacionados con sistemas eléctricos o el deterioro prematuro de algún elemento que puede llegar a causar un accidente-, te remitirá una carta a través de la DGT para, de forma gratuita, subsanar el problema en sus talleres oficiales -consulta las últimas llamadas a revisión de las marcas en www.consumo-inc.es.

Si sufres un accidente y demuestras que fue culpa de un defecto de fabricación.

La marca siempre tendrá que pagarte una indemnización -esté el coche en garantía o no-.

8 Si tu coche se rompe en carretera en garantía…

Recuerda que la mayoría de las marcas ofrecen un servicio de asistencia gratuita en carretera… mientras tu coche esté en garantía.

Si sospechas que tu vehículo ha podido romperse por un defecto de fábrica, llama a la asistencia de tu marca -encontrarás el tlf. en el libro de mantenimiento de tu coche- antes que a tu seguro.

Te indicarán quién irá a recoger tu automóvil -una es una de sus grúas o una de una compañía asociada-, a dónde debes llevarlo y qué pasos tienes que seguir -incluso si te ofrecen alojamiento o transporte a tu domicilio-.

¡Ojo! Si te asiste una grúa que no es la de tu marca y lleva tu coche a un taller independiente el fabricante podría no cubrirte la reparación de la avería en garantía alegando que el coche ha sido «manipulado fuera de sus talleres oficiales»…

9 Para reclamar por un defecto de fabricación…

Es fundamental que, al pasar las revisiones oficiales -incluso en talleres independientes-, te sellen siempre el libro de mantenimiento -indicando en él los kilómetros del coche, la fecha de la revisión, las piezas que se han cambiado…-.

Si tu vehículo es reparado estando en garantía, exige siempre la factura -aunque sea a coste cero-, en la que deberán constar los trabajos realizados.

Si no aparecen todos las operaciones pide una copia de la hoja de trabajo del taller, en la que sí se detalla todo lo que se le ha realizado a tu vehículo.

10 ¿A qué te obliga la garantía?

Qué esconde la letra pequeña de tu garantía

Legalmente, NO estás obligado a pasar las revisiones en los servicios oficiales, siempre y cuando el taller al que acudas cumpla los requisitos de calidad que exige la marca.

Sin embargo, si no has pasado las revisiones en uno de sus servicios oficiales y el coche sufre una avería, serás tú quien deba demostrar que el taller al que acudiste… cumplía los estándares de calidad la marca -mostrando, con la factura, que se llevaron a cabo las operaciones requeridas por la marca-.

¿La conclusión? Para evitar problemas, acude a los talleres oficiales durante la garantía.
Eso sí, compara siempre precios entre talleres: las diferencias entre distintos servicios oficiales pueden llegar a ser de hasta un 25%.

Por ej., al solicitar presupuesto para la revisión de los 20.000 km de un Renault Mégane 1.9 dCi 130 CV, nos pidieron 129e en un taller de Zaragoza y… 180 en otro de Lérida. Puedes pasar las revisiones de tu marca en cualquier servicio oficial de España.

¿Qué garantía tiene un coche nuevo?

La Ley 23/2003 de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo indica que cualquier modelo nuevo tiene dos años de garantía, como mínimo, ante cualquier defecto de fabricación.

Además, durante los seis primeros meses de vida del coche, cualquier avería que sufra será responsabilidad directa del vendedor.

Sin embargo, durante los 18 meses restantes será el comprador el que tenga que demostrar que el problema tenía su origen en un defecto de fábrica -para ello, deberá acudir a un perito, por ej. del colegio de ingenieros industriales, para que realice un informe exhaustivo de la causa de la avería; desde 300e-.

Las marcas que más y menos garantía
ofrecen en coches nuevos…

Las mejores… Kia, de 7 años o 150.000 km; Hyundai, de 5 años sin límite de km; Fiat, de hasta seis años -según modelo- sin límite de km; y Lexus, de 5 años o 160.000 km -3 años o 100.000 km en el CHT200-.

En la media –3 años o 100.000 km-… Cadillac, Chevrolet, Dacia, Honda, Infiniti, Isuzu, Jaguar, Jeep, Mazda, Mitsubishi, Nissan, Smart, SsangYong, Subaru, Suzuki, Tata, Toyota…

Las ‘justas’: 2 años, lo marcado por la Ley…

Abarth, Alfa Romeo, Aston Martin, Audi, Bentley, BMW, Bugatti, Carver, Cathertham, Citroën, Ferrari, Ford, Fornasari, GTA, KTM, Lada, Lamborghini, Lancia, McLaren, Mercedes, Mini, Opel, Peugeot, Renault, Rolls Royce, Saab, Seat, Skoda, VW, Volvo…

¿Y los coches usados?

Siempre que el vehículo se adquiera a una empresa, el nuevo propietario tendrá, al menos, un año de garantía.

Al igual que en un coche nuevo, durante los seis primeros meses cualquier fallo se presupondrá responsabilidad del vendedor.

Tanto si el coche es nuevo como usado, si necesita ir al taller para arreglar una avería que cubre la garantía, el plazo de ésta se interrumpirá hasta que el vehículo se repare.

Qué esconde la letra pequeña de tu garantía

Galería de fotos