El sobrecalentamiento del motor suele ser el culpable

Junta de culata: Cómo saber si en el motor de tu coche está fallando

juntaculata
Junta de culata: Cómo saber si en el motor de tu coche está fallando
Juan Pedro Mateos-Aparicio
Juan Pedro Mateos-Aparicio

El bloque motor es, digamos, la parte más grande e importante de un motor, puesto que sobre él se sustentan el resto de elementos. Precisamente encima de él se ubica la culata, y entre medias se emplea una junta de culata, que asegura la estanqueidad de la compresión del motor. Y es un elemento crucial porque, si falla debido a un sobrecalentamiento, la avería puede ser muy costosa.

Hay diferentes síntomas que pueden hacerte pensar que existe un problema con la junta de culata. Estos son los principales::

  • Temperatura del motor más alta de lo normal.
  • Nivel de líquido refrigerante bajo, sin pérdida localizada y necesidad de reposición continua de anticongelante.
  • Presencia de aceite del motor en el circuito del anticongelante.
  • Presencia de anticongelante en el aceite del motor, con la consiguiente subida de nivel de aceite y de temperatura (aceite del motor color café con leche).
  • Salida de agua por el tubo de escape, causada por la entrada de anticongelante por algún cilindro del motor y expulsado al exterior a través del tubo de escape. En éste caso notaríamos como el motor falla y tiembla al ir trabajando un cilindro menos.
  • Manguitos del circuito de refrigeración con mucha presión y en el peor de los casos rotura de alguno de ellos por éste motivo.
  • Con el motor frío destapar el tapón del vaso de expansión y si después de 12 horas hay presión acumulada significa que la junta de culata está «Tocada».

Si observamos alguno de éstos síntomas en nuestro vehículo, tenemos que ir al taller. Una de las pruebas que suelen realizar allí es usar el analizador de gases y comprobar si existen restos de hidrocarburos en el circuito de refrigeración, destapando el vaso de expansión o botella de anticongelante y poniendo la sonda del analizador.

Otro sistema muy sofisticado para comprobar si tenemos junta de culata «tocada» usado en multitud de talleres, consiste en un tubo al cual se le introduce un líquido azul. La parte inferior del tubo se coloca en el vaso de expansión destapado y con el motor a temperatura de funcionamiento, si existen restos de hidrocarburos, el liquido azul comienza a ponerse de color amarillo, señal evidente que tenemos un problema en la junta de culata .

Cuánto cuesta reparar la junta de culata

La reparación –generalmente, sustitución– de la junta de culata es una tarea costosa, pues requiere una laboriosa intervención en el motor que tendrá que ser realizada por un especialista. Hay que separar la culata del bloque motor y, en muchas ocasiones esta debe ser rectificada o cambiada por una nueva, si esta se ha deformado.

El coste de los materiales puede estar entre los 350 y los 800 euros, según la gravedad de la avería y del tipo de vehículo. A esto hay que añadirle el coste de no menos de 12 horas de mano de obra –en ocasiones, hasta el doble–, por lo que la reparación se puede disparar por encima de los 1.000 euros.

Si los daños en el motor han sido graves, puede que haya que sustituirlo, por lo que el coste de la avería podría llegar a los 4.500 euros.