TT - De 33.000 a 49.000- - De 160 a 250 CV - 177 km/h - 9,2-10,5 a 13,6 l/100 km

Mitsubishi Montero (2007)

01 apertura img 2703
Mitsubishi Montero (2007)
Autofacil
Autofacil


Pese a esta evidencia, se ha querido que el nuevo proyecto continuara fiel a la imagen original del modelo.

Así, el Montero 2007, como el valor de referencia que es para muchos, incrementa su espíritu campero y conserva las líneas que le definieron desde el principio: parabrisas no muy inclinado, morro corto y aspecto robusto. Del mismo modo, también se ha buscado intentar no depreciar en exceso el valor del modelo sustituido para facilitar a los fieles clientes de la marca, en la reventa, el tránsito no muy gravoso al nuevo modelo.

Carrocería 8,5 ptos.

Las fotos no engañan: exteriormente el nuevo Montero no apuesta precisamente por líneas innovadoras o diferentes a las del modelo sustituido y, al tiempo, a la de sus orígenes. Aunque sí es verdad que se realizaron hasta tres estudios diferentes por los equipos de diseño de Japón, Estados Unidos y Europa.

Pero, después de un análisis profundo de las preferencias de los clientes, se optó por el valor de la continuidad. También es cierto que los más suspicaces pueden pensar que la inversión a realizar ha tenido mucho que ver en el conservadurismo de esta cuarta generación.

Pero, tanto Daniel Nacass, director de comunicación de la marca para Europa, como Duarte Ramalho, gestor de producto del Montero, nos garantizaron durante la presentación, en un campo de pruebas militar en la antigua Alemania del Este, que sólo se ha conservado entre un 22 y un 26% de elementos idénticos a los del modelo sustituido.

Los cambios exteriores atañen a los faros, pilotos y paragolpes, los cuales han sido completamente rediseñados. Por su parte, los retrovisores llevan ahora incorporadas las intermitencias laterales. Para el portón trasero del maletero, se ha mantenido la apertura lateral, pero ahora la rueda de repuesto va colocada en el centro, lo que ha permitido reubicar los pilotos traseros en una zona más alta y protegida de los habituales golpes de aparcamiento.

Por otro lado, como las dimensiones generales no se han modificado, los ángulos característicos de ataque, ventral, salida y altura libre se mantienen prácticamente iguales, siendo la capacidad de vadeo ahora superior: sube hasta los 700 milímetros. El único cambio realmente significativo ha sido el aumento de la rigidez de su bastidor monocasco, lo que se debe apreciar tanto en campo como en carretera.

Habitáculo 8,5 ptos.

El salpicadero es nuevo y de aspecto moderno, siendo tres las terminaciones posibles a las que puede optar el comprador. Eso sí, en su renovada ergonomía se echa en falta que el volante todavía sea sólo regulable en altura y no en profundidad. Pero, sin duda, donde más se ha trabajado es en la calidad que se percibe al conducirlo.

Ahora el Montero es mucho más silencioso; y no sólo por la nueva mecánica de pasillo común, sino por el trabajo realizado para aislar a los pasajeros de ella. Por eso el parabrisas es ahora más grueso y se han aumentado tanto el tamaño como la cantidad de los aislantes.

La mejora más importante ha llegado en el apartado de seguridad, en el que se han logrado cuatro estrellas en el test de seguridad de Euro-NCAP. Esto se ha conseguido a través de elementos como los pedales o la columna de la dirección retráctil, los airbag de cortina, el ESP o el refuerzo del bastidor para el asiento trasero para evitar la intrusión del equipaje en caso de accidente.

Respecto a la habitabilidad, todos los parámetros se mantienen, salvo en la tercera fila de asientos, que ahora es escamoteable en el mismo plano de carga, lo mismo que los reposacabezas de ésta.
En el equipamiento opcional se han incluido elementos como el navegador de pantalla táctil e información activa de la navegación.

Además, también se pueden añadir bajo pedido elementos de electrónica del ocio como un lector de DVD con pantalla de nueve pulgadas para las plazas traseras.

Motor 8,0 ptos.

En la parte mecánica hay sorpresa en la versión de gasolina y continuidad con ligera puesta al día ecológica en la de ciclo diésel. Para el propulsor de combustión, se ha optado por una nueva planta motriz de 3,8 litros y seis cilindros en V que proviene de uno los deportivos americanos de la marca, el Eclipse.

