El viñedo marca la ruta

Costers del Segre, ruta del vino de Lleida

25 Costers del Segre, ruta del vino de Lleida
Fotos: Costers del Segre, ruta del vino de Lleida
Pedro Madera
Pedro Madera


Lleida cultiva sus viñedos desde tiempos casi inmemoriales. Los íberos ya lo hacían, pero no fue hasta el siglo XIX que esta industria empezó a cuajar como tal gracias al excelente trabajo y gusto de sus viticultores a la hora de buscar variedades propias de uva destinadas a satisfacer todos los paladares. Hay hasta siete subzonas distintas, y distintas variedades de vino, configurando todas ellas la Denominación de Origen de Costers del Segre, toda una puerta de entrada a la cultura e identidad del lugar. Más de 40 bodegas han hecho del turismo su reclamo.

arbeca bodega el vinyards 06

Un efecto directo de esta actividad es un enoturismo activo y muy didáctico. Un buen ejemplo lo tenemos en Vinya Els Vilars, ha hecho de la hospitalidad la mejor manera de enseñar Arbeca y la zona de Les Garriges. Ubicada en unas tierras de viñas, olivos y cereales, sus 6 hectáreas cultivan variedades de Syrah y merlot importadas de Francia, elaboradas en las más modernas instalaciones pero a la vez con un cuidado humano y conocimiento de los procedimientos tradicionales fuera de toda duda. También es una bodega que ha apostado sin disimulo por el enoturismo y con un parking propio para autocaravanas destinado a hacer todavía más fácil «acampar» y planificar una buena visita a las instalaciones. En total, producen siete vinos distintos, cinco tintos, un blanco, un rosado y uno de los mejores cavas catalanes que podamos probar, Vilars Cava Brut Nature.

celler matallonga 01

No muy lejos, está el ayuntamiento de Fulleda. Celler Matallonga es un ejemplo de la nueva viticultura en la comarca. Joan es el mejor guía de la zona. Siempre dispuesto a enseñar su viñedo, a tomar una copa de sus vinos o hacer una cata. Su tierra es su manera de enseñar los campos de este pueblo que puede presumir de ser el lugar de nacimiento de Agustina de Aragón.

vallbona de les monges bodega lolivera

Estos suelos tienen una situación privilegiada. Su composición calcárea y su clima continental con influencia mediterránea son la base de un producto que se beneficia de unos duros inviernos y unos tórridos veranos. La altura y el paisaje lo convierten en un escenario perfecto. Si a esto unimos la cultura como en Vallbona de les Monges, donde encontramos la Cooperativa L´Olivera, la opción de una escapada para el fin de semana es perfecta.

castell del remei 05

En el lado opuesto encontramos un gran centro enoturístico como Castell del Remei. Un paisaje plano, con el viñedo convertido en una pieza más del paisajismo. Estamos lindando con el Urgell, pero todavía en la comarca de la Noguera, en Penelles. Además de su bonito castillo del Remei, muy bien restaurado, estamos ante otra localidad dedicada a la agricultura y el cultivo de la vid.

La bodega que lleva el nombre del Castell del Remei tienen ya una historia centenaria a sus espaldas, en tanto se remontan a 1780. Esta finca de la D.O. Costers del Segre, propiedad del enólogo Tomàs Cusiné, es la bodega más antigua de Cataluña y la primera construida según el modelo bordelés, con el chateau rodeado de viñedos. Sus 100 hectáreas, de las cuales 20 se dedican al viñedo, de un suelo con una particular mezcla de calcáreo y arcilloso, dan para un vino especial. Viñas autóctonas mezcladas con algunas variedades francesas, todas ellas cultivadas según los medios más modernos y con un destacable afán ecológico.

costers del sio 02

Aquí es interesante la visita a la Bodega Costers del Sió, en Balaguer. Una gran finca dedicada al vino y otros menesteres agrícolas. La bodega tiene mucho encanto y, naturalmente, está enclavada en un paisaje de viñedos con algunas otras construcciones interesantes como el Santuario del Remei. Algo parecido sucede en Alfarrás. Es una localidad a tener en cuenta en el Segrià por estar considerada la capital catalana del melocotón y el cultivo de la fruta. Ambos son los causantes del crecimiento del municipio, con un molino de harina del siglo XV y una iglesia de Sant Pere Apóstol del XVIII como ganchos arquitectónicos principales. En Alfarrás podremos visitar Bodega La Gravera. Cuatro viñedos situados en la Serra de Llarga donde cuidan con mimo la producción de sus vinos a base de prácticas sostenibles y responsables de enoturismo.