Ruuta 4x4

Plan de fuga: tres días en el Salar de Uyuni (Bolivia)

rutasalaruyuni4
Plan de fuga: tres días en el Salar de Uyuni (Bolivia)
Teresa Ordas
Teresa Ordas
Con el Dakar en marcha, nos escapamos al lugar más alejado de su ruta. Nuestro plan de fuga nos lleva directos a Bolivia para atrapar en un puño el silencio, el aura, la magia de un lugar llamado El Salar de Uyuni. Parecerá un sueño.


Rachea el viento, ruge nuestro 4×4 sobre un inmenso desierto de sal a una altitud de 3.650 metros, sobre lo que parece otro mundo. ¿Dónde estoy? ¿Qué prodigio es este? ¿Estoy soñando? Y vendrán muchas preguntas más. Y también fotos en las que tu imagen parecerá un anuncio promocionando el cielo. Pero sí, es un espejismo, un juego óptico provocado por la gigantesca plancha de sal de 10.580 metros cuadrados que pisas. Sal. Pura sal de la que se extraen cada año 25 mil toneladas de los 10 billones que se le calculan. Y litio, mucho litio, la mayor reserva del mundo.

Sal y paisajes surrealistas, eso es el Salar de Uyuni. En el pasado prehistórico aquí hubo un gran lago y podría ser esto su fantasma. Desde el satélite, la imagen del salar queda estampada como una boca blanca, gigantesca, sobre el secarral andino. El mapa nos ubica en el departamento de Potosí, en el Suroeste de Bolivia, cerca de la cresta de Los Andes. El invierno llega entre mayo y octubre y pinta un inmenso glaciar al endurecerse la superficie en formas geométricas. De noviembre a marzo, el verano, ahora, es temporada de aguas y ese cristal que te digo te hará dudar de dónde pisas, un espejo, el cielo, tal vez.

ruta salar uyuni 6

El pueblo de Uyuni es la puerta de entrada al Salar de Uyuni. Nos encontramos con el retrato de la vida del altiplano boliviano en una capital de provincias. Humilde, discreta y con algo más de 20.000 habitantes. En Uyuni hay bastantes propuestas de alojamiento. Nos gusta el hotel Luna Salada. Sin salir de él podrás degustar la comida típica andina, como la quinoa, en su restaurante Tunupa, con vistas espectaculares al Salar.

Ante la idea de realizar el gran recorrido por el Salar, tanto Late Bolivia, como Mundo Quechua, dos de los mejores operadores, nos desaconsejan las excursiones en solitario. Es más, no existe la posibilidad de alquilar 4×4. Es cierto que puedes plantearte hacer la ruta a tu aire si alquilas 4×4 en La Paz. Pero los caminos son bastante complicados, muchas veces ni siquiera hay camino, por lo que se requieren personas experimentadas. Lo mejor es que te pongas en sus manos y estudies con ellos qué plan tomar porque hay una gran variedad. Tour privado o compartido. La inmersión que hemos elegido implica tres días de expedición para descubrir desiertos blancos, lagunas de colores y la reserva nacional de fauna andina Eduardo Avaroa. ¡Y vamos ya, ese salero!

Tren el el Salar de UyuniPrimer Día. Uyuni, trenes, sal y cactus

Arrancamos con la visita al Cementerio de Trenes de Uyuni. No es más que eso, cacharros viejos y polvorientos que tuvieron su pasado en el mundo de las minas y hoy son el escenario de algunas de tus fotos. Seguimos a Colchani, un poblado a 20 kilómetros de Uyuni donde unas 20 familias lo convierten en la gran fábrica de sal de Bolivia, produciendo unos dos mil kilos al día. De sal es también la artesanía que encontrarás: llamas, portarretratos y amuletos.

Ingresamos en el maravilloso Salar de Uyuni, no hay despiste. Comienza la fantasía. Verás ojos de agua, pequeñas erupciones de agua bajo la sal que nos ayudarán a conocer el proceso de formación de este infinito mar-salero. Te volverás loco haciendo fotos. Viajamos por una inmensa planicie blanca hasta llegar al Hotel de Sal, fotografiado en todas las listas de los alojamientos más raros del mundo, pero ahora es museo. Junto a él hay un pequeño montículo con banderas de todo el mundo dejadas por los viajeros. La fascinación aumenta cuando más adelante se descubre la Isla Incahuasi, una zona de cactus gigantes milenarios de hasta 12 metros de altura. Y desde los alto de la isla veremos alzarse al volcán Tunupa. Respira hondo. Qué maravilla. La noche la pasaremos en uno de los hostales concertados por los operadores. Alojamientos humildes donde podremos elegir habitación doble con baño privado y agua caliente, en algunos casos.


ruta salar uyuniSegundo Día: Volcanes, flamencos y lagunas de colores

Vamos a la región volcánica de la provincia de Sur Lípez, que hace frontera con Chile y Argentina. La zona es pedregosa, con cerros que llegan casi a los 6.000 metros de altitud, aquí se encuentra el Volcán Ollagüe. Viajamos hacia la Reserva Eduardo Avaroa. En el camino observamos cuencas donde abundan embalses de agua a los que afluyen pequeños arroyos. Vamos a pasar por las lagunas Hedionda –¿hace falta que te aclare el nombre?–, Cañapa y Honda.

