Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Marc Varri, los titanes existen

Publicado el jueves 02 de julio de 2020
Marc Varri, los titanes existen

Obviamente siempre estoy buscando probar vehículos que no se encuentran en Europa... o hacer cosas que sean especiales para todos vosotros y para mí. Así que la verdad es que siempre estoy pensando en cómo conseguir sacaros una sonrisa.

Muchas son las personas o personajes que he conocido en todos estos años de corresponsal en Miami (USA), con muchos de ellos sigo teniendo trato habitualmente y con algunos comencé una amistad que hoy continúa, si cabe, con más fuerza. Uno de ellos es el protagonista de esta "Última de Toñejo" y creo que, junto a Don Julián Linares, es de las personas más importantes de cuantas me he topado.

Le conocí una noche en un restaurante llamado Lolita, en la zona de Brickell (centro de Miami), restaurante que además es de un español buen amigo mío llamado Carlos Galán. Yo estaba con mis amigos José Luis Torres, Colate, Manolo Quijano, Carlos Galán y apareció él. Alto y delgado, con una planta increíble, parecía un modelo o el típico yanqui que dirige una empresa americana. Venía acompañado de una chica muy guapa a la que presentó a todos como su mujer. Le miré, y cuando me los presentaron, él estrechó mi mano con fuerza y me dijo en un perfecto español: encantado Toñejo, soy Marc. Su mujer, Bibiana, me dio dos besos, y pensé para mí: esta chica no es americana (las americanas dan la mano y no dan dos besos... jajaja).

Nos quedamos cenando en la preciosa terraza de Lolita, disfrutando de una espectacular noche con la temperatura ideal y, cómo no podía ser de otra manera, hablando de coches, de música y de salir a navegar en moto de agua.

De regreso a casa, fui pensando en la suerte que había tenido de conocer a una pareja tan maja y especial. Marc me pareció un tipo muy educado y con duende. Además, acaba de conocer a un agente del FBI, ¡Woauuu! Con lo difícil que es entrar en el FBI. A mí seguro que no me dejan ni aparcar en la puerta. Jajajaja. ¡Cuántas aventuras habrá vivido tan ilustre personaje!

Pasado un tiempo, le llamé un día para pedirle un favor, bueno, no era un favor, era un súper favor y, como no podía ser de otra manera, en modo Toñejo; poniéndole la cabeza como un bombo. Es tan fuerte lo que le pedí, que todavía estoy trabajando en ese reportaje y, obviamente, si sale vosotros seréis los primeros en saberlo. Os prometo que tenía un montón de teléfonos raros a los que llamaba y siempre era él el que contestaba (yo pensaba, que interesante el agente secreto... jajajaja)



Durante estos años que le conozco hemos hablado de muchas cosas y me ha contado historias (nada que fuera top secret) tan interesantes que no me atrevo a desvelarlas, pues tendría que desaparecer para siempre. Jajajaja, igual que en las películas, aunque la realidad siempre supera en mucho a la ficción.

Marc Varri empezó su carrera en Philadelphia (EE.UU.); después, lo enviaron a Puerto Rico para asuntos relacionados con el narcotráfico; y tras el acto terrorista del 11 de septiembre, le trasladaron a Miami como jefe de escuadra para la lucha contra el terrorismo internacional. Posteriormente, de Miami fue destinado a la embajada de USA en Madrid desde donde, pasados cinco años, volvió a Miami. Después de unos años en Miami, le volvieron a enviar a Madrid, algo extraño ya que cuando alguien es enviado a una embajada de otro país con pasaporte diplomático y cumple los años estipulados, que normalmente son cinco, no repite. Así que imaginaros la valía de Marc para que lo volvieran a enviar a Madrid.

En uno de mis viajes a España me invitó a visitarle a la embajada para ver los coches y conocer el edificio por dentro. Se lo dije a mi amiga Liz y nos fuimos a verle. Cuando llegamos estaba en la puerta esperándonos, e hizo una señal para que abrieran el fuerte. ¡No os hacéis idea de las estrictas medidas de seguridad que hay que cumplir para entrar!€ ¡¡¡buff!!! Aparqué el coche, y nos enseñó oficinas que ni siquiera me atrevo a decir lo que ponía en la puerta. ¿Sabéis que, como hay varias agencias dentro, ellos tienen que dejar sus teléfonos móviles antes de entrar? Muy, pero que muy cool.

Después de ver las oficinas bajamos al restaurante. Pasamos por el supermercado absolutamente americano, todo era original de USA, con comida que traen desde allí todos los días por avión. Una vez en la mesa, pedimos comida española y, como es natural en mí, le volví a pedir el favor de siempre€ jajajaja. Un día lo conseguiré.

Agradezco de corazón a Marc la oportunidad que me brindó de ver los entresijos de la embajada de EE.UU. en Madrid. Sólo las personas que tienen que ir a la embajada para hacer algún trámite pueden entender lo difícil que es hacer lo que gracias a Marc tuve oportunidad de vivir.

Realmente admiro mucho a Marc Varri, su vida, sus logros, su trabajo... pero, sobre todo, su humildad y bondad, ya que siempre está ayudando y soportando a amigos como yo con sus locuras. Y, a día de hoy, mi admiración por él es aún mayor ya que se encuentra padeciendo una dura enfermedad que le obliga a estar entrando y saliendo continuamente del hospital. Pero, incluso estando fastidiado y con fiebre provocada por las infecciones que padece, mantiene una mente privilegiada, continúa con su buen humor y, sobre todo, jamás se rinde. ¡Olé, Marc!, eres un titán y estoy deseando que te pongas bien para salir a navegar contigo y tu mujer... para juntos, con el horizonte en calma, seguir pidiéndote cosas Imposibles. Porque para ti, los imposibles no existen en tu vida. ¡Te llamo mañana!

EL PRIMER PASO NO TE LLEVA A DONDE QUIERES IR,
PERO SÍ TE SACA DE DONDE ESTÁS

 

arodriguez@luike.com



 

 
 

Tasación de coches

Precios de coches nuevos

¿Cuánto vale tu coche?

Si deseas tasar tu coche para venderlo, achatarrarlo para beneficiarte de ayudas oficiales o sencillamente sientes curiosidad sobre cuál es su valor real en el mercado, nosotros te ayudamos.  

Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Luike
Otros medios del grupo: logo Luike | logo formulamoto

Síguenos en

  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • RSS
0