Probamos los Renault Clio 2021 de carreras… y te decimos cómo puedes competir con ellos

30 Probamos los Renault Clio 2021 de carreras… y te decimos cómo puedes competir con ellos
Fotos: Prueba del Renault Clio RSR 2021 de competición
Miguel Tineo
Miguel Tineo

El Renault Clio RSR, siglas de Renault Sport Racing, es el modelo que se emplea como base para competir en la copa Clio de rallyes (Clio Trophy), de circuitos (Clio Cup) y hasta en rallycross, en otros países.


La competición es cara. Muy cara. Sin embargo, en Renault España llevan apostando por acercarla al mayor número de pilotos desde el año 1969, cuando crearon la Copa Renault 8 TS de circuitos. Aquel año ganó Salvador Cañellas, y supuso el inicio de una tradición para la marca francesa que le ha llevado a organizar los diferentes tipos de Copas Renault durante 52 años, tanto en circuitos como en rallyes.

Así, la marca ha servido para la formación de grandes pilotos, y por sus Copas han pasado en un momento u otro, pilotos tan ilustres como Carlos Sainz Sr. o Luis Pérez Sala, sin olvidarnos de otros grandes como Luis Villamil, Javier Azcona, Alberto Hevia, José Manuel De Los Milagros

¿Cómo es el Renault Clio RSR 2021?

Renault Clio RSR 2021

El Clio RSR está creado sobre el Clio 1.3 TCe de 130 CV con acabado RS Line, y los responsables de Renault Sport lo han desarrollado para que sea válido para competir en rallyes, circuitos y rallycross. En España sólo está previsto que haya copas en circuitos (Clio Cup) y en rallyes (Clio Trophy), por lo que nos vamos a centrar en explicar las diferencias entre ambas versiones, que además son las dos que hemos podido probar.

El Clio RSR, que se vende ya preparado y realizado en las instalaciones de Renault Sport en Dieppe (Francia), cuenta con un elaborado arco antivuelco, sistema de extinción, baquets, arneses, depósito de gasolina de seguridad… y todas las medidas de seguridad necesarias. El motor es el mismo 1.3 Turbo de 130 CV pero potenciado hasta los 180 CV gracias, principalmente, a una centralita electrónica desarrollada por Renault Sport a leves modificaciones mecánicas.

Como nos comentan los responsables de Renault Sport, «el objetivo es que el mantenimiento sea lo más asequible posible y que la fiabilidad sea muy elevada, y todo ello sin que el coste se dispare. La mejor forma de lograrlo es apostando por un motor que sea tan de serie como sea posible». En cualquier caso, las variantes de circuitos recibirán en breve una evolución que le permitirá alcanzar los 210 CV.

Renault Clio RSR interior

En el sistema de transmisión es donde encontramos uno de los principales cambios. El RSR cuenta con un cambio manual secuencial de cinco velocidades desarrollado por el especialista Sadev. En función de si es para rallyes o para circuitos, el desarrollo del grupo es diferente (más largo para el Clio de circuitos), y ambos cuentan con un diferencial autoblocante. La caja es, sin duda, la gran joya de este coche de carreras y no en vano su precio ronda los 15.000 euros….

La suspensión también es específica en función de si el coche es para rallyes, circuitos o rallycross. En cualquiera de los casos, viene con un setup ya desarrollado por Renault Sport sobre el que los pilotos pueden hacer mínimas variaciones, única manera de que no tengan que invertir tanto tiempo y dinero en los siempre costosos tests. Como nos comentaba Markel de Zabaleta, responsable de Comunicación de Renault Sport en España, «por ejemplo, en el de rallyes pueden jugar sólo con la dureza del muelle y un poco con la geometría de la suspensión, pero no pueden variar la dureza del amortiguador, por ejemplo».

Renault Clio 2021

En los frenos es donde más diferencias hay entre las versiones de rallyes y circuitos. Debido a la reglamentación Rally5 de la FIA, el Clio Rally5 cuenta con un sistema de frenos en el eje delantero derivado del que emplea el Renault Talisman de calle, pero con pastillas, latiguillos y líquido de competición. En el caso del Clio de circuitos, en cambio, los frenos delanteros cuentan con discos más grandes y unas estupendas pinzas fijas de cuatro pistones.

Las otras diferencias entre los dos están en el alerón trasero que sí lleva el Clio de circuitos y en las llantas, que el Rally5 son de 15″ para tierra y de 16″ en asfalto mientras que, en el Clio de circuitos, se llega hasta las 17 pulgadas. El Clio de Rallyes también es 40 kilos más pesado.

Cabe destacar que, a partir del 1 de marzo, Renault también comercializará el kit para transformar el Clio en un coche de la categoría Rally4, la inmediatamente superior al Rally5 de esta prueba. Para esa categoría, el Clio Rally4 sí contará con mejores frenos y un motor más potente, que podría rondar esos 200 CV en función de las limitaciones reglamentarias.

