Deportivos americanos

Los 10 mejores muscle cars de la historia

20 Los 10 mejores muscle cars de la historia
Fotos de los 10 mejores Muscle Cars
Victor Delgado
Victor Delgado
La mayoría conocemos a los muscle cars más famosos pero, ¿sabes cuáles son los diez mejores de la historia? Te los presentamos.


Todo amante del motor tiene nociones de lo que es un muscle car: se trata de un deportivo de origen americano con una potencia desmesurada, pero -en la mayoría de los casos- de una concepción completamente diferente a lo que en Europa entendemos como coche deportivo. Para que conozcas los diez mejores de todos los tiempos, hemos hecho una selección. Son estos:

Pontiac GTO de 1964

Pontiac GTO de 1964

Es conocido como uno de los muscle cars pioneros. Debajo de su capó albergaba un poderoso motor de 6.4 litros con 8 cilindros en V que desarrollaba una potencia de hasta 353 CV, completando el 0 a 100 km/h en 5,7 segundos.

Chevrolet Chevelle SS 454 de 1970

Chevrolet Chevelle SS 454 de 1970

El primer muscle car de Chevrolet fue este modelo, que instalaba un propulsor V8 de gasolina con 7.5 litros y 456 CV. Lógicamente, era un coche muy rápido: aceleraba de 0 a 100 km/h en poco más de 5 segundos.

Plymouth Road Runner Superbird de 1970

Plymouth Road Runner Superbird de 1970

Inspiración para los creadores de la película Cars -de Pixar-, tomó prestada la estética de la Nascar. Le acompañaba un motor V8 de 7.2 litros con una potencia de 380 CV, con el que aceleraba de 0 a 100 km/h en 5 segundos.

Chevrolet Camaro Z/28 de 1967

Chevrolet Camaro Z/28 de 1967

Construido para hacerle una feroz competencia comercial al Ford Mustang, este coche contaba con una alternativa tope de gama de 6.5 litros con 8 cilindros en V y una potencia máxima de 380 CV.

Oldsmobile Rocket 88 de 1949

Oldsmobile Rocket 88 de 1949

Con una estética diferenciada de los demás, está considerado como uno de los padres de los muscle cars. A pesar de ello, su motor solamente era un preludio de lo que estaba por venir, ya que rendía 140 CV de un bloque 5.0 V8.

Shelby Mustang GT-350 de 1965

Shelby Mustang GT-350 de 1965

Se trata, posiblemente, del más icónico de los coches de esta categoría. Consiguió vender más de 2 millones de unidades en sus dos primeros años a la venta. La versión más radical, llamada Shelby, tenía un motor V8 de 4.7 litros y 310 CV.

Chevrolet Corvette L88 de 1968

Chevrolet Corvette L88 de 1968

Muchos entusiastas de este tipo de vehículos no lo consideran un muscle car como tal debido a una concepción más adaptada al gusto europeo. No obstante, su mecánica está a la altura: monta un bloque V8 de 7.0 litros con hasta 436 CV.

Ford Fairlane Thunderbolt de 1964

Ford Fairlane Thunderbolt de 1964

Desarrollado inicialmente para el mundo de la competición -en la Nascar concretamente-, cuenta con un propulsor también de 8 cilindros y 7.0 litros que se estima que podía llegar a alcanzar los 608 CV.

Dodge Challenger Hellcat de 2015

Dodge Challenger Hellcat de 2015

El modelo más moderno de todos los de la lista no ha perdido la verdadera esencia de los muscle car, a la que añade la última tecnología -´nació´ en 2015-. Alcanza los 100 km/h desde parado en 3,6 segundos gracias a sus 717 CV, extraídos de un bloque V8 de 6.2 litros.

Plymouth Hemi Cuda de 1971

Plymouth Hemi Cuda de 1971

Aunque se pasara su vida comercial a la sombra del Mustang de su época, este americano contaba con credenciales suficientes para plantarle cara: una mecánica 7.0 V8 de la que se extraían 431 CV. Pasaba de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos.