Este SUV híbrido de Toyota es fiable, tiene etiqueta ECO y en febrero sale por 170 euros al mes

Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
El Toyota C-HR es un superventas en nuestro país, donde triunfa por su atrevido pero acertado diseño y por la eficiencia de su motorización híbrida. Esta es su oferta de financiación.

La segunda generación del Toyota C-HR acaba de aterrizar y se presentó como una evolución de la primera, manteniendo intactos los dos pilares que hicieron triunfar a este modelo: diseño y eficiencia.

Hace poco pudimos probar este nuevo Toyota C-HR y constatamos que así era. El nuevo Toyota C-HR tiene pinta de replicar el éxito de su inmediato antecesor aunque, eso sí, es un poco más caro, si bien tiene alguna que otra oferta. También es mejor producto que el anterior, eso es cierto.

Toyota C-HR 2024

¿Cómo es el Toyota C-HR 2024 híbrido de la oferta?

Esta segunda generación del Toyota C-HR mide 4,36 metros de largo, 1,83 metros de ancho y 1,56 metros de alto. Alberga un habitáculo que mejora la luminosidad del anterior, que era uno de sus puntos negativos. Y cuenta con un maletero algo discreto: 388 litros de capacidad.

En su versión 140H cuesta desde 31.750 euros y dispone de 140 CV producto de la unión de un propulsor 1.8 de gasolina de 98 CV y de un motor eléctrico de 95 CV (bastante más que antes). Hay una batería de 0,91 kWh de capacidad y la transmisión es continuamente variable, sin marchas fijas.

Toyota C-HR 2024

Prestacionalmente hablando, tenemos 10,2 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h y alcanza 170 km/h de velocidad punta, la cual está limitada por electrónica.

Su consumo oficial se cifra en 4,7 L/100 km y, francamente, en uso real, en determinadas circunstancias, se puede lograr. Si circulas con el coche a ritmo tranquilo (que es como mejor va) y frecuentas recorridos que favorezcan la recarga de la batería y la impulsión eléctrica, como ciudad y retenciones, puedes llegar a ver en el ordenador de a bordo ese consumo, o incluso menos.

Toyota C-HR 2024

Otra cosa es en carretera, donde el motor de gasolina lleva el peso del avance y ve su eficiencia lastrada por la inexistencia de marchas reales. Pero en síntesis, el bajo consumo de combustible es una de las mayores virtudes del Toyota C-HR.

Dentro no es un ejemplo de habitabilidad, pero cumple. Y es agradable que todos los mandos y botones sean mecánicos, no táctiles. A excepción de la pantalla táctil, claro. Hay calidades muy correctas que transmiten durabilidad.

Toyota C-HR 2024

Hay dos motorizaciones más en el Toyota C-HR: una de 196 CV, también híbrida (C-HR 200H) y una de 223 CV híbrida enchufable (C-HR 220PH).

Cómo es el equipamiento de este Toyota

Esta oferta está diseñada para el Toyota C-HR con acabado Active, que lo cierto es que incluye mucho equipamiento de serie para tratarse de una terminación de acceso a la gama.

Incluye de serie siete airbags (uno para las rodillas del conductor), climatizador bizona, control de presión de neumáticos, control de crucero adaptativo, sistemas de ayuda a la conducción, faros de led, llantas de 17″, cuadro de mandos digital de 12,3″, pantalla central de 8″ compatible con Android Auto y Apple CarPlay, USB, Bluetooth, cámara trasera, sensor de lluvia y luces, modos de conducción y hasta retrovisores plegables eléctricamente.

Toyota C-HR 2024

De verdad son 170 euros al mes… o hay letra pequeña

En esta clase de ofertas ya se sabe. El gancho es una baja cuota mensual, pero obviamente hay que abonar una entrada y afrontar un importante adeudo final. En este caso, el Toyota C-HR 140H Advance cuesta 31.750 euros y la marca aplica un descuento directo de 1.700 euros si lo financias.

Si quieres un coche nuevo con descuento haz click aquí

En tal caso, debes pagar una entrada de 10.767,34 euros a lo que le siguen 48 cuotas mensuales de 170 euros. Al final, deberás 18.318,18 euros y, una vez abonados, este Toyota C-HR te habrá costado 37.245,52 euros.

No es ni mucho menos la mejor oferta de financiación del mundo, pero te permite pagar el coche en plazos cómodos. Ah, por cierto, por ese precio viene en color negro, pero hay seis tonalidades adicionales por entre 300 y 800 euros.