La gama de este monovolumen compacto con aspecto ofroad crece con el TDI 140 4WD. El primer todocamino de la marca española, el Altea Freetrack, amplía su gama con la llegada de la versión 2.0 TDI de 140 CV con tracción total y filtro de partículas. Además, se incorpora en opción el nuevo navegador Mediasystem con más prestaciones.

SEAT Altea Freetrack TDI 4×4

SEAT Altea Freetrack TDI 4×4
Autofacil
Autofacil


Sobre la base del TDI 140 CV
Las prestaciones y consumos del 2.0 TDI de 140 CV son excelentes. No en vano, todos los modelos de SEAT que incorporan este propulsor presumen de su rendimiento y eficacia. Así, el Altea freetrack 4WD alcanza con este motor una velocidad máxima de 193 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 10,1 segundos, lo que supone una décima menos que en la versión con tracción delantera, y alcanza los 1.000 metros en 32,0 segundos.

Esta elástica mecánica turbo de inyección directa tiene una entrega de par máximo que se sitúa en 320 Nm a 2.500 rpm, contando con unas destacadas recuperaciones de 80 a 120 km/h en quinta y sexta velocidad en 10,3 y 13,1 segundos, respectivamente.
Otro de los rasgos destacables del nuevo motor del freetrack es su bajo consumo, situándose en 6,5 litros de gasóleo a los 100 km en ciclo combinado, una cifra que se reduce en un litro cuando la medición se realiza en ciclo extraurbano: sólo 5,5 l/100 km recorridos. Por otra parte, el nivel de emisiones de CO2 a la atmósfera del motor 2.0 TDI de 140 CV en este vehículo es de 171 g/km.
Además, el motor 2.0 TDI de 140 CV del freetrack incorpora el filtro de partículas DPF como equipo de serie, gracias al cual las partículas de hollín que desprende cualquier motor Diesel son filtradas. Dichas partículas de hollín, cuando no son filtradas, se mantienen suspendidas en el aire, atrayendo en torno a sí otros elementos nocivos. En las emisiones de un vehículo Diesel, aproximadamente un 0,3% lo componen gases como monóxido de carbono, hidrocarburos, dióxido de azufre, óxidos nítricos y las partículas de hollín mencionadas.

Tracción integral con sistema Haldex
Dirigido para disfrutar de trayectos fuera del asfalto, sin por ello perder la practicidad de un vehículo compacto cuando transitamos por paisajes urbanos, el Altea freetrack con motor 2.0 TDI de 140 CV incorpora la transmisión a las cuatro ruedas a través de un esquema con conexión hidromecánica y mando electrónico tipo Haldex, que garantiza un reparto de fuerza de manera progresiva y precisa.

El embrague Haldex se basa en un sistema de embrague multidisco, que regula la diferencia de giro entre dos ejes de entrada y salida. El eje que proviene de la caja de cambios actúa como de entrada y el de salida está conectado con el eje trasero mediante un árbol cardán.

Así, en condiciones de uso normales, la fuerza es transmitida totalmente a las ruedas delanteras, mientras que el reparto pasa a ser hasta del 50% al tren trasero cuando las circunstancias lo requieren. La capacidad para afrontar todo tipo de caminos es una de las principales características del Altea freetrack con tracción total, lo que unido a su gran agilidad de reacciones hacen que el vehículo consiga unos valores de 17,6 grados de ángulo de entrada y casi 23 de salida.

Por otra parte, la incorporación del motor 2.0 TDI de 140 CV ha supuesto que el peso en orden de marcha sea ahora de 1.568 kg, 64 kg más que la versión 2WD, lo que en ningún caso ha mermado las magníficas prestaciones del vehículo. Así lo atestiguan los datos alcanzados en cuanto a velocidad máxima (193 km/h por 196 de la versión con tracción delantera), aceleración de 0 a 100 (10,1 segundos por 10,2 de la versión 2WD) y aceleración en 1.000 metros (32 segundos por 31,9 del freetrack 2WD).

En cuanto a los consumos, el eficaz sistema Haldex permite que la incorporación de la tracción total no suponga un incremento sustancial de los mismos, que se mantienen muy por debajo de los 7 litros, exactamente 6,5 l/km frente a los 6,1 del 2WD.
Asimismo, las relaciones del cambio y los frenos del eje posterior (más grandes, con discos de 260×12 en lugar de la medida 255×10 del tracción delantera) también se han adaptado para que el freetrack alcance su máximo rendimiento con este propulsor Diesel.

Hasta ocho airbag
El freetrack ofrece la posibilidad de montar hasta 8 airbags. Junto a los seis de serie en toda la gama (conductor, acompañante, laterales y de cortina), pueden solicitarse además airbags laterales traseros, manteniendo el desplazamiento longitudinal de la banqueta trasera. También en los asientos traseros están dispuestos sendos anclajes Isofix, que permiten sujetar las sillitas de los niños al vehículo con total seguridad.

