Renault celebra los 60 años de uno de sus mayores iconos, el ‘cuatro latas’

60r4
Renault celebra los 60 años de uno de sus mayores iconos, el ‘cuatro latas’
Nicolás Merino
Nicolás Merino

La firma francesa llegó a producir más de ocho millones de unidades, de las cuales 800.000 fueron a parar a España. En nuestro país, el 4L fue un actor importantísimo en la democratización del vehículo entre la población.


Renault vuelve a estar de celebración en este 2021. El mítico 4L, apodado cariñosamente ‘cuatro Latas’, cumple 60 años y sus cifras demuestran que fue todo un éxito para la marca francesa: ocho millones de unidades destinadas a más de 100 países y a lo largo de sus 30 años en el mercado. Una historia que arrancó en 1961 y que ahora merece la pena volver a contar.

nuevo 4l

Tras cinco años de desarrollo, el Renault 4 se presentó en sociedad el 28 de agosto de 1961. Como acostumbra la marca, el R4 hacía uso de tecnologías de lo más innovadoras. Por ejemplo, el vehículo se había desarrollado con una carrocería Break sobre un chasis tipo plataforma. Con 3,6 metros de largo y 1,5 metros de alto, contaba con espacio para cinco ocupantes y una zona trasera que ofrecía una capacidad de hasta 1.450 litros. Gracias a la incorporación de una quinta puerta tipo portón, con un gran ángulo de apertura, ofrecía una accesibilidad trasera excepcional.

Además, se trataba del primer modelo compacto desde la IIGM en proponer una configuración de motor y tracción delantera, a lo que sea añadía la suspensión independiente en el tren delantero, con todas las ventajas en términos de maniobrabilidad y precisión en la dirección que ello comporta, marcando la vía a futuros modelos de Renault.

Soluciones nunca antes vistas en el mundo de la automoción

1967r4parisienne013

El R4 se granjeó una gran reputación por la cantidad de adelantos mecánicos de los que hacía gala. Así, empleaba rótulas de suspensión estancas, sin engrase, por lo que el coste del vehículo bajaba considerablemente. También contaba con un circuito de refrigeración cerrado y hermético. Con un líquido especial capaz de soportar bajas temperaturas. De este modo, no era necesario utilizar anticongelante, con lo que el mantenimiento real del coche era cambiar el aceite.

A España el R4 llegó a través de la inauguración de la Factoría de Montaje de Valladolid, en 1963, y cuya producción se prolongó hasta 1989, en el caso del turismo R4, y hasta 1991 en el caso de su versión furgoneta. Entre ambos se peodujeron en España 800.000 unidades, cerca del 10% de su producción mundial.

60 r4 fabrica

Ya en 1964, se presentó oficialmente el Renault 4, en su versión L, en pleno despegue del turismo y del desarrollismo que caracterizó la sociedad y la economía de la España de los años 60. Montaba un motor gasolina de 845cc, que desarrollaba una potencia de 30 CV y una velocidad máxima que superaba los 100 km/h.

La prensa de la época destacó su carácter polivalente y económico, y las virtudes de su suspensión «todo camino», así como su concepto innovador en términos de facilidad de acceso al habitáculo. Debido a su nomenclatura 4L, en España se ganó el apodo de ‘cuatro latas’. En aquella época costaba 84.000 pesetas, situado por debajo del nivel de su segmento, que era de 100.000 pesetas.

Un sinfín de evoluciones

r42

Con el paso de los años, el R4 fue incorporando motorizaciones más modernas y eficientes, como el motor C «sierra» de 852cc y la caja de cambios de 4 relaciones, en 1968, o, posteriormente, el motor de 1.108cc de 38cv, los frenos de disco, etc… También introdujo elementos como el techo practicable panorámico, que contribuyó a reforzar el carácter lúdico del modelo.

Sin embargo, la introducción de reglamentaciones medioambientales internacionales más exigentes, a partir de enero de 1993, trajo como consecuencia, como sucedió con otros modelos de otras marcas, su final industrial, ya que era técnicamente inviable la introducción de los nuevos elementos de carácter obligatorio, como el catalizador. La última unidad producida del 4L salió de la cadena un 3 de diciembre de 1992, aunque en España se dejó de producir ya en 1989.