Los radares de ruido ya están listos para multar

Comienzan a funcionar los primeros radares de ruido en zonas urbanas
Los radares de ruido ya están listos para multar
Javier Jiménez
Javier Jiménez
Por primera vez hasta la fecha, estos dispositivos se encargarán de controlar el nivel de ruido emitido por los coches en zonas limitadas a 50 km/h. Se estima que las multas impuestas por superar los niveles acústicos permitidos puedan alcanzar los 135 euros.

Según pudimos descubrir en un estudio publicado recientemente por la Agencia Europea del Medio Ambiente, la contaminación acústica causa 16.000 muertes prematuras en Europa y 72.000 hospitalizaciones al año. El ruido del tráfico rodado es uno de los principales responsables de estas malas cifras. Para tratar de poner solución a este problema, Francia ha instalado en algunos de sus municipios nuevos radares sonoros que multarán a los vehículos que sobrepasen los límites establecidos.

Comienzan a funcionar los primeros radares de ruido en zonas urbanas

El proyecto, que tendrá una duración de dos años, comenzó a funcionar la pasada semana en siete municipios de nuestro país vecino. Es la primera vez que se establece una iniciativa de este tipo en Europa, por lo que será necesario un tiempo para evaluar los resultados y extraer conclusiones. Por el momento, los nuevos radares de ruido serán instalados en zonas urbanas donde la velocidad máxima esté fijada en 50 km/h.

Según recoge el nuevo decreto publicado en el boletín oficial de Francia, los dispositivos, que disponen de micrófonos y de cámaras para captar la matrícula del vehículo infractor, deben estar situados en el arcén. Los primeros radares instalados se encuentran en Saint-Lambert, una localidad situada al sureste de París que suele ser parte de la ruta de moteros, conductores de quads y vehículos similares. Tal y como muestran varias mediciones realizadas por la agencia estatal Bruitparif, los niveles de ruido registrados el pasado verano en esta zona llegaron a alcanzar entre 210 y 520 dB.

De manera progresiva irán llegando más radares sonoros a otras comunidades como París, Niza o Toulouse. Así lo ha anunciado oficialmente la Ministra de Medio Ambiente francesa Barabara Pompili a través de un comunicado en Twitter. A pesar de que aún no se ha establecido cuál será el límite de decibelios permitido antes de cometer infracción, las primeras pruebas fijan el máximo en los 90 dB.

En la primera fase del proyecto, los nuevos radares de ruido recogerán datos en siete ciudades francesas

El texto publicado también prevé que la multa impuesta por superar los límites de ruido establecidos será de 135 euros. No obstante, el proyecto aún se encuentra en plena fase de pruebas por lo que los conductores aún no serán sancionados. Recordemos que el nivel máximo de ruido depende de cada vehículo y está especificado en la documentación del mismo. Por el momento, en España no hay previsto ninguna iniciativa similar.