101 CV - 182 km/h - 5,2 l/100 km - 16.557 -

Rover 25 2.0 D 5p Classic (2004)

mg zr
mg zr noviembre 3004 frontal tres cuartos
Autofácil
Autofácil
Desde que en 1995 apareció el Rover 200 -cuya denominación comercial cambió por la de -25-, en 1999-, este compacto inglés ha sufrido varios -lavados de cara- con el fin de asemejar su aspecto al de sus -hermanos mayores- de gama, los 45 y 75. Este último restyling supone la inclusión de un nuevo frontal, que sustituye los cuatro faros del modelo antiguo por dos más estilizados; asimismo, se modifica la parrilla y los paragolpes, mientras que en la parte posterior cambia el portón. Con todo ello, por diseño puede competir sin problemas con coches más modernos.


Interiormente, se añaden plásticos en dos tonalidades y nuevas tapicerías, aunque el espacio sigue siendo reducido. Tampoco hay variaciones en los motores: cualquiera de ellos -incluido el diesel- ofrece una buena respuesta, pero por potencia están por debajo de la media.

En cuanto al precio, no ha experimentado grandes subidas, por lo que continúa siendo muy competitivo. Eso sí, no puede equipar un elemento imprescindible, como es el control de estabilidad.

Por dentro y por fuera

El salpicadero ha modificado su diseño y emplea otros materiales. La consola central tiene ahora formas rectangulares -excepto las salidas de aire, que son circulares-, e incluye de serie unas vistosas inserciones que imitan la madera.Los plásticos empleados -la mayoría de ellos duros-, así como el ajuste de los mismos es bueno. Sin embargo, el tacto de la mayoría de los mandos es mejorable. La postura de conducción es buena, a pesar de que el volante sólo se regula en altura. Además, los asientos, aunque cómodos, no sujetan mucho.

¿Ha mejorado… o no? Sigue siendo pequeño por fuera… y por dentro. Está a la cola entre los modelos compactos. Sólo hay una luz interior, y está ubicada en el centro: no es muy útil. La instrumentación ofrece la misma información, pero el fondo blanco la hace más atractiva.

Los nuevos faros delanteros, aunque muy atractivos, siguen sin poder incluir lámparas de xenón ni alumbrado en curva, mientras que los antiniebla son opcionales -235 euros-. El portón trasero incluye ahora el nombre del modelo. El maletero sólo se abre con el mando a distancia de la llave, lo que repercute en la duración de la pila que lleva dicho mando. El acabado Classic -el más lujoso de la gama- incluye de serie llantas de 15-. En opción las hay de 16- -como las de la foto- que cuestan 165 -, son robustas y refrigeran bien los frenos.

Cómo va

El motor que equipa el Rover es un turbodiesel -a la vieja usanza-. Esto se nota al arrancar, pues el ruido y las vibraciones que emite son considerables. Una vez en marcha, lo más criticable de la mecánica es que sólo empuja con decisión entre las 2.000 y las 4.000 rpm. Por encima, o por debajo, de este margen la respuesta decae mucho. En el apartado de comportamiento, el 25 sí que ha mejorado con los años. La suspensión escogida hace del Rover un coche estable y bastante cómodo. Por su parte, el cambio tiene un accionamiento suave, aunque los recorridos de la palanca son largos. En cuanto a la dirección destaca por su rapidez: cualquier pequeño movimiento en el volante se traduce en un rápido giro del coche.

Rover ofrece para este modelo la posibilidad de aumentar la potencia de 103 a 113 CV con pequeñas modificaciones electrónicas.

Veredicto

Salvo que la estética sea un factor primordial -algo que sucede en muchas ocasiones-, el Rover 25 ha quedado superado en múltiples aspectos.
Lo que otros no te cuentan

¿Por qué comprarlo? Su diseño exterior sigue destilando buen gusto. Además, el precio no está nada mal.

¿Por qué no comprarlo? El espacio interior es justo, el motor ruidoso y tiene lagunas en el equipamiento.

Depreciación -datos de Eurotax-. Está en la línea de sus competidores. El primer año el valor cae un 15, 1%, llegando al 33% el tercer año.

Fiabilidad. Se han apreciado fallos con el líquido refrigerante y problemas eléctricos en los modelos de 1999 y 2000.

Mantenimiento. Retraso con los repuestos que llegan desde Inglaterra. El aceite sólo se encuentra en los talleres oficiales

Rivales

FORD FOCUS TDCI 1.8 100 5p.

ford focus noviembre 2004 tres cuartos

Precio: Desde 17.860 –

Potencia: 100 CV

Velocidad máxima: 186 km/h

Consumo: 5,2 l/100 km

Tamaño: 415 x 170 x 144 cm

Maletero: 350 litros.

A pesar de que su sustitución es inminente, se impone al 25 por espacio interior, acabado, comodidad y comportamiento.

Lo bueno Comportamiento, gama amplia.

Lo malo Diseño ya conocido, motor veterano.

CITROËN XSARA 2.0 HDI 110.

citroën xsara noviembre 2004 tres cuartos

Precio: Desde 19.778 -.

Potencia: 110 CV.

Velocidad máxima: 193 km/h

Consumo: 5,2 l/100 km
Tamaño: 418 x 170 x 140 cm.

Maletero: 408 litros.

Al igual que el Focus, vive sus últimos momentos de vida. El diseño es más convencional que el del
Rover pero es más amplio.

Lo bueno Maletero, comodidad de marcha.
Lo malo El C4 acapara muchas espectativas.

SKODA FABIA 1.9 TDI SPORT LINE.

skoda fabia noviembre 2004 lateral

Precio: Desde 15.690 -.

Potencia: 101 CV.

Velocidad máxima: 185 km/h

Consumo: 4,9 l/100 km

Tamaño: 396 x 165 x 145 cm

Maletero: 260 litros

Galería de fotos

Ficha Técnica y Gama

ROVER 25 2.0 D 5P CLASSIC.
Motor Diesel, cuatro cilindros Tamaño 399 x 168 x 139 cm
Cilindrada 1.994 cc Consumo 9,4l/100 km
Potencia 101 CV a 6.000 rpm Peso 1.130 kg
Acel. 0-100 km/h 9,4 seg. Maletero 304 litros.
Cambio Manual, de cinco velocidades. Velocidad máxima 184 km/h.
De serie ABS, EBD, airbag de conductor y pasajero, aire acondicionado, cierre central. con mando a distancia, dirección asistida,eleval. eléctricos, alarma perimétrica, equipo de audio con CD y mandos en el volante, espejos exteriores eléctricos y térmicos. Opciones Faros antiniebla (235 -), tapicería de piel (1.545), pintura metal. (307), techo solar (830).

LA GAMA -precios de las versiones básicas 3p-.
1.4 84 CV 12.253 –
1.4 103 CV 13.126 –
1.6 109 CV 15.145 –
2.0 D 101 CV 16.153 –