Para esta entrega, la potencia llega hasta los 250 CV (frente a los 202 CV del 3,5 litros sustituido) y cuenta con el innovador sistema de asistencia variable MIVEC (Mitsubishi Innovative Valve timing Electronic Control system).
Sin embargo, para el 3,2 litros DI-D no hay sorpresas reseñables, salvo la adopción del sistema de inyección por raíl común, imprescindible para poder homologar emisiones y consumos según la estricta normativa Euro IV.

Los inyectores trabajan ahora hasta 1.800 bar de presión y se ha distinguido la versión de cambio manual y la automática con la incorporación de un turbo de geometría fija (para el primero) o variable (para el segundo).

Así, con el cambio manual, la potencia se queda en 160 CV, mientras que con el automático sube hasta los 170 para poder instalar un filtro de partículas sin depreciar las prestaciones.
Las mecánicas no sólo deben hacer frente a las estrictas normativas anticontaminantes y de consumos, también tienen que luchar contra el sobrepeso del Montero: entre 80 y 100 kilogramos para un automóvil que ya en su tercera generación no era lo que se dice muy ligero.

Así, las prestaciones de la versión con cambio manual y motor DI-D se reducen en aceleración y, sin embargo, se mejoran algo en punta. Por lo que se refiere a la variante automática, aumenta todas las cifras y, además, consigue mantener los consumos. El objetivo ecológico se ha conseguido.

Transmisión 8,0 ptos.

El afamado y reconocido sistema de transmisión Super Select de Mitsubishi (INVECS II) es todo un ejemplo de eficacia de funcionamiento dentro y fuera del asfalto. Partiendo de esta base, sí hay que decir que defrauda un poco no encontrar en ninguna de las dos cajas de cambios ofrecidas (manual y automática) la novedad de una sexta velocidad que mejore el confort de marcha y los consumos.

Según los técnicos de la marca, con las modificaciones realizadas en la parte motriz no ha sido necesario cargar de «tecnología superflua» al Montero de esta cuarta generación. Además, y siempre según sus progenitores, este modelo es un todoterreno puro que no debe ni quiere recurrir a frenos de manos eléctricos o suspensiones neumáticas.

Y es que los rivales naturales del Montero no son los todocamino de lujo, como los Audi Q7 o BMW X5, sino modelos tan puros y duros como el Toyota Land Cruiser.

Suspensión 8,0 ptos.

El nuevo Montero se mantiene en su configuración de monocasco con el bastidor integrado y las suspensiones independientes como elemento diferenciador frente a sus competidores más directos.

Lo único que se ha considerado importante para su modificación en esta nueva entrega ha sido el aumento de la dureza de los muelles y los amortiguadores para conseguir una mayor estabilidad a altas velocidades en carretera o pistas de montaña y así reducir hasta en un 25% el balanceo de la carrocería.
El equipo de frenos, en consonancia con el incremento de peso, se ha potenciado mediante el aumento del tamaño de los discos gracias a las nuevas llantas de 17 pulgadas.

Por dentro y por fuera

El salpicadero, de nuevo cuño y con tres terminaciones posibles, puede incluso incorporar pantalla táctil para el navegador, con brújula y altímetro activos.Las cajas de cambio, manual y automática, siguen manteniendo su esquema de cinco velocidades en los dos motores ofertados.El eficaz sistema Super Select (INVECS II), se mantiene como el gran protagonista de las transmisiones 4×2 y 4×4.

Bajo pedido se puede incorporar a las plazas traseras electrónica de entretenimiento, como un DVD con entrada de MP3 y MP4. El V6 dispone del sistema Mivec (Mitsubishi Innovative Valve timing Electronic Control system) para la gestión electrónica.

La suspensión hace que el Montero 2007 sea mucho más estable en las zonas rápidas de carretera de montaña y pista rápida.Las plazas delanteras continúan gozando de sobresalientes prestaciones, pero el volante sigue sin regulación de profundidad.

La habitabilidad resulta muy generosa en la segunda fila de asientos, aunque la tercera plaza central no es tan cómoda como las otras dos.La tercera fila de asientos está pensada exclusivamente para niños, no ya sólo por el espacio y tamaño, también por la dificultad de su acceso.

En el interior, la tercera fila de asientos de la versión cinco puertas mantiene su práctico sistema escamoteable en el mismo plano de carga, lo que exige desmontar los reposacabezas.Los bajos no están especialmente protegidos y la cambiante suspensión independiente permite golpearlos con facilidad.

El depósito de combustible se encuentra muy próximo a la salida del eje trasero. Será muy fácil dañarlo en zonas rocosas. Las llantas, de 17 ó 18 pulgadas, permiten ser más generosos con el tamaño de los discos de freno.

