Por conducir bajo los efectos del alcohol y drogas

La Guardia Civil detiene a un conductor tres veces en la misma noche

252564 944
La Guardia Civil detiene a un conductor tres veces en la misma noche
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
El pasado fin de semana, la Guardia Civil de Tráfico detuvo en hasta tres ocasiones a un mismo conductor de un turismo que circulaba desde Castellón a Madrid bajo los efectos del alcohol y drogas.


Está claro que todavía existen conductores que no son conscientes de la gravedad que supone para ellos mismos y el resto de usuarios de la vía el hecho de ponerse al volante bajo los efectos del alcohol y/o las drogas. De hecho, el conductor protagonista de esta noticia fue aún más lejos, ya que fue detenido por la Guardia Civil de Tráfico en hasta tres ocasiones en una misma noche por conducir bajo los efectos de la droga y el acohol desde Castellón a Madrid.

El conductor, de 49 años y nacionalidad española, hizo caso omiso a las dos primeras ordenes de los agentes de tráfico para la inmovilización del vehículo. La primera detención se produjo a las 23.45 horas en la zona de Vinaroz (Castellón), dando el conductor un resultado positivo en alcoholemia de 0,85 mg/l de alcohol en aire espirado, triplicando la mínima establecida. La segunda detención se produjo en la zona de Tarancón (Cuenca).

Por último, ya a las 9.15 horas de la mañana una patrulla de motoristas del Destacamento de Tráfico de Arganda del Rey detuvo por tercera vez al mismo vehículo y conductor a la altura del kilómetro 37 de la carretera A-3 (Madrid-Valencia) en el sentido Madrid. Los Agentes fueron notificados por la Guardia Civil de Tráfico de Cuenca y se volvió a someter al conductor a un control de alcoholemia obteniendo un resultado positivo de 0,69 mg/l en aire espirado, cifra que aún triplicaba el límite establecido.

Además, también se le sometió a la prueba de drogas tóxicas o sustancias estupefacientes que acabó dando positivo en cocaína, cannabis, anfetamina y metanfetamina, lo que derivo en la detención del conductor como presunto autor de un delito Contra la Seguridad Vial y el transporte del vehículo al depósito municipal.

El conductor se enfrenta a un pena de prisión de tres a seis meses o con la multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días. Asimismo, no podrá conducir vehículos a motor y ciclomotores entre uno y cuatro años.