Sustituir discos y pastillas puede costar más de 300 euros

Frenos: Cinco trucos para que duren más

frenos
Frenos: Cinco trucos para que duren más
Andrés Martínez
Andrés Martínez
Los frenos son uno de los componentes del coche sometidas a un mayor desgaste. Te contamos cinco trucos para alargar su vida al máximo.


Los frenos son los encargados de detener el coche y, por tanto, uno de los elementos del automóvil que requiere de un mayor mantenimiento. Los acciona el conductor a través del pedal de freno; se componen por pastillas, discos, pinzas líquido… y su duración está relacionada directamente con los hábitos de conducción. Si escuchas un chirrido fuerte al frenar, o se enciende el testigo de frenos en el cuadro de mandos lo más probable es que tengas que sustituirlos.

1.- Utiliza marchas cortas en las bajadas

Engranar marchas cortas al circular cuesta abajo -por ejemplo en puertos de montaña-, es una de las claves para alargar la vida de las pastillas de freno. De este modo, la retención del motor nos ayudará a que el coche no se embale. Así, podrás conseguir que las pastillas te duren más de 80.000 kilómetros siempre que circules habitualmente por autopista -en ciudad las pastillas de freno se desgastan aproximadamente un 40% más-.

audi active saefty adaptive cruise control0012.- Guarda la distancia de seguridad en autopista

De este modo, en la mayoría de las ocasiones podrás ajustar tu velocidad levantando el pide del acelerador; o bien, reduciendo una marcha para utilizar el freno motor. De este modo, ahorrarás esfuerzos innecesarios a los frenos.

Conducción deportiva3.- Evita la conducción deportiva y los caminos

Realizar una conducción deportiva puede acortar la vida de los frenos en más de un 60%: las pastillas y los discos se desgastarán antes -incluso podrían llegar a alabearse y generar vibraciones al frenar-; y el líquido perderá gran parte de sus propiedades si se sobrecalienta. Por otro lado, si circulas habitualmente por caminos de tierra podría introducirse alguna piedrecita entre la pastilla y el disco de freno, que generaría chirridos y rallaría el disco.

4.- Cambia el líquido de frenos cada dos años

El líquido de frenos se cambia cada dos años o 40.000 km. A partir de ahí, sus propiedades nunca estarán al 100%. Aún así, un tipo de conducción suave siempre mantendrá sus propiedades en mejor estado durante más tiempo. En cualquier caso, es un elemento de seguridad y no conviene superar esos 40.000 km de plazo recomendado para sustituirlo.

5.- No apures las pastillas de freno

Unos discos pueden durar más de 120.000 km. Para conseguirlo, lo mejor es no apurar las pastillas de freno por debajo de los 4 mm de espesor -en ocasiones se puede ver cuánta pastilla queda a través de la llanta-. Por otro lado, siempre que lleves el coche a revisión pide que comprueben el estado de los frenos.