BMW presenta un sexto prototipo este año, el Serie 1 tii, un modelo radicalmente deportivo y tan enfocado a la competición que bien podría anticipar las líneas básicas de un nuevo trofeo monomarca.

Serie 1 tii Concept

Serie 1 tii Concept
Autofacil
Autofacil


Rememora coupés deportivos de los años 60 y 70
Este concept ha sido una de las estrellas del Salón del Automóvil de Tokio de 2007. En su diseño, el BMW Serie 1 tii Concept implementa claramente características y rasgos tradicionales de deportivos de BMW con éxitos en el pasado: En un primer vistazo el observador verá características que hicieron que numerosos cupés de BMW tuvieran un éxito sobresaliente tanto en la calle como en los circuitos, allá por los años 60 y 70. Aquellos fueron coches caracterizados por sus dimensiones compactas, su bajo peso con un perfecto equilibrio en los ejes delantero y trasero así como por sus potentes motores, que transmitían su gran fuerza a las ruedas traseras.

En especial el BMW 02 lanzado en 1966 fue conocido como el paradigma de la agilidad suprema y las apasionantes características dinámicas basadas en esos exitosos criterios. Y ahora el nuevo BMW Serie 1 Coupé representa la misma filosofía: ligero, ágil y potente, este dos puertas compacto, con su estabilidad ultra-deportiva sin parangón, proporciona una experiencia al volante sin precedentes.

Utiliza fibra de carbono
Para ahorrar peso y asegurar una carga equilibrada entre los ejes, algunos componentes del BMW Serie 1 tii Concept están hechos de material sintético reforzado con fibra de carbono (CFP): además de la tapa del capó y los retrovisores, están hechas de este material, extremadamente ligero y excepcionalmente robusto, las entradas laterales del faldón delantero, el deflector de la tapa del maletero y la pieza acoplada al parachoques trasero.

Los componentes hechos de CFP pueden parecer negros a cierta distancia, pero vistos de cerca se hace visible la fina estructura de la fibra de carbono debajo de la capa de barniz mate transparente. La oscura superficie de la tapa del capó reduce los reflejos de la luz solar, favoreciendo así la concentración del conductor. La banda blanca antideslumbrante de la zona superior del parabrisas sirve para la misma función, previniendo posibles deslumbramientos cuando el sol baja en el horizonte.

Es negro, blanco y azul, como los colores del logo BMW
Para acentuar la apariencia deportiva del coche, el BMW Serie 1 tii Concept tiene un color blanco Alpine, pero unas bandas adhesivas se extienden desde los faros hasta el deflector de la tapa del maletero. El deflector, hecho de CFP, es de un tamaño particularmente grande y cubre todo el ancho de la carrocería. En el capó las bandas son blancas, en el techo y en la tapa del maletero son de color negro.

Un tercer color se utiliza en zonas menos visibles para proporcionar otro realce óptico: es el color azul, que se muestra orgullosamente en las pinzas de los frenos, en uno de los cinco tornillos de cada llanta y en la argolla de arrastre en el faldón delantero que, como suele ser habitual en los coches de competición, no está cubierta por ninguna tapa.

Aerodinámica optimizada
No sólo la combinación de colores, también el diseño del coche hace que el BMW Serie 1 tii Concept se diferencie completamente de las versiones estándar del BMW Serie 1 Coupé. De hecho, la clase y el carácter exclusivos de esta propuesta de diseño es visible inmediatamente desde todos los ángulos y perspectivas: además de los componentes hechos de CFP, el faldón delantero, los estribos y el parachoques trasero así como el difusor trasero son todos ellos de nuevo diseño. El objetivo en este proceso de diseño fue optimizar la calidad aerodinámica del coche, reflejando de forma coherente el objetivo de las características dinámicas extremas del BMW Serie 1 tii Concept.

Para alcanzar los requerimientos exigidos por un coche así, la estructura del faldón delantero tiene que ser diferente de los modelos de producción: las particularmente musculosas entradas de aire laterales están cubiertas por el interior con CFP y el faldón delantero frontal tiene en ambos lados unos deflectores de aire. Estos elementos sobresalen ligeramente para conducir el flujo de aire y asegurar que tenga una trayectoria descendente, de forma que parte se dirija hacia las entradas laterales y el resto por debajo del coche.