Por lo que respecta a la seguridad activa, el vehículo incluye todos los sistemas de control habituales: ABS, TCS y ESP + DSR con EBA y control de presión de neumáticos. En cuanto al TCS (control de tracción), actúa en la gestión del motor para evitar que las ruedas patinen cuando se acelera sobre superficies con poca adherencia, mientras que el ESP (control electrónico de estabilidad) se combina con el sistema Driving Steering Recommendation (DSR), que detecta la calidad de frenada en cada tren y actúa transmitiendo un pequeño par al volante para mantener la trayectoria. Por otro lado, el freetrack cuenta también con la ayuda del EBA (Emergency Brake Assistance), que en caso de frenada de emergencia incrementa la presión aprovechando toda la capacidad del sistema.

Además, el ESP del freetrack incorpora el sistema TSP (Trailer Stability Program), dirigido a garantizar la seguridad de quienes circulen con remolques. El TSP ayuda a estabilizar dicho remolque cuando éste pueda provocar la pérdida de control del vehículo debido a condiciones meteorológicas adversas, firmes en mal estado, frenadas de emergencia, etcétera.

Otro elemento a valorar en materia de seguridad es, sin duda, la carrocería, estando desarrollada la estructura del freetrack como una célula protectora. Y es que en caso de impacto, las estudiadas «zonas de deformación programada» permiten lograr, de forma controlada, la máxima absorción de energía y la máxima protección de los ocupantes.

Nuevo navegador de última generación
El Altea freetrack incluye como opción el nuevo y sofisticado navegador SEAT Mediasystem. Las mejoras respecto a anteriores equipos de navegación son considerables, principalmente por un aumento exponencial de sus prestaciones frente al anterior sistema con pantalla a color, convirtiendo al Mediasystem en un completísimo navegador que integra numerosas funciones.

La utilización de cartografía en DVD, pantalla táctil de 6.5 pulgadas de resolución VGA (800×400) y un disco duro interno de 30 Gb permiten aumentar de forma muy apreciable la velocidad de cálculo de itinerarios, contando de serie con mapas de 28 países de Europa Occidental.

Fabricado por Siemens con cartografía Navteq, el SEAT Mediasystem incluye otras muchas funciones adicionales a las de navegación, que optimizan la comunicación de los ocupantes del vehículo a todos los niveles y que permiten disfrutar de la música de forma perfecta, ya que una de sus características más destacadas es el ajuste de las curvas de sonido en función del modelo, optimizando el sonido según el tamaño y formas del habitáculo.

Con el nuevo Mediasystem, el Centro Técnico de SEAT en Martorell ha previsto las necesidades en materia de audio y video, tanto presentes como futuras, que puedan tener los clientes, desarrollando un equipo que responde a los nuevos usos y tecnologías disponibles.

En cuanto al entretenimiento a bordo, el freetrack incluye también en opción el innovador sistema multimedia compuesto por una pantalla TFT de 7 pulgadas. Dicho sistema se ubica en el techo del vehículo, y cuenta con una conexión RCA que permite conectar reproductores de DVD, consolas de videojuegos, ordenadores portátiles e incluso reproductores de MP3, ya que el sonido de la fuente sale a través del sistema de audio del propio vehículo.
Completo equipamiento de serie
El SEAT Altea freetrack ofrece un amplio equipamiento de serie, que incluye, entre otros elementos, faros antiniebla, espejos retrovisores exteriores eléctricos y calefactados, doble tubo de escape cromado, barras en el techo Elox, doble climatizador, volante ajustable en altura y profundidad, volante y pomo de cambio en piel, elevalunas eléctricos delanteros con función «one touch» y sistema antipinzamiento, sensor de lluvia, control de crucero y ordenador de a bordo, función Coming and leaving Home, radio CD MP3 con mandos en el volante y conexión aux-in, cierre centralizado con mando a distancia, dirección asistida electromecánica, airbags frontales, laterales y de cortina, desconexión de airbag de pasajero, anclajes Isofix, asiento conductor y pasajero con regulación en altura y lumbar, testigo de presión de neumáticos y llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos 225/50.

Asimismo, la gama de opcionales del freetrack permite ofrecer a los clientes elementos tan interesantes como el citado sistema de navegación con pantalla táctil de 6.5 pulgadas, lector de DVD y disco duro de 30 Gb, conectividad Bluetooth y mandos en el volante, asientos delanteros calefactados, faros bixenón + AFS, cristales oscuros y airbags laterales en las plazas traseras, entre otros.

El SEAT Altea freetrack 4WD unido al eficaz motor 2.0 TDI de 140 CV garantiza la mejor experiencia de conducción en el asfalto y fuera de él. Su tracción, sus prestaciones, su bajo consumo y su estabilidad en cualquier terreno convierten los viajes en un auténtico placer, sea cual sea el destino.

Precios
2.0 TSI 200 CV 4WD: 30.542,38 euros
2.0 TDI 140 CV 2WD: 27.092,48 euros
2.0 TDI 140 CV 4WD: 27.900 euros
2.0 TDI 170 CV 4WD: 30.568,50 euros