El motor DI-D, ahora más ecológico, presenta un boca de admisión que está demasiado expuesta a las posibles acumulaciones de agua de la pista.El esquema de doble eje independiente se mantiene, cambiando ahora su dureza en pos del comportamiento en carretera.

El bloqueo manual del eje trasero consigue una motricidad extra en situaciones de arena, barro o nieve.Las estriberas de acceso, de nuevo cuño, no son tan prominentes como antes.La óptica delantera cambia de aspecto y será igual a la que luzcan los Evo del Dakar.

Los pilotos traseros están menos expuestos a los golpes, al reubicarse en la zona alta.Los espejos reciben los testigos de intermitencia para mayor visibilidad de éstos.

Mitsubishi Montero (2007)

Cómo va

En pista

Esta primera prueba la realizamos con unidades pre-serie del que será el futuro Montero 2007, cuya comercialización se prevé para finales del presente año. Esta circunstancia impide dar un veredicto final en cuanto a su comportamiento.

Asimismo, gran parte del equipamiento y terminaciones no estaban completamente listas para este primer contacto, pues, en gran medida, su interior era nada más que una maqueta y estaba completamente sujeto por cinta aislante negra.

Pese a estos inconvenientes, pudimos más que intuir las prestaciones del renovado motor DI-D de pasillo único y las actualizadas suspensiones; ahora mucho más firmes en zonas rápidas. Para ello, el fabricante habilitó un antiguo circuito militar de conducción off road en la ex República Democrática Alemana, que hizo las veces de anfitrión del acto y a la vez de duro testigo de la nueva imagen y de las mejoras mecánicas propuestas.

Así, durante la prueba por el arenoso circuito, nos agradó mucho la sensación de llenado del DI-D de 170 CV (cambio automático), sorprendiendo agradablemente la disposición del motor para empujar sobre las largas pistas del trazado.

A sabiendas de que la arena es capaz de comerse todos los caballos que pongamos, en este caso parecía que la mecánica encerraba alguno más de los 170 anunciados. Sin duda, habrá que rodar más a fondo en otras circunstancias más cuantificables.

Lo que sí parece es que el sobrepeso que siempre traen las nuevas entregas ha sido absorbido con algo más que soltura. En cualquier caso y viendo la tónica seguida por el resto de fabricantes, sobre el papel parece extraño que no se haya producido un incremento de potencia que lo sitúe a la altura de otros competidores directos (no ya los espectaculares tres litros de los fabricantes alemanes que superan los 200 CV de potencia, sino otros con menos raigambre 4×4, como Kia o SsangYong, pero que ya están ofreciendo cifras de hasta 180 corceles).

Tampoco quedó demasiado contrastado por los responsables técnicos del nuevo producto por qué no se han ofrecido nuevas cajas de cambios con seis velocidades. Sin duda, un descenso de las vueltas del motor circulando por carretera no hubiera requerido tanto esfuerzo y trabajo para aislar la sonoridad mecánica.

Al tiempo, hubiera sido más fácil homologar las cifras de consumo mínimas para pasar con más soltura las restrictivas normas Euro IV, que han sido las causantes de tener que usar ahora las inyecciones de pasillo único para conseguirlo.

Sin duda, el que es buque insignia e imagen de la marca en el prestigioso Dakar, se hubiera merecido un poco de más madera en calderas.

En campo

El Montero siempre ha disfrutado de unas cotas 4×4 en consonancia con su espíritu entre aburguesado y aventurero. Y éste parece que ha sido uno de los argumentos esgrimidos por los clientes de la marca para convencer a ésta de que no se tocara la filosofía original de una de las referencias del mercado TT.

Sin duda, la versión de tres puertas ya disfrutaba, y ahora también (pues los cambios son prácticamente inexistentes), de una buena adaptación al uso del 4×4 más intenso. Pero siempre la cota de vadeo, también en el de batalla larga, ha sido una de las más criticadas. Mitsubishi, sensible a esto, la ha incrementado hasta los 700 mm, que sin duda son más que suficientes. Y es que tampoco hace falta un submarino 4×4, sobre todo con toda la electrónica que llevan hoy los motores.

Por eso, no nos ha gustado la ubicación de la toma de la admisión. Se encuentra muy frontal, lo que hará que en las pistas con fuertes acumulaciones de agua nos bebamos más de un largo y profundo charco de esos que se suelen pasar a fondo.

Por su aspecto, esta toma de admisión, ahora más elevada, recuerda mucho a aquellas de los primeros Mercedes G turboalimentados que odiaban un más que simple charco de cualquier entorno urbano. Sin duda, son sólo apreciaciones subjetivas, pues la marca ya se preocupó de que en el circuito de prueba no estuviera disponible para probar la nueva cota de vadeo la habitual balsa de agua.

