La postal perfecta para un fin de semana en el Mazda CX-30.

Viñedos post vendimia con el Mazda CX-30

Viñedos post vendimia
Viñedos post vendimia con el Mazda CX-30
Pedro Madera
Pedro Madera

Las cosas buenas no saben de límites. Cuando acaba la vendimia, el paisaje se vuelve loco. La viña pide descanso y tiene sus colores más salvajes. Rojos, ocres y marrones en una extraña mezcla que nadie entiende muy bien. El maravillo Mazda CX-30 se convierte en uno de los coches perfectos para este tipo de escapadas. Sin fronteras, pero con la sensación de poder llegar al lugar perfecto para una cata o un picnic improvisado.

Vinedos post Vendimia Mazda CX30 02

Un buen ejemplo lo tenemos en la Rioja alavesa en la orilla norte del rio Ebro. Estos días tiene un paisaje único. Por supuesto, sus pueblos más atractivos como Elciego, Laguardia, Leza o Labastida, esconden un encanto especial al llegar el otoño. Los campos muestran un paisaje cargado de colores intensos, como los buenos vinos que se elaboran en estos parajes. Una zona perfecta para recorrer por los caminos que salen de la carretera N 232a.

Es una región eminentemente vinícola, con cascos urbanos bien cuidados y alguna que otra joya arquitectónica. Nada más cruzar el río Ebro que sirve como delimitador natural entre la región riojana y la alavesa por la A-3210 nos topamos con la localidad de Elciego. Desde hace unos años, si por algo es conocida esta localidad, es por albergar en su término municipal la famosa Bodega Marqués de Riscal Una obra del mundialmente conocido arquitecto, Frank O. Gehry se ha convertido en uno de los templos de la cultura del vino con un diseño que rompe con la imagen de la bodega tradicional. La foto es perfecta.

Viñedos post vendimia, Parador Santo Domingo de la Calzada

Algo parecido podemos encontrar en las cercanías de la N-120. La vieja carretera que une Burgos y Logroño, que a veces quiere ser autovía y otras se convierte casi en un camino asfaltado, guarda algunos de los mejores viñedos de toda La Rioja. Un lugar fantástico cargado de historia y lugares emblemáticos. Pueblos como Alesanco, Azofra o Cordovín, se complementan con otros más núcleos más grandes como Santo Domingo de la Calzada o Nájera.  En Santo Domingo de la Calzada podremos disfrutar de un agradable paseo por su casco histórico y disfrutar de un descanso más que merecido en su Parador. Por supuesto que también debemos hacer una visita al Monasterio de Cañas.

Viñedos post vendimia, Riberia Sacra

Algo parecido sucede en las orillas del Sil, pero con un paisaje más dramático. La vieja carretera N-120 sigue marcada por el paisaje. Ni los numerosos incendios logran quitar majestuosidad a esta comarca. Una buena opción puede ser comenzar en el cañón del Sil, seguramente el tramo más impresionante del río. Estamos cerca del final de su recorrido, junto a la Ribeira Sacra, donde encontrarás paisajes escarpados que dejan unas panorámicas formidables de la zona. Una excepcional garganta que se puede recorrer en catamarán disfrutando de unas vistas únicas.

Es allí donde nos desviaremos unos 17 kilómetros al norte del espectacular cañón pasando por Sober para llegar a Monforte de Lemos, la capital de la Ribeira Sacra y una imprescindible en cualquier viaje por el noroeste de la península. No solo porque es una de las catedrales del buen tapeo sino también porque cuenta con un casco histórico con mucha solera en el que perderse disfrutando de un patrimonio único.

Monforte Lemos

El protagonista de esta localidad es el monasterio de San Vicente de Pino, ahora Parador de turismo. Allí se encuentra el sepulcro del abad de la leyenda de La corona de fuego, que hablaba de un pasadizo secreto que unía el palacio condal de Monforte de Lemos con la iglesia de San Vicente del Pino. Pero el monasterio, desde donde hay una excelente vista de la capital de la comarca, no es la única joya de este lugar cargado de historia. El convento de las Clarisas, con su estupendo museo de arte sacro, y el de San Jacinto, además del colegio de la Compañía, el Colegio de Nuestra Señora la Antigua o del Cardenal y el famoso puente de Monforte, llamado Ponte Vella, sobre el río Cabe, son otros rincones emblemáticos de esta localidad.

Viñedos post vendimia

 

0 Comentarios