Consolidated Ideal TeamVenture compró la marca italiana por poco más de 1 millón de dólares

De Tomaso resucita con capital chino

2015 de tomaso pantera concept by stefan schulze image via serious wheels100510372h
De Tomaso resucita con capital chino
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
Hace un par de semanas se anunció que la marca italiana de coches deportivos De Tomaso fue vendida a un consorcio chino por poco más de 1 millón de dólares. El nuevo propietario parece estar interesado en poner la insignia de De Tomaso en un sedán construido en China, en lugar de un nuevo coche deportivo construido en Italia. Un triste final para una marca que se resiste a morir.


Superdeportivos como el Pantera o el Mangusta son dos de las creaciones más reconocidas de De Tomaso, una marca italiana de coches deportivos que lleva años dando tumbos en busca de un inversor que resucite su verdadera esencia. Sin embargo, eso parece lejano con el nuevo inversor. El consorcio chino Consolidated Ideal TeamVenture, dueño ahora de la firma, tiene unas ideas muy diferentes para De Tomaso; crear un sedán construido en China con la insignia de la marca.

No obstante, todo pudo haber cambiado hace tan solo un año cuando varios inversores estuvieron interesados en el renacimiento de De Tomaso. Uno de esos inversores, el alemán Stefan Schulze, diseñador independiente, comenzó incluso a trabajar en el proyecto. Schulze ha publicado a posteriori algunas versiones de su diseño. Todo ideas iniciales a las que aún debía darles forma, pero que buscaban un homenaje a De Tomaso.

El objetivo de Schulze era crear un deportivo de motor central inspirado en la Pantera, pero con una mirada moderna. El diseñador aleman quería un vehículo con un motor V 8 de doble turbo y 550 caballos de fuerza.

Concept Car De Tomaso por Stefan Schuzle Historia De Tomaso

De Tomaso fue fundado en 1959 por el piloto argentino Alejandro De Tomaso. De Tomaso diseñó y fabricó varios prototipos de automóviles de competición, incluyendo un Fórmula 1 para el equipo de Frank Williams en 1970. De Tomaso cayó en tiempos difíciles después de que su fundador sufriese un derrame cerebral en 1993. Su último coche, el Guara, que se estrenó ese mismo año, cesó la producción en 2004, cuando la empresa fue liquidada. Desde entonces ha habido varios intentos de revivir la marca, pero hasta ahora todos han fracasado.