El ‘Gran Hermano’ de la DGT: no te librarás de ninguna multa

Multas verano
transportation concept - man using phone while driving the car
Autofácil
Autofácil
La DGT ya dispone de una herramienta que digitaliza y centraliza la tramitación de las sanciones.

Se llama PSAN, y es una plataforma, diseñada por la DGT, que pretende unificar la tramitación de sanciones independientemente de qué cuerpo policial la interponga. Sin embargo, va especialmente dirigida a las policías locales y municipales, ayudándoles en el proceso de digitalización y evitando que ninguna multa se traspapele.

La idea es simplificar el trabajo de los agentes. Mientras que ahora interponen sanciones a papel y bolígrafo que más tarde deben de notificar a la DGT (en el caso de que exceda a sus competencias), la aplicación PSAN permitirá anotar la infracción en una tablet y enviarla directamente a la DGT, así como también mandar la sanción al teléfono móvil del usuario de forma inmediata.

Según hemos podido saber, la plataforma PSAN puede utilizarse para interponer cualquier tipo de sanción de tráfico, pero su principal meta es perseguir a los conductores que circulan con la ITV caducada (algo muchísimo más común de lo que creemos) o sin seguro obligatorio, ya sea por caducidad del mismo o directamente por no contratación.

multas

Cabe recordar que circular sin ITV conlleva una sanción de 200 euros, pero eso es un mal menor, puesto que si sufres un accidente y no tienes la ITV pasada, la aseguradora podría desentenderse de los daños ocasionados. Por su parte, la no existencia de seguro se sanciona con entre 800 y 1.500 euros en función de si el vehículo se hallaba aparcado o circulando en el momento de la ‘pillada’..

Es un paso más en el proceso de avance tecnológico en el que trabaja la DGT. Recordemos que, por ejemplo, obliga a que todos los modelos de automóvil homologados a partir de 2022 incorporen una serie de asistentes a la conducción en aras de aumentar la seguridad vial, reduciendo drásticamente la accidentalidad ocasionada por despistes del conductor, que a fin de cuentas es la principal causa de accidente. Algunos de esos ADAS son el detector de fatiga, la frenada de emergencia autónoma, el control de mantenimiento de carril o la famosa caja negra.

Con todo, eso de que una multa se traspapele o que prescriba tiene los días contados. Desde ya, cualquier multa que te pongan por cualquiera que sea la infracción, atravesará una pasarela digital que agilizará la notificación de la misma. Así que… al volante hay que ser más cauto que nunca y respetar todas las normas.