Las pruebas comenzarán en noviembre

La DGT probará camiones y furgonetas camufladas para controlar el uso del cinturón y el móvil

guardiacivil 2
La DGT probará camiones y furgonetas camufladas para controlar el uso del cinturón y el móvil
Autofacil
Autofacil
La Dirección General de Tráfico va a estrenar una nueva campaña de vigilancia sobre el uso del móvil y la no utilización del cinturón con camiones y furgonetas camufladas. El objetivo: aumentar la posibilidades de detección de estas infracciones.


Según nos ha indicado la Agrupación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), la DGT va a probar camiones y furgonetas camufladas para vigilar el uso del teléfono móvil mientras se circula, así como la no utilización del cinturón de seguridad. El objetivo de este proyecto —que ya se lleva a cabo en otros países de Europa—, es detectar con mayor éxito dos de las infracciones más comunes en nuestro país y que más accidentes causan.

El documento, al que han tenido acceso otros medios, bautizado como orden Nº 24, ya ha sido trasladado a las diferentes agrupaciones de Tráfico de la Guardia Civil. En él, se expone la puesta en marcha de un proyecto piloto entre noviembre y enero en las Comunidades Autónomas de Galicia y Castilla y León. Galicia contará con la furgoneta camuflada, mientras que Castilla y León —en concreto Burgos—, dispondrá de un camión camuflado.

Como especifica la orden, este proyecto piloto se articulará en torno a dos escenarios:

  • Fase Previa: se comenzarán a montar los operativos de vigilancia con vistas a perfeccionarlos para el siguiente escenario.
  • Fase Operativa: comienzo de los servicios de vigilancia tomando como base las observaciones tras haber realizado la Fase Previa. Una vez se haya dado luz verde a la Fase Operativa, los conductores serán informados.

Un proyecto piloto totalmente funcional

guardia

Pese a que será una prueba, en el momento en que se active esta medida, los vehículos camuflados irán acompañados de coches patrulla, los cuales se encargarán de parar a los infractores. Las sanciones derivadas de esta orden nº24 serán las mismas que recoge el Reglamento actual: 3 puntos en el carnet y 200 euros por el uso del móvil o no llevar puesto el cinturón de seguridad.

El camión y la furgoneta camuflada no van a incorporar un radar de velocidad, ya que este proyecto de vigilancia solo se centrará en controlar el uso del móvil y la utilización del cinturón de seguridad.

Dudas sobre la viabilidad de esta medida

Desde la AUGC ponen en duda la validez y efectividad de este proyecto, tachándolo más «como una medida para publicitar a la DGT, que como un operativa propiamente dicho». Mientras que ven muy difícil que esta prueba pueda salir hacia adelante por problemas de diversa índole como la falta de medios para gestionar estos operativos o bien, la «dudosa efectividad que tendría en carreteras secundarias».