Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Técnica Todoterreno PAra contrarrestar esos kilos de más

Calzos de muelles contra el sobrepeso puntual en un todoterreno

Publicado el miércoles 05 de diciembre de 2018
Calzos de muelles contra el sobrepeso puntual en un todoterreno

Una vez descartado el factor humano, el enemigo número uno de un todoterreno es el peso. Si de forma ocasional viajamos muy cargados, instalar unos calzos en los muelles puede ser una buena idea.

Viajar con solo el piloto a bordo o hacerlo cargado a tope puede significar una diferencia de alrededor de 400 kilos. Y no es ninguna broma; la suspensión del vehículo quedará totalmente comprimida, reduciendo el recorrido útil.

Con tanto peso a bordo, la mecánica se resiente, pero especialmente los amortiguadores, las rótulas, los rodamientos y los silent-blocks. Y, lo más preocupante es que el comportamiento del vehículo se altera de forma negativa y muy acusada, con mayores inercias, balanceos no deseados, alargamiento de las distancias de frenado y reacciones delicadas en maniobras de emergencia como efectos más significativos.

Si ruedas a tope de carga de forma ocasional, unos calzos en los muelles te harán recuperar parte de la altura perdida sin alterar la elasticidad de la suspensión cuando circules descargado

Cuando no tenemos más remedio que circular siempre cargados, lo razonable es sustituir muelles y amortiguadores por componentes con mayor índice de carga para los primeros y mayor capacidad de retención para los segundos. Sin embargo, cuando se trata de rodar cargados de forma puntual, la solución nos puede acarrear problemas si circulamos con poca carga. En esas circunstancias, unos muelles más duros resultarán muy poco confortables y afectarán al comportamiento del vehículo, que se hará más proclive a los rebotes y traccionará peor debido a la menor elasticidad de estos componentes.

Una solución fácil pasa por instalar unos suplementos en los muelles, que nos devuelvan ese par de centímetros que nos dejan el vehículo hundido. Si nos decidimos por esos suplementos, tendremos que comprobar que, una vez instalados, no afectan a elementos como latiguillos de frenos o a los ángulos de trabajo de la transmisión. Lo ideal, en cualquier caso, es montar unos nuevos latiguillos de una longitud que sea exactamente la suma de la del latiguillo original más el suplemento de los muelles. Y también sería conveniente instalar limitadores de extensión para evitar que un estiramiento excesivo pueda romper los amortiguadores o sus anclajes.

Instalación de calzos para suplementar la suspensión



1.- Comenzamos por soltar el extremo inferior de los amortiguadores y la barra estabilizadora. Ten siempre en cuenta que los latiguillos de los frenos no deben soportar el peso del eje en ningún momento..




2.- Elevamos el vehículo con un gato y lo suspendemos mediante borriquetas, o, a ser posible, utilizamos un elevador. Conviene retirar las ruedas para permitir un mayor descuelgue del eje. Mediante un gato, sujetaremos el eje de forma que no caiga una vez desconectados los amortiguadores y la barra estabilizadora.





3.- En ocasiones tendremos que desmontar otros elementos como el brazo trasversal que guía el eje rígido (barra Panhard), ya que también limita su extensión.





4.- Si conseguimos que los ejes descuelguen lo suficiente, la retirada de los muelles será muy fácil, y colocar el suplemento resultará muy sencillo. Ten en cuenta que para recolocar los muelles suplementados necesitarás que los ejes se descuelguen un poco más que al retirarlos, por la mayor longitud del conjunto.





5.- Comprueba que los latiguillos siguen disponiendo de recorrido para extenderse. En caso contrario (como en la imagen), tendrás que reemplazarlos por otros más largos.





6.- Terminaremos el trabajo montando todo lo retirado previamente y dejando el vehículo listo para rodar.
 

¿Quieres recibir nuestra newsletter?
Haz clic aquí
 
0
 

Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Luike
Otros medios del grupo: logo Luike | logo formulamoto

Síguenos en

  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • Síguenos en Google+
  • RSS