Así influye la reducción de la velocidad a 90 km/h en la distancia de frenado

Así influye la reducción de la velocidad a 90 km/h en la distancia de frenado
Alberto Martínez
Alberto Martínez


La campaña de la DGT #MejorMásDespacio se sustenta en cuatro vídeos divulgativos. El segundo de ellos, que hoy nos ocupa, pone el foco en la reducción de la distancia de frenado y las ventajas que puede suponer en las carreteras secundarias.

Esta campaña divulgativa tiene como objetivo ensalzar los beneficios viales que tiene el cambio normativo que entrará en vigor el 29 de enero. Una de las medidas más representativas es la reducción del límite de velocidad en las carreteras secundarias, de los 100 km/h actuales a 90 km/h.

Dentro de esa línea de discurso, en el primer vídeo se ponía el foco en la accidentalidad en carretera. El número de fallecidos en los últimos años no ha descendido como en la anterior década, y las carreteras convencionales son las que más percances letales acumulan. En el caso del segundo vídeo, la DGT se hace eco de la realidad de las carreteras convencionales. Son vías que, por lo general, muestran un perfil más sinuoso, tienen un cuidado más justo y presentan una mayor probabilidad de sufrir un acontecimiento imprevisto. El ejemplo que se muestra en el vídeo es el de los desprendimientos, pero se proyecta como espejo de otros tantos.

vídeo dgt

La aparición en la calzada de animales salvajes o la suciedad del asfalto, son otras realidades que también se muestran a través señales y que se recogen como una posibilidad factible en este tipo de vías. Para hacer frente a este tipo de impedimentos, la DGT en su vídeo, muestra la diferencia que hay en la distancia de frenado, tanto en seco como en mojado, si se va a 100 km/h y a 90 km/h. Esto se presenta como una ventaja en materia de seguridad vial para los usuarios de la vía.

En datos, la distancia a frenado en seco a 90 km/h es de 70 metros, mientras que a 100 km/h es de 84 metros. La diferencia es de 14 metros. En caso de que el firme se encuentre mojado, la distancia de frenado a 90 km/h es de 119 metros, mientras que a 100 km/h es de 143 metros. La diferencia en este caso se cifra en un aumento de 24 metros. Esta diferencia espacial entre la detención del vehículo a una y otra velocidad es clave en el caso de encontrar algún tipo de imprevisto en la calzada, y es justo eso lo que busca dejar claro la Dirección General de Tráfico con la publicación de este vídeo.