Gastronomía y el duro trabajo de una furgoneta

Pedro Madera
Pedro Madera
Se pueden llamar de muchas maneras pero un vehículo industrial siempre será una furgoneta. Por eso la nueva Fiat Scudo nos permite disfrutar del duro trabajo de cada día y luego poder comer en algunos restaurantes que piensan más en la calidad que en su ubicación.

Comer en polígonos industriales demuestra que una nueva cultura de nuestros vehículos está en la calle. La calidad se esconde en lugares sorprendentes. Nuestra Fiat Scudo ofrece posibilidades que otros ni se imaginan. Los nuevos industriales son cómodos, rápidos y afinados en el consumo. La vida es muy corta para vivir mal…

Luz de Lumbre

Calle Los Estudiantes, 6. San Lorenzo de El Escorial. Madrid. Tlf: 918 188 993 / 681 082 877.

Luz de Lumbre está en el polígono industrial de San Lorenzo del Escorial, uno de los grandes puntos a visitar en Madrid. Allí, en un lugar relativamente inesperado, el chef Catalin Lupu ha desplegado su arte y su talento, con una parrilla de pescado y carne y cocina de raciones de una calidad sorprendente.

Lograr que su restaurante sea uno con las mejores carnes de la sierra madrileña no es sólo literatura. El cliente que aprecia la calidad sabe hacer unos kilómetros más para disfrutar de una comida después de una buena caminata o una visita cultural.

El restaurante ha sido concebido como un verdadero carrusel de sensaciones que no desprecia las tapas, las hamburguesas, las pizzas y otros platos populares. Pero afinados con una calidad y sentido de la alta cocina que lo dignifica y convierte en otra cosa, que nos descubre que una lumbre bien manejada puede con todo. Excelente su ensalada escabechada, su pizza trufada (o la cuatro quesos) y las carnes rojas en una carta que, ojo, varía según las estaciones.

La Costa

Bulevar de El Ejido, 48, El Ejido. Almería. Tlf: 950 481 777 / 647 367 736

La Costa, en El Ejido (Almería) está ubicado igualmente en un polígono industrial. Pero su chef y propietario, José Álvarez, lo ha visto como una oportunidad para, igualmente, salir de lo normal. Por eso su negocio consagrado a la cocina andaluza tradicional tiene una Estrella Michelín, con menú degustación con vocación de autor que hace honor a su nombre y que está compuesto de distintos platos de tomates, verduras, pescados y carnes de proximidad. Un lugar que evoluciona y no deja de sorprender.

Esencial es su sopa de pota blanca, la merluza en salsa tártara o los guisantes en lágrima de Daria, combinaciones realmente especiales donde se adivina la profesionalidad de José, un chef que ha sabido interpretar la cocina del sur en clave de carrusel de (contundentes) sensaciones.

El Mesón Castellano

Polígono Reina Sofía, Avenida Juan Pablo II 87, Mérida. Badajoz. Tlf: 924348288

El nombre engaña. Este establecimiento ofrece, como su nombre y ubicación indica, platos de contundente comida tradicional, pero bajo su apariencia convencional, pero a la vez intachable, existe una carta variada y modernizada, muy dinámica, donde no falta la comida mexicana e incluso canaria y un menú de asados realmente delicioso que destaca por la calidad de su materia prima pero también por su ejecución.

La carne y la barbacoa están especialmente bien (destacando el codillo o la carrillada al vino tinto), pero también el bacalao. En conjunto, el mesón Castellano es un lugar que consigue sorprender. Además, el trato es excelente y el menú variado.

Bancal Organic Food

Calle Chile, 10, Las Rozas. Madrid. Tlf: 916 301 284

Bancal, en el centro empresarial Las Rozas, apuesta por la comida orgánica y saludable. Pero no esperemos uno de esos negocios donde todo es postureo: aquí saben lo que hacen y lo demuestran. Naturalmente, dispone de opciones veganas, vegetarianas y sin gluten, pero sin que el precio espante. Estamos ante una apuesta por la cocina mediterránea y sana que no da gato por liebre y que destaca por sus pescados, su moussaka, el pollo al curry o la quinoa.