Cómo llevar el coche cargado correctamente estas Navidades

Cómo llevar el coche cargado correctamente estas Navidades
Nicolás Merino
Nicolás Merino

Una buena sujeción de la carga minimiza las consecuencias en caso de sufrir un accidente aunque, por norma, los objetos que no quepan en el maletero no deben ser transportandos en el coche, sino en un vehículo adecuado.


El coche es un elemento necesario para el día a día de millones de personas en España. Para ir y volver del trabajo, llevar a los niños al colegio, vacaciones, ocio€ y también para desplazar objetos de un lugar a otro. En este sentido, el RACE presenta una serie de consejos para el usuario, especialmente adecuados en la época precedente a la Navidad, cuando son muchas las personas que usan el vehículo para transportar objetos voluminosos.

Así, el RACE quiere hacer un llamamiento para que, de cara a las vacaciones de Navidad, sólo se transporten objetos en el vehículo cumpliendo con todas las medidas de seguridad. De lo contrario, los usuarios estarán más expuestos a un incidente que puede resultar mortal. Así se refleja en los vídeos realizados por el RACE, junto a otros clubes europeos, de unos crash test que diferencian con claridad cuáles son las consecuencias de un accidente con la carga suelta respecto a otro en el que se lleva bien ubicada.

crash test equipaje

El test sometió al vehículo a un choque frontal contra un bloque de cemento a 45 km/h. El vehículo, con gran capacidad de carga, alcanzó entre su peso, el de los dos maniquíes, la carga y los dispositivos un total de 1570 kilogramos en esta simulación. Como puede verse en el vídeo que preside esta noticia, conductor y acompañante quedan totalmente aplastados por la carga, la cual está sin fijar en la parte trasera del vehículo. Los maniquíes ‘sufrieron’ daños graves en varias zonas, entre ellas el cráneo, con lesiones que comprometerían la vida del conductor.

Sin embargo, cuando esta está firmemente fijada, podemos ver que no representa ningún tipo de peligro para los ocupantes del vehículo, con heridas leves provocadas por los propios sistemas de seguridad del coche.

Consejos para colocar la carga

  • Amarra los bultos con correas a la parte de abajo, pero sobre todo por delante.
  • Utiliza la red portaobjetos del maletero para los objetos de menor peso y tamaño.
  • La carga no debe llegar en ningún caso hasta la parte delantera del habitáculo. En tal caso, deben utilizarse vehículos de transporte como las furgonetas.
  • Siempre que sea posible, amarra la carga ajustándola a piezas fijas del vehículo, de modo que no se desplace.
  • Asegura los asientos traseros con correas colocadas en diagonal si van desocupados.
  • No abatas completamente los asientos; también pueden servir como separación protectora. Busca alternativas primero.
  • Procura distribuir correctamente la carga; los objetos más pesados debajo. Y, ten en cuenta que, a diferente peso, diferentes distancias de frenado y reacciones del coche.
  • Los objetos muy pesados pueden apilarse en el espacio del reposapiés de la bancada de asientos de atrás.
  • Si es posible, usa también los cinturones de seguridad para asegurar la carga.
  • Utiliza los puntos de amarre disponibles con correas de estiba o tensores apropiados.
  • Lleva tensores en el coche, ya que muchas compras son espontáneas.
  • En la medida de lo posible, guarda los objetos sueltos en cajas.
  • Envuelve los objetos frágiles, por ejemplo, con mantas.
  • Observa la presión de los neumáticos y de cargas por eje indicados en el manual.
  • Tómate el tiempo necesario para asegurar la carga.
  • Colocar la cubierta del maletero, o bien una manta, sobre la carga no solo garantiza la visibilidad, sino que retiene los objetos que puedan soltarse.