Las fábricas están paradas desde el día 6

Saab, más cerca de manos rusas

saab9 5
Saab 9-5
Autofacil
Autofacil


Hoy, ante la dificultad de encontrar una salida airosa a la crisis de la marca de Trollhattan, General Motors y la Oficina de Deuda de Suecia han aprobado de manera provisional que Vladimir Antonov se convierta en uno de los principales accionistas de la marca, con la compra de una participación del 29,9% por valor de 30 millones de euros. Pero, ¿qué pinta General Motors en toda esta operación? Si echamos la vista atrás, recordaremos que el fabricante norteamericano vendió Saab a Spyker por unos 400 millones de dólares hace algo más de un año, pero mantiene acciones preferentes reembolsables y licencias en tecnología. Sin embargo, GM ha añadido que este acuerdo provisional -requiere que Saab lleve a cabo ciertas acciones específicas que aún no han sido completadas, así como la consecución de algunos consentimientos formales y aprobaciones que aún no se han obtenido-.

En los últimos días, Spyker ha intentado vender la fábrica de Trollhattan a Antonov para conseguir liquidez a corto plazo y seguir utilizándola en régimen de alquiler, pero el gobierno sueco paralizó la venta garantizando un préstamos de 400 millones de euros procedente del Banco Europeo de Inversiones (EIB por sus siglas en inglés). Pero los días pasan y el dinero sigue sin llegar, sobre todo por las estrictas condiciones que el EIB está imponiendo a Saab, GM y el gobierno del país escandinavo.

Por este motivo, Saab está buscando vías de financiación alternativas de conseguir financiación, incluyendo conversaciones con compañías chinas. Hasta que se llegue a un acuerdo definitivo, las fábricas continuarán cerradas y Saab, una empresa sueca que ya ha pasado por manos americanas y holandesas, está más cerca que nunca de hablar ruso.