Prueba de consumo

Porsche Cayenne Diesel: ¿Sólo 6,5 litros a los 100?

p10 0144
POR-CAYE_03-10 PORSCHE CAYENNE GAMA 2010 COCHES ACTUALES FOTOS Y TEXTO
Autofacil
Autofacil


Porsche está tan orgullosa y segura de su eficiencia que se ha atrevido a lanzar un desafío a los periodistas especializados en Motor: intentar obtener el mínimo consumo a bordo del Cayenne en un recorrido mixto de 275 km por autovía y carreteras de todo tipo, incluyendo un buen tramo de montaña y algo de ciudad.

La ruta: un bucle de ida y vuelta, desde Madrid hasta Segovia, atravesando en el camino los puertos de Cotos, Navacerrada y Somosierra.

No era la primera vez que se hacía esta prueba. Hace ya dos años se realizó con la primera versión del Cayenne Diesel, denominada internamente E1. La mejor marca en aquella ocasión fue de 7,5 L/100 km, cuando el consumo medio combinado para el modelo estaba homologado en 9,3 L/100 km. La comparación se hacía pues doblemente interesante. ¿En cuánto se podrían rebajar los ya de por sí estupendos 7,2 litros de la generación E2 del Cayenne?

Desde luego, ir a paso de tortuga para gastar poco no es lo que más apetece a los mandos de un Porsche, pero tampoco podíamos ir tan despacio pues en nuestra prueba había que imprimir un ritmo razonable para no superar el tiempo máximo impuesto.

Dado que la mayor eficiencia de un motor se obtiene en torno al régimen de par máximo y con la marcha más larga, la clave estaba en mantener un ritmo que permitiese ir siempre en octava (insistiendo permanentemente en insertar con el mando manual esta relación, por mucho que el cambio automático se empeñase en reducir cuando detectaba un sobreesfuerzo).

Al mismo tiempo, las aceleraciones tenían que ser suaves, apenas acariciando el acelerador para evitar, entre otras cosas, un exceso de alimentación y contener, de nuevo, el ansia del cambio por reducir de marcha.

En recta y en llano es relativamente fácil. Sólo hay que procurar trazar muy fino, aprovechando todo el ancho del carril, para que el apoyo lateral de los neumáticos no ejerza un efecto frenante.

En zona montañosa, la cosa empieza a complicarse. Cuesta arriba es prácticamente imposible evitar que la velocidad se reduzca por debajo del régimen necesario para mantener la relación de cambio más larga, pero aún así es capaz de mantener en muchas ocasiones la séptima. Los 550 Nm de par se dejan notar. ¡Qué fuerza! Daba gusto ver cómo trepaba por la carretera que lleva a lo alto del puerto de Navacerrada, si bien en la pantalla del ordenador también se veía cómo el dato de consumo escalaba a ritmo similar: ¡de un promedio de 6,2 L/100 km se puso en 7,7!

Las cuestas abajo suponen un alivio. Las dos toneladas largas que pesa el Cayenne son aquí un buen aliado y, en retención, el consumo es cero, así que, lo uno por lo otro, el esfuerzo de las subidas se ve compensado de alguna manera en las bajadas. El descenso de las siete revueltas nos devolvió 7 décimas de litro que se mantuvieron hasta el punto medio, donde debíamos realizar el cambio de conductor.

La segunda parte del recorrido no iba a contar con pendientes tan acusadas pero tampoco iba a ser moco de pavo la subida hasta el alto de Somosierra. Una larguísima cuesta, afortunadamente en autovía, que nos elevó el consumo de nuevo por encima de los 7 litros. Pero a partir de aquí prácticamente todo el recorrido de regreso a Madrid iba a ser cuesta abajo. Los dígitos bajaban: 6,6, 6,4, 6,2… A pocos kilómetros del final vimos por fin el número redondo: 6,0.

Obsesionados por mantener esa cifra aún nos empeñamos en cuidar la conducción. Y ya estaba a la vista la gasolinera donde terminaba la prueba cuando el medidor de consumo nos dio la última sorpresa: ¡5,9!

Redondeando, el consumo medio total se había puesto en 6,5 litros a los 100 kilómetros con un promedio de 74 km/h.

Objetivo conseguido. Desde luego, si uno fuera capaz de aguantar las ganas de pisar el acelerador y soportar el estrés acumulado sin que se le fundan los plomos, los 85 litros de combustible que caben en el depósito de un Cayenne Diesel darían para recorrer más de 1.300 km. ¿Pero quién sería capaz de semejante hazaña?

Porsche Cayenne 3.0 V6 Diesel
Datos técnicos
Motor     V6 3.0 Turbodiesel
Cilindrada    2.967 cc
Potencia máxima    245 CV (3.800 – 4.400 rpm)
Par máximo    550 Nm (1.750 – 2.750 rpm
Transmisión     Tiptronic S – 8 velocidades
Tracción    4×4 permanente
Dimensiones    4.846 / 1.939 / 1.701 mm
Peso en vacío    2.080 kg
Vel. Máxima    220 km/h
Acel. 0-100 km/h    7,6 seg.
Consumo Combinado    7,2 L/100 km
Emisiones CO2    189 g/km