Tanto si sufres un accidente, como si presencias uno, la rapidez con la que actúes y la calma que mantengas pueden ser determinantes para mitigar las consecuencias del impacto. En este informe te decimos todo lo que tienes que hacer para facilitar la pronta llegada de los servicios de emergencia.

Qué hacer en caso de accidente

accidente 2
Accidente
Autofacil
Autofacil


Cómo actuar si sufres uno

Tras el golpe
1.- «Cerciórate de que no estás lesionado-, explica Eugenio Vegas, coordinador médico de emergencias del SUMMA, el servicio de emergencia de la Comunidad de Madrid.
2.- Intenta estacionar el coche donde no moleste al tráfico.
3.- Antes de salir del coche, observa si vienen otros vehículos y -hazlo siempre por la puerta que esté más alejada de la vía. Recuerda que, nada más abandonar el vehículo, deberás ponerte el chaleco reflectante -es recomendable que lo lleves en la guantera– señalan desde el SUMMA.
4.- Señaliza su posición con los triángulos -en carreteras de dos sentidos sitúa, a unos 50 m del coche, uno delante y otro detrás; en autopistas y autovías, sólo deberás colocar uno… pero a unos 100 m detrás de tu vehículo-.

Si quedas atrapado
1.- No intentes salir por tu cuenta y -espera la ayuda del exterior-.
2.- -Evita los movimientos bruscos para no agravar una posible lesión-, destacan desde el SUMMA.

Si vuelcas
-Apoya las manos en el techo -para evitar que el peso de tu cuerpo dañe tu columna- y, con cuidado, quítate el cinturón, poniendo atención en las partes rotas del coche -por el impacto- para evitar que te produzcan heridas-, indica Juan José Alba, director del Instituto de Seguridad Vial de la Universidad de Zaragoza.

Si el motor empieza a echar humo…
Quita el contacto, -para cortar el suministro de gasolina- y sal del coche de inmediato.

Espera ayuda médica
Una vez fuera del vehículo, retírate al arcén o ponte detrás de los ‘quitamiedos’.

Y si presencias uno…

Si no hay heridos…
No tienes la obligación de detenerte y es mejor que no lo hagas porque causarás más problemas que ayuda, al generar, posiblemente, una retención del tráfico.

Si hay heridos…
Y no hay nadie socorriéndolos, la ley te obliga a parar y prestar auxilio a los afectados, así como a avisar a las asistencias sanitarias -no hacerlo es un delito de omisión de socorro, castigado hasta con dos años de cárcel y de 2 a 400 -/día según tus ingresos-. En este caso:

1.- Detén tu coche fuera de la calzada  a más de 100 metros del siniestro, señaliza tu posición con el warning, ponte el chaleco reflectante y coloca los triángulos -ver ‘Cómo actuar si sufres uno’-.

2.- Comunica el accidente a los servicios de emergencia llamando al número 112, e «intenta aportar, con calma, la mayor cantidad de datos -número de heridos, si están conscientes o no, si se ha producido un incendio, el punto kilométrico-…, recuerda Albert Alumá, director de la Escuela de conducción segura del RACC.

3.- Si puedes, apaga el contacto del coche siniestrado, para evitar cortocircuitos y posibles incendios.

4.- Evita sacar a los heridos del interior del automóvil o moverlos -para no causarles lesiones añadidas-… salvo que veas que corren peligro -por ejemplo, porque el coche puede caer al agua o haya comenzado a arder-.

5.- Si, por seguridad, tienes que sacarlos… Antes de sacar a la víctima del coche debes romper o apartar todos aquellos elementos que puedan oprimirla o retenerla -telas, hierros–.  Después, extráela -inmovilizando todo lo posible su cuello con tu mano y trasládala a un lugar seguro-, aconsejan desde el SUMMA. -Si está consciente, debes colocarla boca arriba, con la cabeza, cuello y tronco alineados; si no lo está, en -posición de seguridad-: de lado y con un brazo y una pierna flexionados, para evitar que se mueva. A ser posible tápala con una manta para que no pierda calor. Si el accidentado es un motorista jamás le retires el casco, podrías causarle lesiones muy graves-.

6.- Intenta que los heridos estén conscientes hablando con ellos, preguntándoles por lo sucedido y tranquilizándoles. Aunque lo pidan, no les des medicinas ni tampoco de beber o comer.

7.- Si las víctimas respiran con dificultad, aflójales la ropa y, si es necesario, hazles el ‘boca a boca’: tápales la nariz, abre su boca e introduce aire hasta que su tórax suba -tardará unos dos seg.-  Deja que la víctima expulse el aire y repite la acción; luego, comprueba si respira correctamente. Si no, realiza el ‘boca a boca’ unas 10 veces por minuto.

8.- Si sangran abundantemente, presiona sobre la herida con un trapo limpio -puede ser una camiseta- unos 10 minutos y, si se empapa, pon otro trapo encima. Si el herido sufre quemaduras, no le quites la ropa: lo mejor es echar agua fría durante unos minutos en la zona afectada.

9.- Y, sobre todo- deja actuar a los servicios de emergencia Una vez que hayan llegado, no interfieras en su labor a no ser que te lo indiquen: podrías causar a las víctimas más lesiones si no sabes primeros auxilios. En www.dya.es encontrarás una breve guía de cómo practicarlos.