Wolverine R-MAX 1000 2021: lobo con piel de cordero

62 Wolverine R-MAX 1000 2021: lobo con piel de cordero
Fotos: Wolverine R-MAX 1000 2021
Tomas Cordero
Tomas Cordero
El nuevo Wolverine RMAX 1000 exhibe un atractivo diseño y un aspecto dócil, pero no es lo que aparenta. Cuando subes y das gas, compruebas que ha dado un giro de 180 grados con respecto a la anterior versión de 850 cm3 y se ha convertido en un auténtico depredador de los terrenos más complicados.

El Wolverine ha destacado siempre por ser un side by side más centrado en cumplir de manera notable su faceta laboral que la recreacional. Para quemar adrenalina, Yamaha ya dispone de los YXZ 1000 en varias versiones, auténticos deportivos con los que experimentar una conducción más similar a la de los coches de rallys todoterreno, pero con un vehículo de serie y más barato. Pero Yamaha, con este novísimo RMAX 1000 ha cambiado los parámetros hasta ahora asignados al Wolverine, y su transformación tanto estética como funcional le han dado un plus de prestaciones que te dejarán con un buen sabor de boca cada vez que bajes de él.

La versión de cuatro plazas se desarrolló sobre un compacto y reforzado chasis al que van anclados todos los demás componentes, y manteniendo los mismos parámetros se diseñó la versión de dos plazas con una caja trasera de carga basculante. Yamaha presenta las versiones Estándar y SE en los dos modelos.

MOTOR

WOLVERINE RMAX 1000 2

El nuevo motor utilizado en el RMAX es un bicilíndrico paralelo de 4 tiempos con 8 válvulas, refrigeración líquida y doble árbol de levas en cabeza que le permite alcanzar un mayor régimen de giro al y llegar hasta las 8.500 r.p.m. con un par motor de 96 Nm. Cubica 999 cm3 y está alimentado por medio de un sistema de inyección electrónica de doble cuerpo de admisión Mikuni de 48 mm.

Las versiones SE incluyen también el YCC-T (sistema de control del acelerador por medio de un chip Yamaha) y el D-Mode, con el que el motor responde según el modo de conducción deseado en cada momento (Sport para conducción rápida, Trail para una conducción algo más relajada y Crawl para baja velocidad o un uso de carga).

TRANSMISIÓN

wolveerine rmax

Como en la mayoría de sus vehículos, la transmisión primaria emplea un sistema de cambio automático CVT Ultramatic de Yamaha con correa, junto con el sistema On-Command, que permite cambiar en marcha de 4×2 a 4×4 o activar el bloqueo de diferencial con solo girar una rueda. Los rangos de marchas son largas, cortas, marcha atrás, neutro y parking.

La transmisión final es por medio de un eje a las ruedas traseras. En bajadas pronunciadas, cuando reduces la velocidad, el embrague tipo cuña se acopla para aplicar el freno motor a las ruedas con tracción y aumentar la seguridad de la marcha evitando que el vehículo se descontrole.

SUSPENSIONES, FRENOS Y NEUMÁTICOS

WOLVERINE RMAX 1000 5

Las suspensiones son uno de los apartados donde más ha evolucionado este RMAX. Tanto delante como detrás y sobre unos trapecios de doble horquilla con barra estabilizadora, incorpora amortiguadores independientes Fox QS3 con ajuste de compresión y recorrido de 361 y 337 mm, respectivamente; unos auténticos pepinos para tragarse todo lo que se ponga por delante con determinación y sin brusquedad.

Para detener los más de 900 kilos del conjunto, dispone de discos hidráulicos ventilados dobles en cada una de las ruedas y de un freno de estacionamiento que actúa sobre el eje de transmisión.

En función de la versión, calza distinto tipo de neumático y distinta medida. Mientras el RMAX 4 SE disfruta de unos imponentes y resistentes Maxxis Carnage (de ocho capas) en medidas 29×9-14 delante y 29×11-14 detrás, el RMAX 2 SE utiliza unos Maxxis Carnivore de 30×10‑14 tanto delante como detrás, mientras que el cuatro plazas estándar emplea unos GBC Dirt Commander en la misma medida del SE, y el dos plazas estándar combina unos Maxxis Carnege de 29×9‑14 delante con unos GBC Dirt Commander de 30×10-14 detrás; todos ellos para conseguir una gran resistencia y un perfecto agarre en todo tipo de terreno.