Respecto al comportamiento del nuevo Montero en las zonas de paso más complicadas, se aprecia el trabajo de renovación realizado en la suspensión. Va un poco contra del supuesto espíritu perdurable de 4×4 puro que la marca promulga y con el que pretende mantenerse fiel a sus incondicionales clientes.

A falta de pruebas más pausadas, el endurecimiento de los muelles y amortiguadores (y por lo tanto también de las estabilizadoras) para controlar cabeceos y balanceos de la carrocería en los tramos de asfalto parece que ha limitado en algo los recorridos libres de la suspensión.

Ya sabíamos que el Montero, con su sistema independiente, no gozaba de excepcionales recorridos libres, por lo que era costumbre verle en espectaculares levantadas de mano en los cruces de ejes. Quizás sea por esto que el fabricante, previsor y atento a las notas acumuladas durante los últimos 25 años de historia del Montero, haya vuelto ha incorporar de serie el siempre eficaz bloqueo manual del diferencial trasero.

Mitsubishi Montero (2007)
Mitsubishi Montero 3.8 V6 Mitsubishi Montero 3.2 DI-D
49.000 -uros (estimado) 33.000-49.000 -uros (estimado)
MMC Automóviles España, S.A. c. Francisco Gervás, 4, 28108 Alcobendas (Madrid)
Tel. 913 877 370 www.mitsubishi-motors.es

Ficha Técnica Mitsubishi Montero (2007)

Motor
Tipo Gasolina, 6 cilindros en V Gasolina, 6 cilindros en V
Posición Delantero longitudinal
Distribución Variable, 24 válvulas, OHC Variable, 24 válvulas, OHC
Cilindrada 3.828 cm3 (95,0 x 90,0 mm) 3.828 cm3 (95,0 x 90,0 mm)
Alimentación Inyección multipunto Inyección multipunto
Compresión 9,8:1 9,8:1
Potencia máx. 250 CV (184 kW) a 6.000 rpm 250 CV (184 kW) a 6.000 rpm
Par máximo 329 Nm (33,5 kgm) a 2.750 rpm 329 Nm (33,5 kgm) a 2.750 rpm
Transmisión
Tracción Total permanente (Super Select 4WD) con tren delantero
desacoplable, bloqueo de diferencial central y controles de tracción y estabilidad
Cambio Automático de 5 velocidades Manual (automático en opción),
de 5 velocidades
Embrague Convertidor de par Monodisco en seco
Grupo (reduct.) 3,91:1 (1,9:1) 4,10:1 (1,9:1)
Rel. del cambio I. 3,78; II. 2,05; III. 1,42;
IV. 1,00; V. 0,73; MA. 3,86
I. 4,23; II. 2,23; III. 1,39; IV. 1,00; V. 0,76; MA. 3,55
Chasis
Tipo Carrocería autoportante
Suspensión delantera Indep. de doble trapecio con muelles helicoidales y estabilizadora
Suspensión trasera Indep. multibrazo con muelles helicoidales y barra estabilizadora
Dirección
Tipo De cremallera, asistida
Diám. de giro 11,6-12,4 metros
Frenos
Del./detrás Discos ventilados/discos ventilados
Ayudas ABS, asistencia al freno motor en descensos (EBAC) y EBD
Dimensiones y pesos
Long./anch./alt. 4.385-4.900/1.845-1.875/1.850-1.900 mm
Batalla 2.545-2.780 mm
Vía del./tras. 1.560-1.570 mm
Peso 2.075-2.215 kilogramos
Depósito 69 litros
Maletero 385-1.660 litros
Ruedas
Llantas Aleación, de 17″ y 18″
Neumáticos 265/65-17 y 265/60-18
Prestaciones
Vel. máx. 177
0 a 100 km/h 10,8 seg. 12,1-14 seg.
Valoración 7,5 ptos. 7,5 ptos.
Consumo
Consumo 13,6 9,2-10,5
Autonomía 507,35 750-657,14
Valoración 7,5 ptos. 7,5 ptos.
Cotas Montero (2007) 3 puertas Montero (2007) 5 puertas
Ángulo de ataque 36,7º 4 ptos. 36,6º 4 ptos.
Ángulo de salida 34,8º 4 ptos. 25º 3 ptos.
Ángulo ventral 155º 4 ptos. 158º 3,5 ptos.
Profundidad de vadeo 70 cmt 7 ptos. 70 cmt 7 ptos
Altura libre 22,5 cm 5,5 ptos 22,5 cm 5,5 ptos.
Recorrido susp. delant. 43 cm 7 ptos. 43 cm 7 ptos.
Recorrido susp. tras. 55 cm 9 ptos. 55 cm 9 ptos.
Nuestra Valoración Mitsubishi Montero (2007)
Carrocería 8,5 ptos.
Habitáculo 8,5 ptos.
Motor 8,0 ptos.
Transmisión 8,0 ptos.
Suspensiones 8,0 ptos.
En pista 8,0 ptos.
En campo 6,7 ptos.
Total 8,0 ptos.