Otra característica proveniente de la competición que sirve para optimizar el flujo de aire es la disposición de aletas longitudinales en la tapa del capó del motor. Estos elementos, dispuestos a lo largo de los extremos exteriores de la tapa del capó, guían el aire para mejorar la calidad aerodinámica del coche y mejorar la estabilidad a altas velocidades. El efecto positivo que se obtiene de esta forma ya se demostró a mediados de los 70 en el BMW 3.0 CSL.

Los riñones de la parrilla BMW también tienen un diseño especial en el BMW Serie 1 tii Concept, ya que se han suprimido las barras que se encuentran en dicha parrilla en el resto de los BMW Serie 1 Coupé y otros modelos de producción. En su lugar, el flujo de aire de refrigeración llega a través de una gran parrilla con forma de panal.

Otro signo distintivo son las molduras oscuras en los grupos ópticos, que realzan aún más los llamativos faros redondos dobles detrás de las cubiertas transparentes, tan típicos de BMW.

El difusor en la tapa del maletero, llamado “gurney”, es mucho mayor que en el BMW Serie 1 Coupé de serie. De hecho, por su silueta y dimensiones, este componente fabricado con CFP ofrece las características necesarias para generar la máxima fuerza de agarre en el eje trasero a altas velocidades, para proporcionar a este coche una estabilidad todavía mayor.

La pieza acoplada al parachoques trasero está igualmente hecha de material sintético reforzado con fibra de carbono y su estructura de tres piezas se asemeja a las entradas de aire frontales. Por su parte el difusor, dividido por dos barras, asegura un flujo de aire controlado a lo largo de la parte baja del coche, reduciendo al mínimo las turbulencias de aire en la parte trasera.

Diseño mas ‘musculoso’
La vista lateral del BMW Serie 1 tii Concept tiene acentuada su deportividad gracias a los estribos, desarrollados específicamente para este automóvil: estos estribos tienen un diseño particularmente musculoso, la ligera línea de contorno asciende ligeramente hacia la parte trasera acentuando la forma de cuña de la silueta y proporciona a todo el coche un aspecto aún más bajo y dinámico.

La abertura redonda en los estribos, justo delante de las ruedas traseras, también proporciona un signo claro de unas prestaciones deportivas y actúa como otro elemento de optimización del flujo de aire, a la vez que dirigen la vista del observador hacia las ruedas traseras, donde la fuerza del motor se transmite a la carretera.

El BMW Serie 1 tii Concept tiene unas llantas de aleación de 18 pulgadas con diseño de cinco radios y un color cromado oscuro desarrollado específicamente para esta propuesta de diseño.

Un interior de tonos oscuros
El color azul en el interior está claramente dirigido al conductor; las costuras azules del asiento y un anillo embellecedor en la parte inferior del pomo de la palanca de cambios proporcionan los realces ópticos acordes con la marca BMW. Otro elemento de este color es el cinturón de seguridad del conductor.

La utilización predominante de colores oscuros en el interior, por ejemplo, le hace más fácil al conductor concentrarse completamente en la carretera y en tráfico que le rodea. Las piezas que recubren los montantes A y el recubrimiento interior del techo en antracita forman un conjunto con el salpicadero, las puertas y los paneles interiores.

Acabado en Alcantara negro, el salpicadero – como la oscura tapa del compartimento del motor en el BMW Serie 1 tii Concept – ayuda eficientemente a evitar reflejos de luz que podrían dificultar la concentración del conductor.

El diseño del panel de instrumentos también refleja el estilo y enfoque propios de la competición, con el fondo blanco del cuentarrevoluciones y su manecilla roja llamando más la atención que el fondo negro del velocímetro.

El volante deportivo está acabado en Alcantara y ofrece un agarre particularmente bueno, proporcionando al conductor la máxima precisión incluso en maniobras rápidas y cuando se cambia bruscamente de dirección.

Los asientos del BMW Serie 1 tii Concept son otro desarrollo nuevo para la conducción deportiva: acabados en una combinación de Alcantara y cuero, estos asientos deportivos de tipo “bucket” proporcionan una perfecta sujeción lateral. Otras características destacables son los reposacabezas integrados y los airbags laterales. Y por último, pero también importante en este contexto, los pasajeros de las plazas traseras también disponen de unos asientos con una posición deportiva y cercana al suelo.