8 consejos útiles para contratar el seguro del coche

Trucos contratar seguro coche
8 consejos útiles para contratar el seguro del coche
Autofácil
Autofácil
Ya sea porque te has comprado un nuevo vehículo o porque estás cansado de tu aseguradora, es posible que estés comparando entre diferentes seguros de coche. Aunque muchas personas no lo consideren así, la contratación de seguros es una decisión que no debe tomarse a la ligera. De hecho, es muy posible que, si lo haces, acabes arrepintiéndote al poco tiempo.

Son muchos los elementos que debes tener presentes antes de optar por una u otra aseguradora. Sin embargo, para ello es necesario que antes te tomes tu tiempo y compares tranquilamente las coberturas, prestaciones y precios, sin olvidar el modelo de vehículo del que dispones y tu experiencia como conductor.

Qué debes tener presente al contratar un seguro del coche

Puede que te sorprenda, pero ninguna aseguradora dispone de un precio fijo con el que trabajar a la hora de ofrecer seguros. En el precio final intervienen numerosos factores que aumentan o disminuyen la cuota. A estos factores debemos unir las capacidades negociadoras del contratante, que debe ser hábil a la hora de tratar con las aseguradoras.

Pese a estas vicisitudes, existen una serie de consejos que, independientemente del conductor o el vehículo, debes tener a mano.

1. ¿Qué es lo que buscas?

En primer lugar, ten presente que las aseguradoras intentarán añadir o eliminar prestaciones dependiendo del precio que estés buscando. Por ello, nuestro consejo es que, antes de nada, medites acerca de aquello que estás buscando: todo riesgo, terceros, asistencia en carretera, robo, lunas, etc. Cuando hayas decidido aquello que es más conveniente para tu vehículo, comienza tu búsqueda. Si no sigues este consejo, es posible que acabes contratando algo que no querías.

2. Busca y compara precios

Somos conscientes de que la búsqueda no es un proceso que guste a todo el mundo. El tiempo invertido puede parecer excesivo y, por ello, muchas personas optan por contratar el primer seguro ofertado, sin pararse a pensar si realmente es o no una buena oferta. Nuestro consejo es que recurras a un comparador de precios como Doctor i.

Este tipo de servicios permiten añadir o eliminar prestaciones y comparar los precios que las principales aseguradoras ofrecen por ellas. No obstante, no olvides que no existe un precio fijo con el que trabajen las aseguradoras.

3. Estudia las coberturas

El incremento o disminución del precio suele estar determinado por las coberturas de las que dispone el seguro. Antes de firmar un contrato, párate a pensar realmente cada prestación. Por ejemplo, si dispones de un garaje privado, ¿realmente te interesa contratar un seguro contra robo? La misma situación sucede a la inversa, pues en ciertas ciudades la cobertura antirrobo puede ser especialmente tranquilizadora.

4. Revisa la letra pequeña

Unido a las coberturas, debes tener especial cuidado con la letra pequeña de los seguros. Por ejemplo, muchas aseguradoras disponen de asistencia en carretera a partir de X kilómetros, mientras que otras apuestan por la cobertura total desde el kilómetro 0. Lo mismo puede decirse ante la siniestralidad y otras coberturas que, aunque a simple vista parecen cubiertas, dependen de cada caso.

5. Ten presente las fechas

En ocasiones los conductores nos dejamos llevar por precios económicos y, al año, nos encontramos con una desagradable sorpresa. Muchas aseguradoras disponen de ofertas increíbles para nuevos clientes, pero pasado el tiempo inicial, el precio del seguro se incrementa. Estas ofertas pueden ser muy beneficiosas, pero no olvides leer hasta cuándo están disponibles y cuál será el precio final del servicio. Si el precio final es bueno, adelante.

6. Cuida tu vehículo

Aunque dispongas de un seguro a todo riesgo o con una cobertura elevada, debes cuidar tu vehículo. En muchos casos un precio elevado es el resultado del historial negativo del conductor. Así, cuanto más cuidadoso seas en tu conducción y menos problemas tengas, menos tendrás que pagar por tu seguro del vehículo.

7. Anota la renovación del seguro

Cuando te hayas decidido por una aseguradora u otra, apunta en tu teléfono o agenda física la fecha de renovación anual. Es posible que el año siguiente no quieras renovar con la misma aseguradora o que, por el contrario, te ofrezcan una oportunidad mejor. En este caso, debes tener presente que la ley establece un mínimo de 30 días para comunicar a la aseguradora el fin del contrato. Por lo tanto, anota y no olvides la fecha.

8. Derecho de desistimiento

Si has firmado un contrato o pactado un precontrato con alguna aseguradora y, tras la firma, decides cambiar de compañía, la ley otorga un plazo de 14 días para poder anular el contrato. Este derecho del consumidor se conoce como derecho de desistimiento y establece un plazo por el cual el consumidor puede echarse atrás y cancelar un acuerdo verbal o escrito.

En este caso, debes notificar a la aseguradora con la que habías contratado un escrito en el que quede clara tu decisión de romper el acuerdo. No obstante, recuerda que debes contratar el seguro con otra compañía, pues la ley también obliga a circular siempre con un seguro del coche.