¿Cómo se calcula el precio de los seguros de coche?

parteseguros
La siniestralidad, la ciudad, la edad del conductor o el tipo de coche influyen en el precio del seguro.
Autofacil
Autofacil
Comprender cómo se calcula el seguro de coche es el primer paso para ahorrar en la póliza. Verás que existen algunos factores sobre los cuales no podrás incidir, como el índice de siniestralidad de tu ciudad, pero hay otros aspectos, como la potencia del motor o la modalidad de seguro, que sí podrás cambiar.


 

Las estadísticas de siniestralidad

Las estadísticas son esenciales en el momento de calcular el seguro de coche. En primer lugar, se analiza el número de accidentes que ha tenido lugar en los últimos años porque a partir de estas cifras se puede apreciar una tendencia. Es decir, se puede prever grosso modo lo que sucederá el año próximo calculando las probabilidades de que esto ocurra.

Como resultado, si el índice de siniestralidad ha mostrado una tendencia a disminuir, tanto a nivel nacional como local, existen grandes probabilidades de que las primas del seguro de coche sean más baratas. Esto se debe a que las aseguradoras consideran que los conductores están expuestos a un riesgo menor y, por tanto, ellas mismas deberán enfrentar un riesgo más pequeño.

Las peculiaridades del coche y el conductor

Además de las previsiones estadísticas sobre la siniestralidad en sentido general, las aseguradoras también tienen en cuenta los estudios que indican que las personas jóvenes tienen más probabilidades de sufrir un accidente en la carretera. Por eso, la edad es un factor fundamental en el momento de calcular las primas del seguro de coche. Normalmente, mientras más joven sea el conductor, más caras serán las primas.

Por supuesto, si el conductor ya lleva años con el carné de conducir y no ha tenido accidentes, las primas de su seguro de coche serán más económicas. En este cálculo también se tiene en cuenta la cantidad de personas que van a conducir el coche y su edad, así como la zona por la que se circule normalmente –si es urbana o rural– y el uso habitual que se haga del vehículo –si se conduce de forma profesional o solo los fines de semana–. Además, en el cálculo del seguro de coche también inciden las características del vehículo en cuestión. Entonces se analiza si es un deportivo o un utilitario, el valor del mismo, su potencia y el peso. En este caso, la póliza de un coche nuevo será más costosa que la de un coche más antiguo y, mientras más caro y potente sea el modelo, más elevadas serán las primas.

El por qué de las diferencias de precio entre aseguradoras

Una vez que el agente tiene todos estos datos, los introduce en su ordenador. Entonces un programa informático se encarga de calcular el precio del seguro de coche teniendo en cuenta todas estas variables. No obstante, cada aseguradora decide qué peso darle a cada uno de estos factores por lo que el resultado final variará de una compañía a otra.

Además, a esta cifra –que se denomina «prima pura»– aún hay que adicionarle los gastos de gestión y el margen comercial, unos números que cada aseguradora establece según su propia política. El resultado final será la cantidad que el cliente deberá pagar por su seguro de coche y, como ya sabes, suele variar en dependencia de la aseguradora.