Fue creado para el Ejercito Americano

Ripsaw EV2, un tanque para aventuras ‘off-road’

13662000 2
Ripsaw EV2, un tanque para aventuras ‘off-road’
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
El Ripsaw EV2 es una creación de Howe & Howe Technologies que salió al mercado en 2015 como el primer súper tanque ligero dirigido al mercado de lujo.


Hace ya tiempo que la moda de los vehículos del segmento SUV se ha instaurado en el mercado del automóvil de todo el mundo e incluso los todoterreno han ganado cuota de mercado con respecto a las berlinas tradicionales. No obstante, para aquellos conductores que necesiten algo más para disfrutar con sus vehículos de una auténtica aventura ‘off-road’, pilotando al límite, existe una opción aún más extrema: el Ripsaw EV2.

El Ripsaw EV2 se inició como un proyecto con fines militares para el Ejército de Estados Unidos, pero en algún momento, Howe & Howe Technologies, la empresa que lo ha creado, decidió darle otra salida. Ahora, el Ripsaw EV2 se comercializa como el primer súper tanque ligero dirigido al mercado de lujo. Es un vehículo biplaza con puertas tipo alas de gaviota, 30 centímetros de suspensión, puede ser usado con control remoto y es capaz de adaptarse a cualquier terreno.Interior Ripsaw EV2

Su interior cuenta con un equipamiento tecnológico a la altura de los coches de más alta gama. Iluminación LED, cámaras de marcha atrás, equipo de sonido, asientos calefactados, aire acondicionado, cámara trasera y dos asientos forrados en cuero son algunos de los detalles con los que cuenta el habitáculo de este tanque tan especial.

En el plano mecánico, el Ripsaw EV2 equipa un motor V8 sobrealimentado fabricado por General Motors, con una cilindrada de 6,6 litros, que entrega 600 CV y 1.200 Nm de par. Este propulsor permite al tanque, que pesa 3,6 toneladas, acelerar de 0 a 100 km/h en 6 segundos y alcanzar una velocidad punta cercana a los 160 km/h.

El precio de uno de estos tanques Ripsaw EV2 puede ascender hasta los 750.000 dólares, dependiendo de los extras que añada cada cliente y también del motor elegido, ya que la versión más ‘bestia’ equipa un propulsor de 760 CV. No obstante, todo aquel que decida tener un tanque en el garaje de su casa deberá esperar un mínimo de seis meses hasta tenerlo, pues el proceso de fabricación es muy minucioso y artesanal.

Así va el Ripsaw EV2