Se presentará en enero en el Salón de Detroit e iniciará su comercialización en el mes de mayo de 2009.

BMW Z4 Roadster

BMW Z4 Roadster
Autofacil
Autofacil


Novedades
BMW Z4 Roadster

Javier Esteban
15 de diciembre de 2008

La segunda generación de este modelo estará dotada de un techo duro retráctil de accionamiento eléctrico. En un principio se ofrecerán dos mecánicas de gasolina que podrán combinarse con una caja de cambio manual o dos automáticas, una de ellas de doble embrague.

Abandona el techo de tela
El nuevo modelo tiene un techo duro retráctil de accionamiento eléctrico de dos piezas realizado en aluminio -la luneta trasera es de cristal-, que tarda 20 segundos en plegarse o desplegarse. Se abandona así el tradicional techo de tela de la anterior generación y el desglose de carrocerías coupé y roadster.

Lo que sí se mantiene es el estilo de sus llamativas líneas, que se caracterizan por un largo capó, anchos pasos de rueda, una larga distancia entre ejes, unos pequeños voladizos y un bajo puesto de conducción. Eso sí, sus dimensiones han crecido llegando a los 4239 mm de longitud, 1790 mm de anchura y 1291 mm de altura -4090/1780/1290 en la anterior generación-.

Interior modernizado
En el interior se han utilizado materiales de más calidad y se ha incorporado nueva instrumentación, consola central y nuevo salpicadero, ahora orientado hacia el conductor. Además, se ofrece una amplia gama de opciones de almacenamiento detrás de los asientos -el maletero también aumenta y ofrece desde 180 hasta 310 según esté plegado o no el techo-.

También se incorpora la última generación del iDrive, más ergonómico y sencillo de manejar, que controla diversas funciones del coche -como el navegador que tiene una nueva pantalla de 8,8 pulgadas-, con un mando giratorio y teclas programables. En opción, se ofrece un equipo de audio con disco duro de memoria.

De momento, dos versiones mecánicas
Todas las opciones mecánicas cumplen la normativa de emisiones Euro 5 y están dotadas de la tecnología Valvetronic -distribución variable continua en admisión y escape-, y de los últimos adelantos de la marca en ahorro de energía y control de emisiones BMW EfficientDynamics -aprovechamiento de la energía de frenado, bomba de aceite variable, indicador de marcha adecuada, neumáticos de baja resistencia de rodadura…-.

La versión Z4 sDrive30i tiene seis cilindros, 2.996 cc de cilindrada y 255 CV de potencia. Puede adaptar un cambio manual de seis velocidades o un tradicional automático también de seis relaciones que puede manejarse con unas levas en el volante.

La sDrive35i también tiene seis cilindros, pero la inyección de gasolina es directa y cuenta con la ayuda de un turbocompresor. La cilindrada se reduce a los 2.979 cc y desarrolla 300 CV. Está disponible con una caja de cambio manual de seis marchas o una automática de doble embrague de siete relaciones y levas en el volante para su control.

Chasis deportivo
El conductor puede configurar a su gusto pulsando un mando la respuesta del acelerador y del motor -normal, deportivo o súper deportivo-, la gestión de la caja de cambio automática -programa normal y sport-, el tarado del control de estabilidad -más intrusivo o menos-, la dureza de la dirección, y la firmeza de la suspensión, ya que en opción puede llevar una amortiguación electrónica adaptativa.

Respecto a la seguridad, utiliza aceros de alta resistencia, elementos especiales de deformación, airbags frontales y laterales, cinturones de tres puntos de anclaje, arcos de seguridad antivuelco, control de presión de neumáticos -de tipo Runflat-, faros bixenón adaptativos…

BMW Z4 Roadster
A diferencia de la anterior generación, el nuevo Z4 no contará con las dos variantes de carrocería, coupé y roadster, sino sólo ésta última con un techo duro retráctil eléctrico.