HABITÁCULO

Wolverine rmax

Un amplio espacio espera a los ocupantes de las plazas delanteras en cada uno de los vehículos, mientras que en el RMAX 4 las plazas traseras pueden resultar un poco justas en la parte de los pies. Los asientos tipo baquet recogen bastante bien a los ocupantes y son ajustables en distancia. El volante también se ajusta en altura, para acomodarlo al tamaño del piloto y a su manera de pilotar. La disposición del sistema EPS de dirección asistida reduce el esfuerzo del manejo del vehículo a bajas velocidades y por terrenos rotos, minimizando así la fatiga de los brazos al conducir. Desde el puesto de conducción se accede fácilmente a todos los mandos de control del RMAX.

CARROCERÍA

wolverine

Generalmente, en los side by side primero se diseña la versión de dos plazas y, posteriormente, para la versión de cuatro plazas, se suele alargar el chasis para colocar los asientos traseros; pues en el Wolverine RMAX 1000 ha sido al revés, y han diseñado primero el cuatro plazas para posteriormente, sin necesidad de variar la longitud ni la distancia entre ejes, convertirlo en un dos plazas con caja trasera basculante con asistencia hidráulica, que resulta muy práctica para transportar cosas tanto en su uso lúdico como laboral. La caja transporta hasta 272 kilos y dispone de varios puntos de enganche para fijar la carga. Por su parte, la capacidad de arrastre del RMAX es de algo más de 900 kilos.

Ambos modelos en sus distintas versiones disponen de puertas completas integradas en la carrocería, mientras que las versiones SE equipan un cabrestante de serie. En la parte frontal, una defensa protege el radiador y los faros LED. Las luces de posición son en “ojo de diablo” y le hacen más llamativo aún.

EN MARCHA

wolverine

En la mayoría de las pruebas de vehículos side by side, una de las partes más emocionante se concentra en el momento en que te subes al vehículo, das al contacto y su motor empieza a rugir. Es en ese instante, cuando sientes el motor girar al ritmo del acelerador, cuando tu cabeza empieza a realizar cientos de supuestos de cómo va a responder en recta, en curvas, en zonas rotas… y ya, cuando engranas la palanca para empezar la marcha, la realidad siempre suele superar las expectativas, y en el caso del RMAX 1000 no solo las supera, sino que las adelanta por la derecha, quitándoles las pegatinas; literalmente las machaca.

Con la misma ilusión que un crío con zapatos nuevos abrí la puerta del atractivo RMAX, me senté en su cómodo asiento, ajustable en distancia aunque no en inclinación del respaldo y, tras colocarar el volante en la posición idónea para mí, fijé el cinturón de seguridad y arranqué el bicilíndrico. Lo dicho: mi cabeza se puso en funcionamiento y rápido engrané la velocidad para comprobar cómo se comporta el novedoso Wolverine RMAX 1000.

Acelero y compruebo que la potencia se va entregando de manera progresiva, aunque tiene un salto donde entra más de golpe y es muy útil para completar los giros cerrados, ya que puedes conseguir que el vehículo derrape un poco de atrás y posicionarlo mejor para acometerlos más rápido y sin tener que hacer maniobras. Los primeros caminos que encuentro en mi marcha son para ir en largas y tracción trasera; aquí me sorprende cómo se agarra al terreno y cómo pasa por encima de pronunciados baches como si no existieran.

wolverine

El modo 4×2 es la manera de hacer manos y de sentir cómo lo diriges por donde quieres de manera muy divertida. Para conseguir una buena tracción y mantener el control del vehículo cuando circulas rápido, es muy importante evitar los rebotes de las ruedas con el terreno, y en este caso los amortiguadores Fox del RMAX, con su gran recorrido, trabajan de manera sobresaliente sin perder tracción en los baches y comiéndose todos los que se encuentra por el camino. Son insaciables y te invitan a buscar más; parece que no tienen fin.

En este trayecto llevo el D-mode en la posición Sport y siento como el motor va algo más suelto. Para comprobar su comportamiento en otros entornos, me dirijo a una zona de barro con desniveles, donde la tracción 4×4 es necesaria para poder superarla, y justo al entrar en ella giro el mando a 4×4 y el D-mode a Trail, es fantástico ver cómo entra la tracción en las ruedas delanteras y superas sin problema esas cuestas con barro incluso en largas. Para trayectos más exigentes, tipo trialeras, es muy probable que además del 4×4 tengas que engranar las cortas o incluso usar el bloqueo del diferencial delantero. La experiencia en su uso te dictará cual es la mejor forma.

El cuatro plazas se comporta de manera muy parecida al dos plazas, y eso es debido a que disponen de la misma distancia entre ejes y la misma longitud, por lo que en ambas versiones podrás divertirte a lo grande sin perder un ápice de su carácter laboral. El nuevo RMAX 1000 mantiene el nombre del conocido Wolverine, pero no es lo que era ni lo que parece… Es un polifacético depredador.

 

0 Comentarios