También llega, tanto del TT coupé como del roadster, el 2.0 TFSI Quattro S tronic. Este deportivo incorpora una versión de acceso a la gama más económica. Se trata de un motor turboalimentado con inyección directa de gasolina de 160 CV que, de momento, sólo se ofrece con una caja de cambios manual de seis velocidades y tracción delantera.

Audi TT 1.8 TFSI

Audi TT 1.8 TFSI
Autofacil
Autofacil


Este propulspor 1.8 TFSI pesa sólo 135 kilos
Con un cubicaje de 1.798 cc, el 1.8 TFSI es capaz de desarrollar una potencia similar a la de los motores V6 atmosféricos de hace algunos años, ya que su rendimiento se sitúa en 160 CV de potencia, con un par máximo de 250 Nm constante entre 1.500 y 4.500 rpm. Se trata de un motor que, además, aporta una destacable eficiencia en lo que a consumos se refiere, ya que la versión Coupé se conforma con sólo 6,7 litros por cada 100 km y el Roadster con 6,9 litros por cada 100 km.

El 1.8 TFSI, cuya fuerza es transmitida a las ruedas delanteras a través de una transmisión manual de seis velocidades, ofrece un comportamiento muy vivo, una respuesta inmediata y una facilidad inusitada para subir de vueltas. Las prestaciones del Audi TT Coupé, con esta mecánica, ilustran perfectamente su poderío, bastándole 7,2 segundos para alcanzar los 100 km/h partiendo desde parado y situándose su velocidad máxima en 226 km/h. En el caso del TT Roadster, la aceleración de 0 a 100 km/h se consigue en 7,4 segundos, siendo la velocidad punta de 223 km/h.

Este nivel de prestaciones se consigue también en parte gracias al contenido peso del conjunto, puesto que el Coupé pesa únicamente 1.240 Kg. y el Roadster sólo 1.285 Kg. Las carrocerías de ambos están fabricadas principalmente en aluminio, lo que demuestra la cualificación de Audi a la hora de afrontar diseños de gran ligereza.

El 2.0 TFSI S tronic ahora también con tracción Quattro
Otra novedad en la gama del Audi TT es la llegada de la tracción quattro al superventas 2.0 TFSI, incrementando la seguridad y el placer de conducción al mismo tiempo que aporta una mayor capacidad de transmitir la potencia al suelo. La sofisticada transmisión S tronic cambia de una a otra sus seis velocidades sin que se perciba interrupción alguna en el suministro de la potencia. El centro del sistema, el embrague multidiscos controlado electrónicamente y accionado de manera electrohidráulica, funciona con una rapidez aún mayor que antes gracias a la incorporación de un nuevo acumulador. En cuestión de milisegundos distribuye la fuerza disponible desde el tren delantero al trasero, según las condiciones de adherencia.

El motor TFSI de cuatro cilindros genera su potencia a partir de una cilindrada de 1.984 cc. Al igual que su hermano menor, combina la tecnología de la inyección directa de combustible desarrollada por Audi con la sobrealimentación por turbo. Este refinado propulsor de cuatro válvulas por cilindro rinde 200 CV y un par máximo de 280 Nm constantemente entre 1.700 y 5.000 rpm. La velocidad punta del Coupé es de 238 km/h y de 235 km/h en el caso del Roadster. La aceleración de 0 a 100 km/h la hacen en 6,2 y 6,4 segundos, respectivamente. El consumo medio del Coupé es de sólo 7,7 litros a los 100 km/h y de 7,8 litros a los 100 km/h en el caso del Roadster.

Precios
TT Coupé 1.8 TFSI 6V: 29.400 euros
TT Roadster 1.8 TFSI 6V: 30.500 euros
TT Coupé 2.0 TFSI quattro S tronic 6V: 37.250 euros
TT Roadster 2.0 TFSI quattro S tronic 6V: 38.300 euros