¿Cómo va el Clio RSR?

Renault Clio frontal

El motor 1.3 TCe destaca por progresividad y por su buena respuesta a bajo y medio régimen, algo que facilita mucho el aprovechamiento de los 180 CV del motor y, sobre todo, un par máximo que ronda los 300 Nm. No es un motor que estire demasiado ni tampoco impresiona por sus elevadas prestaciones, pero entre 3.500 y 6.000 rpm se muestra muy voluntarioso. Lo que sí se nota, y mucho, es la caja de cambios secuencial. Permite cambiar sin soltar el acelerador y sin pisar el embrague, si bien es recomendable utilizarlo a la hora de reducir para preservar la fiabilidad en la medida de lo posible. Además, entre lo rápida que es y el acertado desarrollo del cambio, es muy fácil encontrarse siempre en un régimen de giro de buena respuesta.

En cuanto al chasis, y obviando las claras diferencias en cuanto a recorrido y dureza de suspensión, además de los neumáticos, de la versión de rallyes y de circuitos, lo que llama la atención es lo bien que se comporta el Clio. El eje delantero se muestra preciso y, gracias al diferencial autoblocante y a la progresividad del motor, la capacidad de tracción es bastante buena.

Por ponerle una pega, nos gustaría una dirección con un poco más de dureza y capacidad de información, pues la que lleva es la de serie y, aunque para el Clio de calle está muy bien, para el de carreras nunca estaría de más que ofreciese un poco más de feedback al piloto. Lógicamente, en las curvas más lentas, si por ejemplo aceleremos demasiado a la salida de la curva o si entramos forzando demasiado la frenada, el Clio muestra cierta tendencia a subvirar, pero sucede de forma progresiva y natural, de manera que es fácil controlarlo y prevenirlo.

Renault Cllio perfil

Además, el eje trasero se muestra muy ágil y reactivo ante cualquier corrección sobre los pedales o la dirección, hecho que permite retomar el control de la situación con bastante facilidad. Las reacciones son vivas y rápidas, pero no bruscas ni imprevisibles, algo que le convierte en un excelente coche escuela para quien quiera iniciarse en la competición.

En cuanto a los frenos, los del Clio de circuitos tienen pinta de ser infatigables. Los del Rally5 ofrecen una capacidad de frenada inicial similar, pero su resistencia a la fatiga no es tan elevada. Eso, en tramos largos, puede obligar a dosificar un poco el esfuerzo sobre el sistema de frenos para no fatigarlos en exceso. Es, en cualquier caso, un problema por culpa de la reglamentación, no de Renault. Alguien en la FIA debería tener en cuenta que, en un coche, los frenos son siempre seguridad. Y, en uno de carreras, más aún si cabe. Así que no tiene ningún sentido ponerle una caja de cambios de 15.000 euros a este coche si luego vamos a escatimar en unos frenos como los que lleva el Clio de circuitos, que son mucho más baratos que el cambio…

¿Cómo correr una de las copas de Renault?

Miguel Tineo interior

El primer paso es adquirir el coche o, en su defecto, llegar a un acuerdo con algún equipo que nos lo vaya a alquilar. El precio del coche es de 46.900 euros más IVA. Si nos lo compramos, hay que tener en cuenta que a ese precio habrá que añadir el coste de la asistencia y transporte por carrera, neumáticos, posibles incidentes, coste de manutención, y reconocimientos en el caso de los rallyes…

Por eso, si queremos adquirir un Clio de competición y si no estamos familiarizados con el mundo de la competición, lo más recomendable es que contactemos directamente con Markel de Zabaleta (606 777 358, o [email protected]) para que nos aconseje o nos ponga en contacto con los promotores de la Clio Cup y del Clio Trophy.
Renault Sport frontal

En cuanto a los calendarios, la Clio Trophy contará con seis pruebas, todas de asfalto. Son los rallyes de Sierra Morena (Córdoba), Castelo Branco (Portugal), Ourense, Princesa de Asturias, La Nucía (Alicante) y el rallyshow de Madrid. En estas mismas citas, salvo en Madrid, también participarán los pilotos de la Copa Dacia, certamen de iniciación a los rallyes puesto en marcha también por Renault y que se disputa con los Dacia Sandero 1.2 de 75 CV.

Por su parte, en circuito se disputarán cuatro meetings en los que habrá dos carreras. Además, cada piloto puede elegir una de las pruebas de la Clio Cup que se disputan en el resto de países europeos para añadirla a su propio calendario. Los cuatro meetings comunes para los pilotos de la Clio Cup tendrán lugar en Motorland-Aragón, Cheste (Valencia), Montmeló (Barcelona) y Lédenon (Francia).

 

Renault Clio