Texto: Andrés G. Dorado / Fotos: Israel Medrano (Medis Grupo) La electricidad ha llegado a las motos de campo. La Quantya Evo 1 en sus dos versiones -off road (Track) y matriculada (Strada)- funciona en su totalidad con energía eléctrica, se puede llevar con carné B y disfruta de un suculento descuento en forma de ayuda por ser vehículo ecológico. Se acabó la contaminación acústica y medioambiental en el campo. ¿era lo que querían, no?

Quantya Evo1 Track/Strada

lato sinistro strada
Quantya Evo1 Track/Strada
Autofacil
Autofacil


Los vehículos ecológicos han dejado de ser prototipos futuristas para producirse en serie y comercializarse por todo el mundo, en España incluso se ha establecido ya un plan de ayudas económicas para quien adquiera una moto o un coche eléctrico o híbrido. En el terreno de las dos ruedas el catálogo de scooters eléctricos es cada vez amplio pero el de motos se reduce a un solo modelo, la Quantya Evo 1, que a su vez se ofrece en dos versiones: Track, sólo para campo y sin matricular; y la Strada, que es la de calle, está matriculada y homologada como una moto de 125 cc, por lo tanto accesible a los conductores -convalidados-. Quantya es una firma suiza que lleva desarrollando esta Evo 1 desde 2005 pero no fue hasta 2007 cuando vio la luz. Sobre un chasis hecho a medida y excelentes componentes en el resto de su parte ciclo, se ha montado un motor eléctrico y un bloque de baterías de polímero de litio, un elemento clave para sacar adelante el proyecto ya que de momento no existen unas baterías con tanta capacidad y con ese peso. Además, al no tener efecto memoria se pueden cargar en cualquier momento, no hace falta que se descarguen al completo. Tiene unos 50 kilómetros de autonomía y en tan sólo dos horas de recarga comienza de nuevo la diversión.

Sigue leyendo acerca de la Prueba de la Quantya Evo1 Track/Strada en Formulamoto.es