Avanzamos hasta el Desierto de Siloli con paradas para tomar fotografías de los impresionantes paisajes. Aquí tienes el Árbol de Piedra, una formación rocosa digna de ser retratada desde todos los ángulos, que se alza cual tronco de coliflor en mitad de la nada.

Y ya, nos adentramos en la Reserva de Fauna Andina Eduardo Avaroa, el lugar más visitado de Bolivia. Se trata de una extensión de inmensas planicies y mesetas flanqueadas por la Cordillera Occidental, donde se encuentra el Volcán Licancabur.

Salar de Uyuni, Bolivia

En la Reserva existe una singular fauna adaptada a las condiciones extremas de vida en la región. En total, hay 80 especies de aves de las cuales las más representativas son los flamencos. Pero también hay gansos andinos, halcones, patos, el ñandú pequeño, que se parece al avestruz y no vuela. Algunas de las especies están en peligro de extinción, como el cóndor andino y la keñua. También hay 23 especies de mamíferos, entre ellos pumas y zorros. La Laguna Colorada es un delirio, nunca has visto nada parecido. El agua roja se debe a las algas y los minerales, pero su color impacta aún más al encontrarse inmersa entre montañas y salpicada por cientos de flamencos. Clic, clic, venga fotos. El alojamiento será en alguno de los refugios que hay en los alrededores. No añores el confort y disfruta del espectáculo de la noche en el altiplano andino. Tan alto, tan estrellado, tan mágico.

Salar de uyuni, BoliviaTercer día: El Sol de la Mañana, La Laguna Verde y regreso

El último día obliga a madrugar. Ni te molestes en preguntar por la ducha: espera y verás. Vamos en busca del Sol de la Mañana para poder observar los géiseres, fumarolas y cráteres con lava volcánica que se forman debido al Volcán Polques. Y, mira por dónde, a las siete de la mañana te vas a poder bañar a 27ºC en las Termas del volcán. Después de esta experiencia inolvidable nuestro recorrido nos lleva hasta la frontera con Chile, a Hito Cajón. Vamos a entrar en el desierto de Salvador Dalí, nombre perfecto para lo que podría ser un cuadro del artista. Son más de 100 kilómetros cuadrados donde se dibujan extrañas y surrealistas formaciones rocosas en un paisaje árido. Casi en la frontera chilena damos con La Laguna Verde. Dependiendo del viento, en la zona podremos ver cómo cambia el color. Sobre el agua, el reflejo del Volcán Licancabur. Desde ahí iniciaremos el regreso a Uyuni pasando por el Valle de las Rocas, un paisaje lunar, y por el pueblo de San Cristobal de Lípez, minero y humilde donde merecen la pena dos fotos: su iglesia de San Cristobal y el mirador Irucancha que proporciona una panorámica de 360º sobre la explotación minera más grande de Bolivia. Y ahora, ya sí, a Uyuni, de vuelta.

MOVERTE POR EL SALAR

Ten en cuenta que vas al desierto, la ruta puede significar 1.000 kilómetros y no hay tiendas, compra comida en Uyuni. Los alojamientos que te vas a encontrar en el Salar no llegan a ser ni hostales, puede que no sean cómodos y que no te puedas asear decentemente. Debes ir provisto de un buen saco de dormir y ropa de abrigo porque la altitud trae noches muy frías. Pero, amigo, estás en ese lugar del mundo donde se sueñan idilios entre paisaje y un 4×4. Si contratas el tour con Mundo Quechua o Late Bolivia calcula que los precios pueden rondar los 150T por persona para los tres días en el 4×4 compartido entre 6 pasajeros. Y tendrás que hablar con ellos sobre seguros, propinas, entrada a los museos y extras. 

ruta salar uyuni 1

Veamos cómo llegar a Uyuni: Lo más sencillo es tomar un avión desde la Paz, ya que hace poco han abierto el aeropuerto Joya Andina. Volarás ida y vuelta con Amaszonas por unos 300T. A partir de 350 € puedes alquilar un 4×4 en La Paz si estás dispuesto a recorrer 729 kilómetros de autovías. También hay autobuses de trayecto eterno. Y, para llegar a La Paz, vuelo con Lan desde Madrid vía Santiago de Chile. Pillando los billetes con tiempo, ida y vuelta por 800T.

Para ir bien informado: http://www.boltur.gob.bo

Para tus excursiones por Bolivia y el Salar de Uyuni: Late Bolivia y Mundo Quechua