Suelen ofrecer bastante flexibilidad

¿Cómo puedo ampliar el contrato de renting de mi coche?

Cómo ampliar contrato de renting
¿Cómo puedo ampliar el contrato de renting de mi coche?
Rogelio Camargo
Rogelio Camargo
¿Tienes un coche de renting y estás pensando en alargar su contrato? Te explicamos cómo puedes hacerlo. Y es que la falta de coches provocadas por la crisis de los semiconductores está haciendo que muchas personas tengan esta necesidad.

Según un informe elaborado por Total Renting, de los más de 35.000 contratos de renting que finalizarán en los próximos meses, un 89 % se verán obligados a solicitar una prorroga debido a la crisis de los semiconductores. Así de contundentes son los efectos que está dejando esta crisis en el mercado y que está convirtiendo cada coche en un preciado tesoro… Pero ojo, también se está dando el caso de fabricantes de vehículos solicitando el retorno de las unidades cuyo contrato ha finalizado para tener stock de coches de segunda mano…

¿Qué opciones tienes si finaliza tu contrato de renting?

Normalmente, llegado ese momento, la mayoría de clientes devuelven el coche y contratan otro renting por un nuevo vehículo. Ahora bien, también hay otras opciones, como devolver el vehículo ‘a secas’ dando por finalizada la relación contractual, solicitar la compra del mismo o, lo que se está poniendo ahora más de moda, tramitar una prórroga del contrato que está a punto de caducar, pudiendo así disponer del automóvil durante determinado tiempo adicional.

¿Cómo pedir dicha prórroga?

La posibilidad de pedir una prórroga en un contrato de renting aumentó de manera notable durante el confinamiento por la pandemia del covid-19, y ha vuelto a salir a la luz por la crisis de los semiconductores.

Lo que tienes que hacer, si pretendes alargar tu actual contrato de renting, es ponerte en contacto directamente con la empresa arrendadora, ya sea la propia marca o una independiente. Dichas compañías ya están abiertas a ello y, según la Asociación Española de Renting (AER), «no existe una norma estándar en lo que se refiere a las prórrogas; hay bastante flexibilidad en este sentido (Nota de la redacción: según otras fuentes, el plazo máximo de prórroga suele ser de 12 meses). De hecho, las arrendadoras puede actuar de manera diferente con cada cliente; es decir, que incluso dentro de cada compañía tampoco existe una norma general.

La posición que están tomando las empresas de renting en este sentido es actuar como asesores; es decir, si el cliente finalmente decide cambiar a otro modelo pero su elección no está disponible, le aconsejan otras alternativas que puedan cubrir sus necesidades. Este caso también puede dar lugar a una prorroga por el tiempo necesario hasta que el cliente reciba su nuevo coche».

FlotaIONIQparaDHL

¿Qué plazo tengo para solicitar dicha prórroga?

Aquí, de nuevo, no existe una norma general, ya que cada arrendadora puede tener unas condiciones. Lo ideal es avisar con al menos tres meses de antelación, aunque dadas las circunstancias, la mayoría de compañías no ponen plazos, más allá de que la petición se realice antes de que finalice el contrato, como es lógico.

¿Qué sucede con la cuota mensual?

Por lo general, cuando una empresa de renting acepta una prórroga, suele recalcular la cuota mensual, lo que puede dar lugar a una reducción del importe a pagar para ajustarlo al valor del coche en el momento de la renovación (su estado no será el mismo que nuevo y, por tanto, su valor desciende).

No obstante, también es posible que la cuota se calcule a la alza, por ejemplo, si se han recorrido muchos kilómetros y el coche ha sufrido mucho desgaste, ya que aumenta la probabilidad de averías.

Del mismo modo, si el renting se formalizó por cuatro años y se amplia a un quinto, es obligatorio que el coche pase la inspección técnica de vehículos (ITV).

Lo que es seguro es que durante la prórroga seguirás contando con los mismos servicios que contrataste al inicio.

¿Y si tengo una multiopción?

Si en su día optaste por una compra por multiopción (una fórmula similar al renting, salvo porque el coche está a nombre del cliente, no de la arrendadora), lo tienes más fácil, ya que únicamente tendrás que decidir si prefieres devolverlo, cambiarlo por otro (lógicamente, dentro de la propia marca) o quedártelo.

En este último caso, puedes pagar la cuota final o Valor Futuro Mínimo Garantizado (VFMG), ya sea al contado o financiando; eso sí, en este supuesto, ten en cuenta que dejarás de contar con los servicios incluidos en la multiopción, ya que en este caso se trataría de un coche de segunda mano y esta fórmula no se aplica.

 

0 Comentarios