El año que viene esta compañía española lanzará al mercado un avanzado súper deportivo.Este espectacular coupé español se ha presentado en el salón de Londres, donde ha sorprendido por su alto nivel de tecnología y reducido peso, gracias a estar construido con materiales ultraligeros. En un principio, se ofrecerán dos propulsores de 270 y 400 CV.

IFR Aspid

IFR Aspid
Autofacil
Autofacil



IFR ha sido fundada por un ingeniero español
La consultora en ingeniería del automóvil IFR Automotive se fundó en 2003 por Ignacio Fernández Rodríguez. Un ingeniero cuyas iniciales dan su nombre a la empresa y que anteriormente había trabajado para el mundo de la competición en Prodrive y en el equipo del Mundial de Rallyes de Mitsubishi.

Ignacio asegura que: «El Aspid ha sido diseñado para ofrecer un alto nivel de placer de conducción; es una nueva y única definición de lo que un coche deportivo debe ser y lo que puede hacer. Desde el principio nuestro objetivo era invocar la mayoría de las intensas emociones de un coche puede generar, por lo que el conductor pueda realmente disfrutar de un uso diario o de altos niveles de rendimiento en una pista de carreras.»

Para poner en marcha este proyecto ficho a experimentados ingenieros de automoción relacionados con los deportes de motor como Breno Oliveira -de Prodirve- o Sergi Arranz -jefe de dinámica de pruebas en SEAT-.

Alta tecnología
El Aspid incorpora una innovadora electrónica y gracias a equipar una sofisticada interfaz, permite al conductor comunicarse con el automóvil con un simple toque de la pantalla interactiva, ubicada en la consola central. Además, la suspensión se adapta a los diferentes firmes y condiciones de la carretera.

Según sus responsables, el Aspid cumple los requisitos de seguridad, tanto de la FIA como las normativa de homologación europea.

Dos motorizaciones
El Aspid está disponible con un propulsor de dos litros de cilindrada que desarrolla en su versión atmosférica 270 CV y 400 la sobrealimentada. La tracción es a las ruedas traseras y adapta una caja de cambio manual de 6 velocidades. También, cuenta con un diferencial de deslizamiento limitado.

La firma anuncia unas fulgurantes prestaciones de la variante de 400 CV: acelera de 0 a 100 km/h en sólo 2,8 seg. y llega a los 160 km/h en 5,9 seg. -la velocidad máxima estará limitada a 250 km/h-.

Corre tanto porque sólo pesa 700 kg
La estructura está realizada en aluminio y carbono y tiene una extraordinaria relación peso/potencia de 1.75 kg/CV. Los paneles del chasis tienen una masa de sólo 75 kg. El nuevo e innovador método de construcción ofrece hasta diez veces la rigidez de torsión convencional requerida en la protección de accidentes.

Por otro lado, la supensión también es de aluminio y los frenos son ultra-ligeros de acero inoxidable -resultan un 70% más ligeros que un sistema convencional-.

Por otro lado, el ahorro de peso se produce en la reducción de los sistemas eléctricos y del número de microprocesadores. El ejemplo más claro está en su nueva instrumentación, que sustituye a la tradicional, y que está compuesta por varias pantallas táctiles interactivas. Éstas permiten al conductor cambiar muchos parámetros que reconfiguran el coche para adaptarse a sus gustos de conducción como: el límite de revoluciones o el tarado de dirección, ABS, tracción, estabilidad y amortiguación.

El Aspid presenta unas compactas dimensiones –mide 3,75 m de largo-, pero en su habitáculo se puede acomodar dos personas de elevada estatura.

Los clientes estrenarán coche el verano de 2009
IFR tiene previsto terminar sus ensayos a finales de año, producir un vehículo a la semana y comenzar a entregarlos a sus clientes en verano que viene.

Precios
Ya se admiten pedidos del Aspid, nombre de una especie de serpiente, aunque todavía no se conocen los precios de la larga lista de opciones, que permiten personalizar al máximo el coche según los gustos de sus clientes.

La versión con el propulsor menos potente parte de un precio de 95.000 euros y la más potente asciende a los 135.000 euros.