¿Qué es el vaso de expansión y qué tapones incorpora?

liquido refrigerante 2
¿Qué es el vaso de expansión y qué tapones incorpora?
Juan Pedro Mateos-Aparicio
Juan Pedro Mateos-Aparicio

El vaso de expansión es un depósito de líquido refrigerante con una función más importante de lo que parece: garantizar el correcto funcionamiento del sistema de refrigeración del coche.


En el funcionamiento de un motor de combustión interna se generan rozamientos en sus componentes, que provocan una subida de temperatura y desgastes en el motor. El rozamiento es la resistencia que se opone al desplazamiento de un cuerpo y que en el interior del motor se produce por el movimiento del pistón sobre el cilindro o camisa, por el giro del cigüeñal sobre su apoyo, etc.

En todo este funcionamiento se produce calor que va a provocar que el rendimiento del motor se vea reducido y que, si no se dispone de un buen sistema de refrigeración, puede desembocar en una avería grave e incluso que el motor se rompa por completo.

Los vehículos incorporan un circuito de refrigeración cerrado y presurizado, conectado a un depósito de reserva de líquido refrigerante denominado vaso de expansión, que puede ir adosado al radiador o de forma independiente como en la mayoría de los vehículos actuales. El vaso de expansión tiene la misión de recoger el vapor del líquido refrigerante y lo condensa cuando alcanza una cierta presión y por consiguiente se evapora.

¿Qué tipos de anticongelante existen?

Cuando la temperatura del motor baja, el líquido refrigerante “se contrae” o lo que es lo mismo, el volumen del fluido disminuye. El líquido refrigerante que se encuentra en el interior del vaso de expansión es aspirado por el circuito hasta que se enfría por completo, quedando el nivel correcto.

El vaso de expansión tiene dos marcas de nivel, las cuales indican mínimo y máximo, y un sensor que avisa al conductor en el cuadro de instrumentos con el encendido de un testigo, cuando el nivel está bajo. El circuito de refrigeración tiene que ser hermético y ser capaz de funcionar a cierta presión, para que todos los componentes del sistema funcionen correctamente.

Esquema del funcionamiento de un vaso de expansión

A medida que aumenta la presión del líquido de refrigeración, la temperatura de ebullición aumenta y normalmente lo hace con un valor de 2,5 ºC por cada 10 Kpa (Kilopascales) de sobrepresión, consiguiendo con esto que el líquido refrigerante supere los 100ºC sin llegar a hervir.

Cuanto más caliente entre el líquido refrigerante al radiador, mayor será la pérdida de calor y por tanto el rendimiento de la refrigeración será mucho mayor.

El vaso de expansión puede ir incorporado en el radiador del motor o de forma independiente, pero en ambos casos, incorpora un tapón cuya misión es permitir una entrada de presión atmosférica en el circuito. De esta forma facilita la circulación del líquido refrigerante, por un lado, y por otro lado, libera presión al exterior cuando ésta supera el tarado del muelle de la válvula, evacuando presión y por consiguiente, arrastrando líquido refrigerante al exterior.

Cuando la presión generada por el líquido refrigerante aumenta, provoca que la válvula principal se levante al vencer la presión la fuerza del muelle que incorpora interiormente. Esta válvula puede estar regulada o tarada entre 100 y 180 kPa (Kilopascales) que traducido a bares de presión son aproximadamente entre 1 y 1,8 bares.

Cuando el circuito está frío, la presión interna del circuito disminuye, la válvula principal del tapón se cierra y la válvula de depresión que incorpora se abre, para permitir que el circuito succione líquido del vaso de expansión y se quede a nivel.

Esquema de colores del vaso de expansión

El tapón del vaso de expansión viene diferenciado por colores y cada color indica la presión de funcionamiento a la que trabaja. Los colores que podemos encontrar en los tapones son los siguientes:

  • Blanco: 100 kPa
  • Marrón: 120 kPa
  • Amarillo: 140 kPa
  • Azul: 160 kPa.

Por tanto, hay veces que podemos observar que pierde líquido refrigerante por el tubo de sobrante del vaso de expansión y ponernos en lo peor (problema de junta de culata) pero hay que empezar por revisar el tapón del vaso de expansión, pues muchas veces el problema deriva de ahí y con sustituirlo hemos solucionado la avería.