¿Qué son y cómo funcionan los calentadores de un coche diésel?

testigocalentadores
¿Qué son y cómo funcionan los calentadores de un coche diésel?
Juan Pedro Mateos-Aparicio
Juan Pedro Mateos-Aparicio

Desde que en el año 1893 Rudolf Diesel inventara el primer motor de alto rendimiento térmico, hasta los actuales motores diésel, han pasado muchos años. Y los calentadores son fundamentales para el arranque en frío.



La evolución de estos motores ha hecho que el combustible utilizado sea al gasoil, el cual, no necesita una chispa eléctrica para encenderse, sino, que utilizan unas bujías de precalentamiento o también denominados «calentadores», que hacen que la temperatura en la cámara de combustión suba y el motor arranque bien en frío.

Las bujías de precalentamiento o comúnmente llamados calentadores, se parecen a las bujías de un coche de gasolina, pero su funcionamiento es totalmente diferente. Interiormente un calentador está compuesto por una resistencia eléctrica, la cual es alimentada con corriente a través de la unidad electrónica o también llamado relé de precalentamiento, para poder calentar la cámara de combustión.

En un motor diésel la mezcla de aire-combustible no explota, si no que combustiona, con lo cual no existe chispa eléctrica como puede ocurrir en un motor de gasolina, el cual, si necesita salto de chispa eléctrica para que la mezcla explote.

La presión del aire aspirado en el cilindro en el tiempo de admisión comienza a subir durante la carrera ascendente del pistón desde el punto muerto inferior (P.M.I) al punto muerto superior (P.M.S) al ir comprimiendo el aire.

Durante la compresión, la temperatura del aire en el interior del cilindro comienza a aumentar y con el aumento de presión aumenta la temperatura. Cuando esto ocurre y el pistón está en el punto muerto superior (P.M.S) se produce la inyección del combustible mediante pulverización por los inyectores, provocando el autoencendido o combustión.

Pero, ¿cómo funcionan los calentadores?

Los calentadores solo funcionan en el arranque en frío en los motores diésel y pueden quedar encendidos unos minutos para facilitar la combustión. Al poner el contacto podemos observar como aparece un testigo en forma de espiral de color amarillo, siendo éste el indicador de los calentadores. Durante unos segundos el testigo se mantiene encendido e indica que los calentadores están funcionando, aumentando la temperatura en el interior de las cámaras de combustión para que el inicio de la combustión sea bueno.

El tiempo que los calentadores permanecen encendidos depende del modelo de vehículo y de la zona geográfica donde se circule. El relé de precalentamiento o en otros modelos por la unidad de electrónica de motor, es el elemento que controla el tiempo que permanecen encendidos y de cortar la alimentación de estos minutos después de arrancar el motor.

El buen estado de los calentadores va a provocar que el vehículo arranque bien en frío y que se produzcan menos emisiones de gases contaminantes, pero si algún calentador deja de funcionar provocará que el motor arranque peor en frío, aumentando las emisiones de gases contaminantes por la mala combustión del combustible.

Hay veces que el testigo de los calentadores se enciende y nos avisa que tenemos un problema en el sistema, notamos que el motor arranca pero en frío y echa mucho humo, con lo cual si esto ocurre debemos acudir al taller para diagnóstico por un profesional y en su caso sustituir el/los calentadores que estén mal, aunque se recomienda que se cambien todos, ya que en muchos vehículos para tener acceso a ellos y sustituirlos, hay que desmontar muchos elementos del motor.

También puede darse el caso que se encienda el testigo de los calentadores, pero observamos que el motor arranca bien en frío y no echa humo, con lo cual la avería no es de los calentadores y puede ser que el testigo nos avise de otra avería que tendrá que ser diagnosticada con la máquina de diagnosis.