Llegará en otoño

Skoda Karoq Sportline, explora su lado más deportivo

koda karoq sportline
Skoda Karoq Sportline, explora su lado más deportivo
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
La variante más deportiva del SUV compacto de la marca checa se llama Skoda Karoq Sportline y, además de vestirse con un traje exclusivo que potencia su lado más dinámico, podrá montar el motor de gasolina 2.0 TSI de 190 CV.


Esta semana hemos conocido el aspecto y todos los detalles del Skoda Karoq Scout, la versión más campera de este SUV compacto, pero, en esta ocasión, las novedades llegan a pares y hoy ha sido desvelada una nueva variante del modelo checo. Se trata del Skoda Karoq Sportline y, a diferencia del Scout, trata de explotar el lado más dinámico de este todocamino, tanto a nivel estético como en el apartado técnico. Se presentará oficialmente en el Salón del Automóvil de París, en octubre, y llegará a los concesionarios a finales de este año.

Y es que, como ya sucede con Skoda Kodiaq Sportline, cuenta con detalles decorativos específicos, como los paragolpes deportivos, el logo Sportline de las aletas delanteras, las barras del techo de color negro y los retrovisores del mismo color. De serie, equipa unas llantas de aleación negras de 18″ de diseño exclusivo, si bien, opcionalmente, puede montar unas de 19″ acabadas en aluminio pulido.

Skoda Karoq Sportline

Dentro, destacan los asientos deportivos tapizados con la tela impermeable Thermoflux, que tienen costuras en contraste de color gris, como el volante multifunción forrado en cuero. Los pedales, por su parte, son de aluminio, mientras que el techo y las molduras de los pilares están tapizados en negro. Tampoco falta la iluminación ambiental con luces led y, como en el Skoda Karoq Scout, la instrumentación es completamente digital. Como novedad en esta versión, el Virtual Cockpit incluye un quinto modo de visualización que sitúa el cuentarrevoluciones y el velocímetro en el centro.

Cuatro motorizaciones disponibles

Skoda Karoq Sportline trasera

En el apartado mecánico, la estrella de la gama será el motor de gasolina 2.0 TSI de 190 CV, que se convierte en la alternativa más prestacional de la familia Karoq y solo se ofrecerá en esta versión. La variante Sportline también estará disponible con el propulsor de gasolina 1.5 TSI de 150 CV y con el diésel 2.0 TDI en dos niveles de potencia: 150 CV y 190 CV. Los menos potentes tendrán tracción delantera y transmisión manual de seis oficiales, aunque, opcionalmente, podrán asociarse a la tracción total y al mismo cambio automático DSG que montan los dos bloques de 190 CV.

 

Skoda Karoq