A la venta en noviembre

Probamos el nuevo Ford Ranger en Sudáfrica

ford ranger 18
Ford Ranger
Pablo J. Poza
Pablo J. Poza
A mediados de noviembre comenzará la venta en Europa del nuevo Ford Ranger


Parte de un chasis inédito, con motores diésel 2.2 y 3.2, de 150 y 200 CV, respectivamente. Habrá versiones manuales y automáticas, con sistemas motrices 4×2 y 4×4, así como carrocerías de cabina simple, extendida y doble, si bien las especificaciones finales de la gama española y sus precios aún no han sido confirmados.Hemos viajado a Sudáfrica -donde se fabrica para todo el mundo- para realizar la primera prueba de conducción dinámica. El recorrido propuesto por Ford ha sido el siguiente: Nelspruit-Riverwild (carretera, 75 km). Circuito off-road. Riverwild-Elephant Whispers (carretera, 100 km). Elephant Whispers-Mpumalanga (carretera, 25 km, y camino adoquinado, 3 km). Mpumalanga-Nelspruit (camino adoquinado, 3km, y carretera, 45 km).
 
La incorporación de un bloqueo de diferencial trasero opcional supone un avance crucial en cuanto a capacidades todoterreno. Además, las unidades 4×4 probadas en Sudáfrica montaban de origen neumáticos AT, que probablemente no se ofrezcan en la gama europea -esperemos que sí-. Por lo que respecta a recorridos de suspensión, batalla y ángulos de carrocería, el vehículo es similar a su predecesor. Ford ha incluido una gestión electrónica del control de tracción adaptada al uso fuera de carretera, que incluye -en algunas versiones- el control electrónico de descenso.
 
La habitabilidad es uno de los aspectos que más ha mejorado, algo que agradecerán los pasajeros de las plazas traseras, que cuentan con una puerta más grande, más espacio para las piernas y respaldos más inclinados. Asimismo, la ergonomía del puesto del conductor ha experimentado un importante avance, no solo por la postura al volante, sino por la reagrupación de mandos, el uso de un freno de mano convencional, la posibilidad de regular los asientos eléctricamente, etc.
 

Curiosidades del producto

Se fabrica en Sudáfrica para más de 140 mercados, incluidos los europeos. Es el primer TT de serie en el que he podido ver que los respiraderos de los diferenciales han sido canalizados hasta la parte más alta del vano motor para evitar su gripaje en el uso asiduo por vadeos. El motor 3.2 ofrece un rendimiento decepcionante; los 200 CV parecen estar un poco agazapados. La caja de carga cuenta con seis prácticas anillas de amarre, así como seis ganchos en el exterior de la caja, además de un sistema opcional de anclaje similar al del Nissan Navara. En general, es un producto más práctico y pensado más al detalle que la anterior generación.

 

Ford Ranger