Equipamiento, Seguridad y Funcional

3.8 V6 Equipamiento 3.2 DI-D
Sí/sí Asientos eléct./calefactables Opc.
Audio CD (cargador 6 CDs)
Opc. Cámara de visión trasera Opc.
Cambio autom. secuencial Opc.
Climatizador bizona
Opc. DVD en plazas traseras Opc.
Equipo audio 12 altavoces
Opc. Pintura metalizada Opc.
Retrovisores eléct. y calef.
Opc. Sistema de naveg. de 30 GB Opc.
Opc. Techo solar Opc.
Volante multifunción
Funcional
5 puertas 3ª fila de asientos 5 puertas
Airbag pasajero desconect.
Barras en techo
Control velocidad crucero
Diferencial central bloq.
Diferencial tras. bloqueable
Opc. Estribos laterales Opc.
Faros antiniebla
Faros de xenón
Filtro de partículas Opc.
Opc. Gancho de remolque Opc.
Ordenador de a bordo
Rueda de repuesto completa
Sí/sí Sensor luces/lluvia Sí/sí
No Suspensión reg. en altura No
Sí/no Volante reg. altura/profund. Sí/no
Seguridad
ABS, EBAC y EBD
Anclajes Isofix
Barra protectora antivuelco
Automático Control de descenso Automático
Control de estabilidad
Control de tracción
Sí/sí Inmovilizador/alarma Sí/sí
No Reposacabezas activos No

Los rivales

30_rival1_165

Land Rover Discovery 3

El modelo inglés sigue estando por encima del nuevo Montero en lo que se refiere al rendimiento de sus mecánicas, lo cual se traduce también en una tarifa más alta.

Motor: 2.720-4.394 cm3 Potencia: 190-299 CV Par: 445-427 Nm Reductora: Sí Velocidad máx.: 180-195 km/h Precio: De 40.148 a 63.795 euros.


Nissan Pathfinder 2.5 dCi y 4.0 V6

Nissan Pathfinder 2.5 dCi y 4.0 V6

El modelo de Nissan hace del equilibrio su mejor argumento, conjugando una notable movilidad en campo y carretera con una buena habitabilidad y un precio razonable.

Motor: 2.488-3.954 cm3 Potencia: 174-269 CV Par: 403-385 Nm Reduct.: Sí Vel. máx.: 175-215 km/h Precio: De 33.500 a 52.310 -uros.

Nissan Patrol

Nissan Patrol

Un viejo rockero destinado a aquellos que busquen un todoterreno de excelentes capacidades en campo y con siete plazas. No dispone de versión de gasolina en nuestro mercado.

Motor: 2.953 cm3 Potencia: 160 CV a 3.600 rpm Par: 380 Nm a 2.000 rpm Reduct.: Sí Vel. máx.: 160 km/h Precio: De 32.950 a 44.250 -uros.


SsangYong Rexton 270 Xdi

SsangYong Rexton 270 Xdi

Con un reciente restyling exterior e interior, el modelo coreano está a la espera de recibir una inminente potenciación en su propulsor que lo sitúe por encima de los 170 CV.

Motor: 2.696 cm3 Potencia: 165 CV a 4.000 rpm Par: 340 Nm a 1.800 rpm Reductora: Sí Vel. máx.: 181 km/h Precio: De 33.650 a 38.150 -uros.

Toyota Land Cruiser D-4D y 4.0 V6

Toyota Land Cruiser D-4D y 4.0 V6

El enemigo más directo del Montero hará valer durante algún tiempo más los argumentos que le han convertido en el superventas de los últimos años, antes de renovar la actual serie 120-125.

Motor (3.0-4.0): 2.982-3.956 cm3 Potencia: 166-249 CV Par: 410-380 Nm Reductora: Sí Vel. máx.: 175 km/h Precio: 33.220-54.100 -uros.

Por fuera

Mitsubishi Montero (2007)


compracoche hoyendia

Galería de fotos